26 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
20 de mayo 2019 - 5:01hs

Desde que anunció su pasaje al mundo político, el exdirector del centro educativo de Casavalle Los Pinos, Pablo Bartol no dejó de recorrer el país. Como integrante del equipo técnico del precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou, Bartol recorre residenciales de ancianos, centros de asistencia a personas con discapacidad y barrios. Parte de sus recorridas están vinculadas a que, si Lacalle Pou llega al gobierno, Bartol será el ministro de Desarrollo Social, el ministerio más criticado por el sector Todos. 

Ya sea por pedidos de informes, análisis de observaciones del Tribunal de Cuentas de la República o críticas a través de ruedas de prensa, el sector del precandidato se volvió uno de los más críticos con la gestión del Mides. El diputado Martín Lema, dirigente de la lista 404, denunció en más de una oportunidad presuntas irregularidades en la cartera de Desarrollo Social hasta que la acumulación de denuncias derivó en que Lacalle Pou pidiera que se instalara una comisión investigadora en Diputados, una propuesta parlamentaria que terminó fracasando porque no tuvo los votos del Frente Amplio.

Las críticas al Mides también se reflejan en el programa de gobierno del sector Todos para el período 2020-2025. El documento tiene un inciso específico llamado “el fracaso del Mides” en el que afirma que “si bien (durante los gobiernos del Frente Amplio) se redujo la pobreza monetaria, eso es el resultado de transferencias monetarias realizadas desde el gobierno” pero que “en demasiados casos esa mejora en los ingresos de hogares vulnerables no ha ido acompañada del fortalecimiento de capacidades que les permitan sostenerse de forma autónoma”.  

En ese marco de críticas políticas, parlamentarias, de técnicos y del propio programa de gobierno, Lacalle Pou y su equipo proponen una reorganización del Mides, que pretenden que sea paulatina y que cambie algunas de sus funciones para concentrarlo en otras. 

Camilo dos Santos

Esa “reorganización” a la que hace referencia el programa apunta a que el organismo “se concentre en tareas de rectoría, al tiempo que la operativa se trasladará a otros ámbitos”. Para el sector, la ejecución de programas concretos debe dejar de estar totalmente en manos del Mides y pasar a ser una coordinación entre la cartera, los gobiernos departamentales y organizaciones de la sociedad civil. 

Durante una recorrida por Trinidad, Bartol explicó a El Observador que la reforma del Mides se resume en “un cambio de paradigma”. Es decir, que se dejen de lado programas sociales dispersos y que pasen a ser programas generales. “Primero hay que trabajar en el barrio de manera integral con toda la familia. Hoy en día está todo muy dividido en Inmujeres, Inju, Inmayores. Pero nosotros queremos que todo pase a ser a través de mentores barriales”, señaló. 
Bartol insistió en que si es ministro se mudará al barrio Casavalle. “No puedo mudar todo el edificio de 18 de Julio pero si soy ministro y alguien quiere hablar conmigo va a tener que ir a Casavalle”, dijo.

Para el sector Todos en ese cambio en el Mides los técnicos pueden aportar conocimiento pero no tienen la empatía necesaria para que una persona salga de la situación vulnerable en la que se encuentra. 

“La persona tiene que empoderarse y eso se hace a través de otros que esutvieron en una situación parecida. La ayuda monetaria no es suficiente, si no tenés a alguien que te ayude a cambiar es imposible”, dijo. 

Diego Battiste

Por otro lado, consideran que las políticas sociales tienen no pueden ser eternas, porque una política social exitosa es aquella que desaparece. “El gran desafío que tendrá el próximo gobierno es ponerle signos de interrogación al Mides. Si es verdaderamente un ´Ministerio de Desarrollo Social´”, dijo Lacalle Pou a El Observador  sobre cómo cree que funciona la cartera actualmente. 

Para el precandidato y su equipo, la reorganización implica “un fuerte compromiso con la descentralización, la delegación y la cooperación con organizaciones voluntarias”. 

“Todo esto supondrá desarrollar una ingeniería de convenios e instrumentos de seguimiento y evaluación, así como organizar tareas de capacitación para el personal del propio ministerio”, agrega su programa de gobierno. 

