Selección > OTRA CARA DEL PROCESO

La sub 20 y el desafío de escalar al máximo nivel

Tras subir muchos escalones de organización desde 2006, los procesos de sub 20 asumen ahora el desafío de revalidar un título 

Tiempo de lectura: -'

14 de enero de 2019 a las 05:00

El Sudamericano sub 20 que el viernes se iniciará para Uruguay establecerá para sus selecciones juveniles un nuevo escenario, que permitirá descubrir si finalmente la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) está en condiciones de ascender al penúltimo nivel en calidad de organización o si aún deberá seguir trabajando en busca de alcanzarlo.

El último nivel en cualquier proyecto deportivo corresponde a la estabilidad y permanencia en el tiempo de éxitos y objetivos cumplidos. Este es el más difícil de lograr, en una organización tan volátil como la AUF, porque solo los años y la confirmación de superación a través de las nuevas generaciones permitirá brindar ese sello de calidad.

Desde que Óscar Washington Tabárez llegó en 2006 a la AUF y estableció un nuevo marco para las selecciones juveniles, Uruguay ingresó en un nuevo mundo de estabilidad y crecimiento. Este nuevo entorno le permitió subir un nivel. La AUF abandonó la informalidad, al menos en ese rubro.

 

Los procesos de preparación de las selecciones dejaron de ser un trabajo de dos o tres meses previos a la competencia en una cancha de fútbol cinco o en campos de los clubes que generosamente cedían sus espacios, con entrenadores designados circunstancialmente para un torneo, sin más criterio que el gusto o amistad de los dirigentes de turno, y se transformaron en un recorrido que tiene continuidad en el tiempo.

Fabián Coito llegó en 2007 a la selección. En estos 12 años pasó por las tres categorías de juveniles (sub 15, sub 17, sub 20), en un trabajo ininterrumpido con ciclos de preparación que se extienden durante casi dos años (de Mundial a Mundial). En el caso de la sub 20 que viaja este lunes a Chile, comenzó a prepararse para este Sudamericano (que continuará hasta el Mundial si clasifica) en agosto de 2017, hace 17 meses. En el torneo de Polonia, en junio, habrá cumplido 22 meses de trabajo.

Ese primer paso que dio la AUF en selecciones juveniles le brindó un proceso que redundó en trabajo a largo plazo. Multiplicaron la cantidad de partidos internacionales de preparación para cada torneo. Esta selección sub 20 jugó 44 partidos locales e internacionales entre 2017 y 2019. Hasta 2007 llegaban con cuatro o cinco partidos. Los jugadores entrenaron todas las semanas del año de lunes a miércoles en el Complejo de la AUF, en donde disponen de infraestructura calificada y el entorno apropiado para reafirmar su crecimiento. Almorzaron tres veces a la semana en el complejo. Entrenaron en las mismas instalaciones que Suárez y Cavani. Se cambiaron en el mismo vestuario. Vieron a sus ídolos, compartieron con ellos y escucharon sus historias. Tabárez asistió a los entrenamientos de sub 15 a sub 20.

Los juveniles sintieron el compromiso (y obligación, con la presencia del entrenador de la mayor al costado de la cancha) de imitar a los más grandes. Finalmente, el legado a las nuevas generaciones fue goteando para blindarlos en ese difícil recorrido, lleno de intereses económicos de familiares y empresarios, hasta llegar a ser futbolistas profesionales. Coito, en sub 20, o Alejandro Garay y Diego Demarco en sub 17 y sub 15, trabajaron con todos los jugadores que quisieron evaluar en cada ciclo de dos años y llegaron al final de cada proceso con un equipo de 20 a 23 jugadores que conformaron la selección de cada categoría. Los equipos tuvieron una misma identidad. Abandonaron el pelotazo, que suele ser tan común en las canchas uruguayas, para avanzar con un estilo de progresión en el campo en base a fútbol a dos toques y permanente generación de espacio de volantes y delanteros para llegar a la cancha rival. 

