Cargando...

Mundo > CUMBRE

La OTAN mira hacia China y la considera una amenaza

El nuevo concepto estratégico definido en la reunión de Madrid es una de hoja de ruta para una década, con China en la mira

Tiempo de lectura: -'

01 de julio de 2022 a las 16:19

En la reunión de la OTAN llevada a cabo en Madrid los pasados miércoles 29 y jueves 30 de junio, los socios de la alianza atlántica dieron un paso fuerte para confrontar no solo a Rusia sino también a China, al considerarla como una amenaza.

Tal lo expresado en el documento final de los 30 países firmantes que incluye a 28 países de Europa y a las que se suman Estados Unidos y Canadá.

El documento “Un nuevo concepto estratégico” pone de manifiesto que el clima de guerra no es solo el terreno de operaciones militares en Ucrania por la invasión rusa sino también una polarización de ese bloque con China.

En efecto, hasta ahora la alianza atlántica no tenía en la mira al país más poblado de la Tierra. Sin embargo, el marco de la guerra en Ucrania, con la crisis energética y el estrés financiero que creó este nuevo escenario desató tanto un aumento en las inversiones en material bélico así como la asignación de más tropas. Los socios decidieron tener 300 mil soldados en unidades de despliegue rápido y Estados Unidos decidió aumentar en 20 mil los efectivos en Europa, especialmente en Polonia y Rumania, dos países cercanos al escenario del conflicto armado.

Lo novedoso es que, ante el ascenso de China y la cooperación que tiene con Rusia, el documento habla de “reforzar significativamente” la capacidad de “defensa y disuasión, con especial atención al flanco oriental”.

En este marco, el presidente de Estados Unidos Joe Biden dijo en conferencia de prensa que su país reforzará sus recursos “en la zona del océano Pacífico”.

Los cambios son muy profundos de acuerdo a la historia de este acuerdo iniciado en 1949 por 12 naciones en el marco de la Guerra Fría con la ex Unión Soviética. Se trató justamente del año de la Revolución China liderada por Mao Zedong y que desde entonces pasó de ser una nación pobre a convertirse en la segunda potencia del planeta.

Una nueva visión geopolítica lleva a que, en términos territoriales, la reunión abriera paso para estrechar los lazos con socios como Japón, Australia, Corea del Sur y Nueva Zelanda que, por primera vez, estuvieron presentes en una reunión de la organización.

El documento habla de “los regímenes autoritarios”, denominación que recae no solo sobre Rusia sino también sobre China. En cuanto a Beijing, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, señaló que no se considera “un adversario”, pero subrayó que “no se puede ser ingenuo con respecto a los desafíos que plantea”.

China, dice el texto de la OTAN, tiende a “erosionar malignamente a las democracias”.

Repercusión en China

El jueves 30 de junio, apenas terminada la reunión de la OTAN, la prensa china rechazó la declaración de Madrid. El diario de Beijing Global Times en su edición de ese día dice que eso “solo exacerbará, sin dudas, la confrontación regional y las divisiones".

Según el académico chino Wang Yiwei los países europeos "están adoptando gradualmente una mentalidad de confrontación" y China debe "estar alerta" contra quienes "exageran la teoría de la amenaza china".

Wang Yiwei es director del Instituto de Asuntos Internacionales, director del Centro de Estudios de la Unión Europea y vicepresidente de la Academia de Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Características Chinas para una Nueva Era de la Universidad de Renmin, China.

"Lo que está haciendo Estados Unidos es convertir la globalización en una actitud orientada a la confrontación de bloques. Sea en temas de seguridad o en cuanto a las cadenas de suministro, se enfatiza en contrarrestar amenazas y en garantizar su autonomía", agrega Yiwei. 

Otros expertos citados por Global Times como Da Zhigang sostienen que "la amenaza china no es más que una excusa para escalar la situación y que la OTAN se expanda hacia Asia". "Ese es el objetivo final de Tokio y de Seúl. Ellos creen que, después del conflicto entre Rusia y Ucrania, la seguridad colectiva bajo el paraguas de Estados Unidos es la tendencia a seguir", comenta. El experto especifica que en el caso de Japón, "quiere usar la OTAN para arrastrar a los miembros europeos al noreste de Asia, ahorrando costos y compartiendo los riesgos de una confrontación con Rusia y China".

Beijing ha pedido a la OTAN en repetidas ocasiones que no exagere "la teoría de la amenaza china" y exigido "racionalidad" a la Alianza a la hora de evaluar su desarrollo. El portavoz de Exteriores Zhao Lijian volvió a asegurar ayer que "en los últimos años, la OTAN ha injerido repetidamente en los asuntos de Asia-Pacífico. Por ejemplo, enviando aviones y buques de guerra para realizar ejercicios en aguas cercanas a China, lo cual crea tensiones y aviva las disputas". "La OTAN busca avanzar en nuevas zonas y sigue con su actitud de la confrontación de bloques. El mundo tiene que estar atento y rechazarlo. La OTAN, en definitiva, tiene que abandonar su mentalidad de guerra fría y dejar de crear líneas ideológicas", indicó el vocero.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...