Bartol, en tanto, explicó que cambiar la forma en la que funciona el Mides puede compararse con recibir un medicamento y seguir un tratamiento médico. “Acá queremos programas generales que van a seguir existiendo pero no les vamos a dar el peso que tienen ahora. Primero hay que atender al último de la fila y empujarlo para que cumpla con el ‘tratamiento’ que se le pide hacer”, señaló. 

Diego Battiste

Ese empuje creen que debe venir de una contrapartida, porque  “tiene que haber un impulso para seguir progresando”. “Pedimos una contrapartida no para perseguir o castigar. En cuanto la persona empieza a ver que puede colaborar con algo siente que está haciendo algo por los demás y se empodera”, dijo el exdirector de Los Pinos. 

El foco en la transparencia 

Lacalle Pou considera necesario que las auditorías de los organismos del Estado sean constantes. En el caso particular del Mides propone “aplicar una política de transparencia total” mediante la que se compromete a divulgar objetivos, metas e indicadores e información detallada sobe presupuesto y ejecución presupuestal. 
También, de llegar al gobierno, las autoridades del Mides difundirán el Currículum Vitae de todo el personal técnico contratado y los antecedentes de las organizaciones de la sociedad civil con las que trabajen. 

“Un programa, un responsable”

Dentro de la reorganización planteada para el Mides, el equipo de Lacalle Pou aspira a la proximidad, es decir al trabajo desde y en el territorio. Por eso proponen  trabajar con una red de mesas territoriales que estén integradas por referentes locales. Su tarea, indican, será la de distribuir los recursos de acuerdo a necesidades particulares.

G.Zamora

A su vez, para el sector Todos, se debe instalar el principio de “un programa, un responsable” para “evitar ineficiencias y disolución de responsabilidades”. Eso, explicó Bartol, quiere decir que no se disperse la responsabilidad porque hay varios programas que se enfocan en la misma tarea. 

Programas de alto impacto

La reorganización también implica, entienden, que las política sociales se organicen en “un conjunto relativamente reducido de programas interinstitucionales de alto impacto” y no “en una multitud de iniciativas difíciles de identificar, controlar y evaluar”. 

A eso se le suma el fortalecimiento de las asignaciones familiares como forma de transferencia de dinero. La propuesta concreta es que esa asignación se equipare con la del Plan de Equidad para alentar la búsqueda de empleo. 

La reorganización del Mides 
  • El programa indica que quieren “desmontar el actual formato burocrático y compartimentado para pasar a una organización flexible, centrada en la ejecución de programas globales”. 
  • El equipo de Lacalle Pou busca “organizar la política social en un conjunto relativamente reducido de programas inter-institucionales de alto impacto, en lugar de dispersarla en una multitud de iniciativas difíciles de identificar, controlar y evaluar”. 
  • Buscan evitar la “disolución de responsabilidades” y para eso pretenden instalar el principio de “un programa, un responsable”. 
  • Lacalle Pou suele decir en sus discursos que “la frazada es corta y está llena de agujeros” en relación a cómo le será entregado el país si llega al gobierno. Por ese motivo, en su programa de gobierno y en el marco de la reorganización del Mides, propone “definir criterios claros de priorización presupuestal, de manera tal que lo que se declare una prioridad efectivamente lo sea en los hechos”. 
  • El programa también propone “definir modalidades de cooperación y de transferencia de fondos hacia los gobiernos departamentales, para aquellos componentes de los programas asociados a las competencias municipales en el marco de convenios específicos, con evaluación permanente de avances respecto de los objetivos acordados”. 
  • Un énfasis importante de la reestructura del Mides implica “promover en todos los programas sociales el criterio de contraparte” para “fortalecer la dignidad de los beneficiarios”. “No hay nadie tan vulnerable y necesitado que no tenga algo para dar”, indica el programa. 
  • Otro punto importante es el de la transparencia, por lo que buscan tener un modelo de auditoría de gestión que permita ver el desarrollo de la relación inversión-beneficiario, así como definir un sistema de indicadores sociales. 

 

 

 

Temas:

Luis Lacalle Pou Programa de gobierno Decisión 2019 Elecciones 2019 Mides Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar