Cargando...
El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

Mundo > COP 27

La Unión Europea podría abandonar la cumbre climática si no respetan los acuerdos de Glasgow

En un clima de tensión debido a las diferencias sobre las emisiones y el financiamiento del fondo de compensación por pérdidas y daños causados por el cambio climático, el vicepresidente de la Comisión Europea amenazó con el retiro de la cumbre

Tiempo de lectura: -'

19 de noviembre de 2022 a las 11:49

El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, aseguró este sábado que Europa está dispuesta a levantarse de la mesa de negociaciones de la Cumbre del Clima si no se respeta lo acordado en Glasgow en 2021 sobre el límite de temperatura de 1,5 ° C., lo que para Timmermans “parece que se está alejando".

La declaración del funcionario se realizó en una improvisada rueda de prensa en la que se mostró rodeado de varios ministros y altos funcionarios europeos, entre ellos la vicepresidente tercera del gobierno español, Teresa Ribera, como inequívoca señal de respaldo a sus manifestaciones.

“Es mejor no tener ninguna decisión que una mala decisión. Por su puesto, nosotros queremos una buena decisión", dijo Timmermans, visiblemente molesto, ya agregó “permítanme ser muy claro: la Unión Europea quiere un resultado positivo, pero no aceptaremos un resultado a cualquier precio (...). todos los ministros están preparados para marcharse si no conseguimos un buen resultado".

Por su parte, Teresa Ribera, quien aseguró que nunca ante se habría aprobado un acuerdo de retroceso, dijo que “si la decisión de la COP27 es la ambición de trabajar contra el cambio climático y reducir las contribuciones que "todo el mundo" tiene que aportar para hacerlo viable, Europa no participará de este resultado”.

Las negociaciones de la COP27 en Sharm el Sheikh siguen estancadas y las partes deberían haber encontrado un punto de consenso este viernes. Ante el bloqueo y el inmovilismo, la presidencia de la cumbre anunció una prórroga para tratar de desbloquear la situación. Su intención era finalizar la convención climática este sábado, pero a primera hora del día el acuerdo sigue lejano.

El problema gira en torno al cumplimiento del objetivo de París y Glasgow de mantener las temperaturas por debajo de 1,5ºC, pero también en torno a la aprobación de un mecanismo de compensación de pérdidas y daños, un nuevo fondo para sufragar los gastos generados por las consecuencias de los eventos extremos de la crisis climática.

En las últimas horas Europa se mostró proclive a respaldar la posición de los países empobrecidos, que son los más interesados en el fondo de pérdidas y daños. Sin embargo, la delegación europea ha puesto como condición que los países en desarrollo con economías emergentes, una referencia velada a China, también participen en este fondo y, además, eleven su compromiso de reducción de emisiones.

En esa situación, el gigante asiático en el último plenario del viernes mostró su rechazo a esta idea y defendió que "es el momento de implementar el Acuerdo de París y no de reescribir la convención". Se refería a la división entre países ricos y pobres que se acordó en la Cumbre de la Tierra de 1992, en la que China, debido a la situación económica, figuró cómo país en desarrollo. Europa entiende que el país es ya una superpotencia mundial y consideran que se le debe exigir lo mismo que al resto de Estados desarrollados tanto para reducir sus emisiones como para temas de financiación.

Aunque en los últimos años ha sido habitual que las negociaciones se alarguen más de la cuenta, esta vez la tensión entre las partes es demasiado alta. Las palabras de Timmermans y Ribera abren la puerta a la suspensión de la conferencia, algo que sólo ha ocurrido una vez en la historia, en la COP6 de La Haya del año 2000, cuando el enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unión Europea hizo fracasar el multilateralismo.

Según los protocolos vigentes de la ONU, cuando las naciones son incapaces de acercar posturas, las negociaciones se terminan y se posponen a una cumbre denominada COP-Bis. En el año 2000, cuando fracasó la COP6 en La Haya, la cumbre COP-Bis se celebró al año siguiente, durante el verano, en Bonn (Alemania), algo que podría ocurrir este año si la presidencia no consigue encarrilar el debate.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...