El comportamiento en la vida cotidiana > El comportamiento en la vida cotidiana

La solidariedad

Tiempo de lectura: -'

31 de julio de 2020 a las 05:03

Estamos viviendo momentos duros en nuestra tierra. Parecería a primera vista, que no se los pueden comparar, por ejemplo, con los vividos hace décadas, con la poliomilitis. Pasaron algunos años y, ante el asombro y la acción de gracias, padres y madres pudimos recibir una esperanza que se convirtió muy pronto e una panacea que perdura.

La pandemia que se sufre a lo largo y a lo ancho de la Tierra, no tiene una solución de la noche a la mañana. No obstante, los científicos trabajan sin descanso. Somos millones de mujeres y de hombres que, en la medida de las posibilidades, continuamos mientras tanto, con nuestro trabajo cotidiano.

En algunos países ha comenzado a sentirse el calor. Nosotros ya estamos en invierno. No son tiempos para las diversiones alocadas. Las altas y las bajas temperaturas han existido siempre. Por eso me dan pena los viajes y las estadías en las playas ignotas. No disiento con el descanso reparador pero hay límites y, entre ellos y, en primer lugar, está la conciencia personal

Desde esta tierra, tan nuestra, podemos colaborar. En primer término, haciendo caso a las advertencias sanitarias y poniendo de nuestra parte el ánimo, por si llegara a faltar.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...