Las selecciones juveniles encontraron un respaldo que no existía. Salvo en el período de Víctor Púa entre 1993 y 2001, cuando el entrenador condujo con éxito en la formación de jugadores de fútbol. Antes de 1990, la organización en la AUF era muy precaria y los procesos exitosos quedaban atados a las buenas decisiones y continuidad de los técnicos de turno, como el caso de Raúl Bentancor y Esteban Gesto a fines de los años 1970. 

Con Tabárez y el programa Gol al Futuro, que desde 2009 le cambiaron la forma de prepararse a los futbolistas, por estos días se forman personas que serán capaces de triunfar dentro o fuera de una cancha.

En ese mismo proceso de alcanzar el imaginario AAA en sus selecciones de fútbol como si se tratara de la calificación de grado inversor del país, el Sudamericano de Chile plantea para Uruguay el desafío de aprender a convivir en un nuevo escenario: con los títulos.

Palabra de Coito

Si tuviera que resumir la preparación de esta sub 20 para el Sudamericano, diría que…
El equipo evolucionó mucho. Sé, a través de las experiencias que tuvimos en diferentes selecciones, que el período de trabajo es largo, es muy importante, pero no es definitivo al momento de determinar el perfil del equipo. El equipo se decide en este período para el campeonato, y durante todo el largo tiempo de preparación (en este caso desde agosto de 2017) le vamos dando posibilidades a jugadores que en sus clubes se van destacando y les llegan posibilidades del exterior, de comprarse con futbolistas de buen nivel de otros equipos, de entrenar en buenas canchas, de competir internacionalmente y de ir dando unas ideas conceptuales muy generales. Después el perfil del equipo y el estilo del juego lo damos en esta última etapa de preparación, luego de haber tenido ese tiempo que nos permitió elegir con qué jugadores decidimos afrontar la competencia.

Los jugadores tienen en la cabeza la defensa del título, ¿de qué forma le saca presión a esa situación?
No es fácil, cuando hoy nos toca ir a defender un título. De todas formas, en ningún momento los comparé ni intenté generar una similitud o referencia con la anterior sub 20. Entiendo que cada grupo escribe su propia historia. Nosotros apuntamos mucho, en base a la experiencia, a qué cosas entendemos son importantes y cuáles no, y en ese sentido nunca consideramos ni nos enfocamos en el final. El objetivo es el principio, por tanto si nos preparamos bien para ir haciendo las cosas a medida que van sucediendo creo que tenemos posibilidades de estar en la definición. Si nosotros nos distraemos en pensar e imaginar el final de esta película nos va a sorprender el principio sin saber cómo resolver. Creo que ahí está el tema más importante. El resto vendrá solo. Intento que ellos se sientan cómodos con un juego y se preocupen con intentar llevarlo adelante y que eso sea lo que esté en nuestra mente. ¿Lo otro? Es lógico, porque siempre hay espacio para imaginar lo mejor porque jugar al fútbol para ellos es parte de su pasión. Y las cosas que nos apasionan siempre nos dan posibilidades para soñar con cosas buenas y eso es imposible no tenerlo. No podemos es desenfocarnos o distraernos excesivamente en eso sin darle interés a lo que realmente importa: la preparación y lo primero que tenemos por delante.

¿Qué se verá en definitiva en la cancha?
Por lo pronto, el estilo de un equipo lo dan sus futbolistas. Hay futbolistas que están jugando en Primera que tienen muy buen criterio para tomar decisiones a la hora de salir a marcar y de jugar la pelota. Es un equipo muy dinámico. Intentamos combinar mediocampistas y atacantes en la zona donde hay menos espacio y menos tiempo, y eso se logra no solo trabajando con el mediocampista que pasa la pelota sino con mucha movilidad de los que están delante de la línea de la pelota y la aparición de los que llegan desde atrás con desdoble y que puedan generar sorpresas, para lograr superioridad numérica. Eso fue lo que intentamos. Después, también, frente a determinadas estrategias o alguna selección que nos plantea una característica de fútbol específica, veremos de qué manera imponemos esos mismos conceptos. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...