Fútbol > PEÑAROL

Barrera se despidió y Ruglio asumió como nuevo presidente de Peñarol

Ignacio Ruglio anunció un plan de transparencia para su gestión: un profesional de cada agrupación que integra su consejo directivo lo controlará mensualmente

Jorge Barrera e Ignacio Ruglio
El nuevo consejo directivo
Jorge Nirenberg
Damiani, Ruglio y Zaidensztat
Guillermo Varela
Rodolfo Catino
Eduardo Zaidensztat
Marcos Acle
El abrazo de Ruglio
Juan Pedro Damiani
Ignacio Ruglio y Rodolfo Catino
Ignacio Ruglio y Jorge Barrera
Ignacio Ruglio y Jorge Barrera
Ignacio Ruglio y Jorge Barrera
Jorge Barrera
El cambio de mando de Peñarol
Álvaro Queijo
La ceremonia fue en el Campeón del Siglo
La ceremonia fue en el Campeón del Siglo
Ruglio, Barrera y Catino
El nuevo consejo mirasol
Jorge Barrera
Ignacio Ruglio

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2020 a las 18:31

El nuevo consejo de Peñarol que encabezará Ignacio Ruglio asumió funciones este miércoles en un acto celebrado en el estadio Campeón del Siglo. 

La ceremonia de traspaso de mando en la que sesionó por última vez el consejo con Jorge Barrera al frente se iba a desarrollar en el Palacio Peñarol, pero al constatarse el contagio de covid-19 de un empleado administrativo se decidió mudar de escenario. 

"Hoy el club comienza una nueva etapa, como último acto presidencial, como última relación con el mundo del fútbol, pero fundamentalmente como hincha de Peñarol, le deseo el mayor de los éxitos a la nueva directiva y que ojalá sea la mejor de la historia de Peñarol. Los jugadores, los cuerpos técnicos, los dirigentes cumplimos ciclos y la pandemia nos ha demostrado que somos cada días más vulnerables. Esto nos lleva a ser más humildes para ser mejores personas, por eso deseamos que este ciclo nos marque que lo único eterno como el tiempo y florece en cada primavera es Peñarol y que Peñarol está por encima de todo", dijo Barrera en la apertura de la ceremonia de traspaso de mando. 

Jorge Barrera

"Me voy a tomar algunas licencias personales, ya no como presidente de Peñarol sino como Jorge Barrera. Es una gran alegría que vengan al Campeón del Siglo mi madre y mi hermana que con mi hijo y mi esposa me acompañaron en los momentos más difíciles, los de mayor dificultad y mayor tristeza. Con aciertos y errores dejé el alma por Peñarol. Hoy no tengo presente físicamente a mi viejo, tengo a quien me hizo hincha de Peñarol que es mi madre, pero lo quiero recordar con lo que él me enseñó y que es de bien nacido ser agradecido. Quiero agradecer a Juan Pedro Damiani quien me empujó a la presidencia, a mis compañeros de consejo directivo que estuvieron en el acuerdo y el disenso llevando adelante a la institución, gracias a todos los socios, me puedo morir tranquilo hoy porque no hay honor más grande que ser presidente de Peñarol. Agradecer a los hinchas. A partir de ahora voy a estar en cada tribuna deseando lo mejor para Peñarol, que lo mejor siempre esté por venir. La única sugerencia que voy a dar, y no me llamen porque no voy a dar ninguna nota más, es que vivan la fraternidad; para un peñarolense no hay nada más importante que un peñarolense, y que eso no sea letra muerta, que no se vea en el otro la diferencia sino que desde la diferencia se construya unidad, porque todos queremos lo mismo. Ese es el Peñarol con el que sueño para el futuro y viva siempre Peñarol", concluyó Barrera en sus últimas palabras como presidente del club. 

Ruglio por su parte, expresó en forma mucho más breve: "Gracias a todos por sus tres años de trabajo dedicados a esto, solo los que estamos en la diaria sabemos el sacrificio que es y las horas que se le restan a la familia".

Ignacio Ruglio

Fue así como Barrera y el vicepresidente saliente Rodolfo Catino se abrazaron en ese momento para marcar simbólicamente el cambio de mando. 

Posteriormente, Ruglio agradeció a su familia, y le pidió tres años de trabajo "desinteresado" al nuevo consejo directivo. "Lo único que nos tiene que mantener juntos es la gloria y la grandeza de Peñarol". 

