23 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,05 Venta 41,25
14 de marzo 2023 - 5:03hs

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) anunció que está investigando su gestión y supervisión del Silicon Valley Bank (SVB) a raíz de su debacle, y publicará un informe con sus conclusiones el próximo 1° de mayo.

"Debemos ser humildes y llevar a cabo un análisis cuidadoso y exhaustivo sobre cómo supervisamos y regulamos a este banco, y qué deberíamos aprender de esta experiencia", dijo el vicepresidente de Supervisión de la FED, Michael Barr, en un comunicado.

Barr será el encargado de liderar la investigación luego el fiasco del SVB, que tuvo que ser intervenido por las autoridades de California y cuya caída causó tensión en el sistema bancario.  "Los sucesos relacionados con el Silicon Valley Bank exigen un análisis exhaustivo, transparente y rápido ", añadió el presidente de la FED, Jerome Powell.

Más noticias

El domingo por la noche, los Departamento del Tesoro, la Reserva Federal y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés) anunciaron un plan para proteger los depósitos del SVB, pero también del Signature Bank de Nueva York, otras de las entidades afectadas por la masiva retirada de los ahorristas.

El dinero que se usará para garantizar los depósitos de esas instituciones provendrá de un fondo de garantías al que contribuyen los bancos estadounidenses, y no estará financiado con el dinero de los contribuyentes, algo en lo que puso especial énfasis la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, durante una rueda de prensa.

La reciente debacle del SVB de California, el decimosexto banco estadounidense por capitalización, desató un temblor financiero en el país que está poniendo en aprietos a una decena de corporaciones medias y pequeñas, y en menor medida a las acciones de los gigantes financieros.

Desde que las autoridades ordenaron el pasado su intervención, los analistas argumentan que la caída de la entidad, centrada en la captación de depósitos provenientes de empresas tecnológicas emergentes, responde más a una mala gestión de su capital que a las debilidades del sistema. Sin embargo, sus efectos se siguen sintiendo en Wall Street.

"Los estadounidenses pueden tener confianza en que el sistema bancario es seguro. En mi administración nada ni nadie está por encima de la ley", recalcó el presidente Joe Biden en un mensaje para tranquilizar a los estadounidenses y reiterar que el sistema bancario del país "es seguro".

Hasta el momento, sólo un banco, el neoyorquino Signature Bank, vio cómo la tierra se abría bajo los cimientos de sus sucursales. Las autoridades, siguiendo el ejemplo de SVB, decidieron el domingo cerrar e intervenir la entidad.

SVB captó miles de millones en depósitos entre 2020 y 2022 gracias a la buena marcha de las tecnológicas durante la pandemia y utilizó la mayor parte del dinero para comprar Bonos del Tesoro a largo plazo. Con la crisis postpandemia y la subida de tipos de interés por parte de la FED, que encareció el dinero, sus clientes aumentaron los gastos y ralentizaron el ritmo de sus depósitos.

Para hacer frente a la necesidad de liquidez de las empresas que tenían sus depósitos en la entidad, el SVB vendió Bonos del Tesoro por US$ 21.000 millones, lo que le trajo aparejada una pérdida de US$ 1.800 millones que intentó compensar con una ampliación de capital.

Sin embargo, tras el anuncio de la operación, sus acciones se desplomaron un 60% el jueves, la captación de capital se frustró y muchos clientes retiraron sus fondos, lo que ahondó la caída de sus títulos el viernes y llevó a las autoridades a intervenir la entidad para evitar que la situación se agravara.

Ahora, muchos inversores temen que otros bancos, sobre todo aquellos expuestos al mismo tipo de clientes, sufran una huida repentina de depósitos que no puedan gestionar, por lo que se lanzaron a la venta de sus acciones, como en los casos del First Republic (-51,42%), Western Alliance (-49%), PacWest (-47%), Comercia (-26%), Zions (-18%) y Charles Schwab (-8,69%), entidades que procuran mantener la compostura a pesar de las colosales caídas de sus títulos.

First Republic intentó, hasta el momento sin éxito, calmar los temores del mercado con un comunicado en el que aseguró haber mejorado y diversificado su posición financiera a través del acceso a liquidez adicional mediante créditos de la FED y el JPMorgan Chase. "La liquidez total disponible y no utilizada para financiar operaciones es, ahora, más de US$ 70 mil millones", dijo el banco con sede en San Francisco, California.

Este ambiente de preocupación también contagió a los inversores del lado del Atlántico, donde los descensos más abultados fueron para el alemán Commerzbank (-12,71%), el suizo Credit Suisse (-9,58%), y el italiano Unicredit (-7,84%). Por su parte, los españoles BBVA y Banco Santander perdieron el 8,24% y el 7,35%, respectivamente; mientras que, en el Reino Unido, los títulos de Barclays cayeron un 6,31% y los de HSBC, que anunció la compra de la filial británica del SVB, un 4,13%.

(Con información de la agencia de noticias EFE)

Temas:

Sillicon Valley Bank signature bank

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos