Nacional > El joven está desaparecido

La trama detrás del dueño del Ferrari que está en la mira de la Justicia turca

Pagó el alquiler de un apartamento durante tres meses sin usarlo y se desconoce dónde está

Tiempo de lectura: -'

21 de marzo de 2018 a las 05:00

El lujoso complejo de cuatro viviendas, ubicado en Rivera 7232 esquina Lido, se encontraba completamente vacío el martes en la tarde, cuando un BMW blanco matriculado en Argentina abandonó la propiedad a toda velocidad. En ese lugar se hospedó Mehmet Aydin, el turco de 26 años investigado en su país por presunta estafa, y propietario del Ferrari 458 Spider blanco que circuló por Malvín Norte entre noviembre y diciembre de 2017.

A los pocos minutos de salir hacia las oficinas de la empresa que administra el alquiler de las viviendas, el BMW blanco volvió a estacionar en las viviendas de Rivera 7232. El Observador consultó al conductor del vehículo si conocía al ciudadano turco que se había estado hospedando en el lugar, pero el hombre levantó sus manos a la altura del volante y con un tono nervioso contestó: "No sé". Consultado sobre qué tipo de alojamiento era aquel, el hombre volvió a levantar sus manos y repitió: "No sé".

Lea también. La Ferrari que apareció en Malvín Norte y un turco prófugo

Según supo El Observador más tarde, el hombre del BMW -que apenas hablaba español- había llegado en ese momento para entregar al administrador de los apartamentos la llave de la "Casa 1", el lugar en el que se hospedó Mehmet Aydin entre marzo y diciembre. El conductor del BMW se había presentado en nombre de la sociedad que había alquilado la propiedad y que, luego de un año de contrato, decidió terminar con el arrendamiento en ese momento.

malvin norte ferrari

Según informó una fuente a El Observador, aunque la vivienda estaba vacía desde hacía tres meses, el alquiler estaba al día.

Mehmet Aydin es creador de la aplicación Ciftlik Bank, un juego de granja en el que los participantes juegan con dinero real comercializando ganado virtual, con la promesa de obtener una gran rentabilidad. Sin embargo, según probó la Justicia turca, esta aplicación no es más que una estafa Ponzi, una clase de fraude piramidal en la que el estafador ofrece rentabilidad a sus inversores, pero los intereses generados por ellos se pagan con el dinero que aportan otros inversores más nuevos en la cadena. El entramado queda al descubierto cuando en determinado momento los nuevos inversiones que entran no alcanzan para pagar la rentabilidad de los primeros.

Embed

Aydin recolectó de esa forma 500 millones de liras turcas (unos US$ 128 millones) de 78 mil personas. Además, cobró por abrir franquicias para 150 negocios un monto superior a los US$ 25 mil cada uno).

Por esta causa las autoridades turcas libraron ordenes de detención contra 18 individuos, según informó el medio local Hurriyet Daily News. Hasta ahora cuatro personas fueron detenidas en ese país por este caso, entre ellas la esposa de Aydin.

Embed

El Ferrari que lo puso en la mira

Cuando las imágenes de un Ferrari 458 Spider, que circulaba en una zona de viviendas precarias de Malvín Norte se viralizaron a finales de diciembre, los vecinos de Carrasco sabían que el lujoso vehículo pertenecía a un joven recién llegado al barrio.

Un vecino, que no quiso dar su numbre, dijo a El Observador que el joven le decía a sus empleados que el Ferrari había sido un regalo de su padre, aunque en realidad fue él mismo quien pagó US$ 640 mil para obtenerlo.

Embed

La compra se hizo en Autolider, adonde Aydin había llegado para adquirir varios camiones para la logística de una empresa que provee a la construcción, y que pertenece a otro ciudadano turco. El empresario, que no es familiar de Aydin, llegó a Uruguay en 2006, para trabajar como soldador en la construcción de la planta de celulosa de la empresa Botnia (hoy a cargo de UPM).

Si bien el emprendimiento fue creado en 2011, la llegada de Aydin en 2017 trajo consigo una importante inyección de capital para esta compañía, que recientemente proveyó de mobiliario a la Torre Trump que se construye en Punta del Este.

Fue durante la compra de camiones que Aydin vio el Ferrari que estaba en exhibición y decidió comprarlo. El propietario de Autolider, Carlos Bustin, se interesó por el cliente extranjero y pidió reunirse con él. En uno de los encuentros le ofreció un yate y una mansión en la Marina de Santa Lucía, el barrio privado náutico ubicado en Ciudad del Plata. De inmediato, Aydin decidió comprar la casa y el yate.

Diario Turco

Un vecino contó que en la propiedad en la que se alojaba Aydin en Carrasco, en los últimos días vieron llegar varios vehículos, a pesar de que en el lugar ya no estaba habitado.

Según los medios turcos, el Ministerio de Agricultura inició una investigación a Çiftlik Bank en febrero y las autoridades libraron una orden de restricción de salida del país para Aydin. Fue así que descubrieron que estaba en Uruguay.

El diario turco Hurriyet informó que ese país se prepara para pedir a Uruguay la extradición de Aydin. Sin embargo, el pedido llegará tarde porque los investigadores descubrieron que el hombre se fue de Uruguay.

Por ahora se desconoce dónde está el joven. La Secretaría Antilavado de Uruguay inició una investigación, pero no encontró ninguna prueba de que el dinero con el que llegó al país tuviera un origen ilegal.

Comentarios