También tuvo palabras especiales para Juan Pedro Damiani a quien le ganó en una elección reñida celebrada el pasado 5 de diciembre: "Juan Pedro me abrió las puertas del club y me enseñó la mayor parte de las cosas que sé, lo voy a necesitar cerca mío porque tiene un camino recorrido que no tengo y voy a necesitar de él". 

Juan Pedro Damiani

Damiani, por su parte, expresó: "Cuando asume un nuevo consejo directivo es un momento de gran ilusión y entusiasmo. Asume una conducción nueva y estamos todos ilusionados de que puedan plasmar todo lo que Ignacio tiene en mente; si le va bien le irá bien a la mitad más muchos de este país. Tenemos una historia de muchos años, siempre fue un muchacho inquieto y los dos coincidimos en algo: que el club tuvo siempre una gestión presidencialista. Festejo que tome esa posición de presidencialismo que ha caracterizado al club en 126 años de gloria. Coincido que la gestión económica y la cancha la tiene que marcar el presidente. Le deseo al nuevo consejo lo mejor porque estoy convencido que empieza una nueva era y ahí estaremos, nunca poniendo piedras en el camino porque para mí no hay más oposición, acá somos todos peñarolenses. Salud Peñarol y arriba Ruglio". 

El lunes se empieza a armar el nuevo Peñarol

Ruglio anunció que el lunes arrancarán a trabajar Pablo Bengoechea como director deportivo, Néstor Gabriel Cedrés como gerente deportivo y Walter Olivera como director institucional. "Cada dos o tres días daremos anuncios que estarán pactados con el consejo directivo entrante; la idea es llegar a consensos entre los 11 y que todos estemos de acuerdo en los cargos y funciones que cada cual va a cumplir". 

"Mañana a las 8 de la mañana voy a tener una charla abajo de un árbol con Mario Saralegui. El resto de lo que pase lo sabrán la semana que viene. Peñarol tiene entrenador y el sábado nos jugamos un partido muy importante", expresó el flamante presidente. Saralegui tiene contrato hasta el 31 de este mes y luego ya es un hecho de que no seguirá en el club más allá de que el DT expresó que "nadie me dijo que mi último partido es este fin de semana".

Ignacio Ruglio y Jorge Barrera

"Ya hemos hablado de técnicos porque estamos buscando, pero hasta el sábado es Saralegui y no vamos a nombrar a nadir; es el nuevo respeto del que siempre habla Bengoechea. Pablo ya tiene el 100% de los contratos y el panorama de lo que viene en formativas, sabe los que siguen vigentes y los que vencen para armar en su cabeza el Clausura a partir del 9 de enero. Va a empezar a trabajar con una Comisión de Fútbol reglamentaria integrada por un miembro de cada grupo del nuevo consejo directivo y van a empezar a marcar el camino del Peñarol que se verá desde el 9 de enero. Soy yo quien va a estar arriba de esas decisiones para que los aciertos sean del grupo de trabajo y para hacerme responsable yo de los errores", afirmó Ruglio. 

El plan de transparencia

"Los hinchas decidirán en tres años el futuro del club pero hoy les decimos que haremos un trabajo con honestidad y dedicación al cargo. En 30 días les presentaremos los números oficiales para que los puedan medir en tres años con los que dejaremos", anunció el flamante presidente. 

Ignacio Ruglio y Rodolfo Catino

"Formaremos un grupo de contadores o economistas para empaparse en los números del club y una vez al mes, sin excusas, cada uno de las facciones integrantes del nuevo consejo enviará a un contador para que tenga los números abiertos y que el 100% de los socios una vez al mes sepan cuánto se gastó, desde una botella de agua hasta el pase más grande. Nos podrá ir bien o mal en lo deportivo, pero saldremos con las manos limpias, la cabeza alta y el deber cumplido. Una vez al mes, por redes sociales esto se comunicará a través de los encargados de los números para que todo lo que pase esté auditado", afirmó Ruglio. 

"Una vez al mes a los abogados de cada agrupación también se los pondrá al tanto de cada contrato que se firme en el club. Nada se firmará sin que se sepa a lo que se compromete el club la firma del secretario y el presidente; eso le va a dar mucha tranquilidad a los socios", agregó. 

Consultado con qué objetivos deportivos se iría feliz una vez terminado su mandato respondió: "Con dos de tres Uruguayos, con la enorme mayoría de los clásicos ganados y con buenas competencias internacionales; si tocamos la gloria en una Sudamericana o Libertadores me podré ir a descansar habiendo cumplido el sueño de mi vida". 

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...