23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,65
30 de noviembre 2014 - 21:17hs

Si estoy yo, está ‘la positiva’. Si ‘la positiva’ no está, yo no estoy”, ha dicho Luis Lacalle Pou a su eslogan político que supone no criticar en demasías las ideas de sus adversarios.

“A palo he vivido y a palo voy a morir. Tengo el cuero duro”, sostuvo Jorge Larrañaga el jueves 27 en El Observador TV.

Con estas diferencias en la forma de encarar la actividad política, y con el Partido Nacional dividido en dos mitades, resulta claro que el liderazgo entre los blancos está en pugna más allá del resultado de las internas del 1° de junio.

Más noticias
Lacalle Pou ganó en aquella instancia quedándose con la candidatura partidaria pero a poco de andar la campaña hacia la primera vuelta, y con Larrañaga completando la fórmula, las cosas tendieron a empardarse.

El 26 de octubre Lacalle Pou mantuvo los seis senadores que representaban al viejo Herrerismo, pero bajó de 19 a 16 la cantidad de diputados. En tanto, Larrañaga mantuvo sus cuatro senadores pero creció en la Cámara de Diputados de 11 a 16 legisladores.

Además, camino al balotaje, el discurso combativo de Larrañaga prendió mejor en la militancia y en la dirigencia media que el “por la positiva” de su compañero de fórmula. Pero más allá de estilos, entre Alianza Nacional y Todos existen diferentes opiniones sobre distintos temas políticos. No por nada, el primer grupo se define wilsonista y el segundo tiene sus raíces en el Herrerismo.

Estas diferencias quedaron expuestas, por ejemplo, cuando el Parlamento trató la ley de matrimonio igualitario que fue votada por Larrañaga y rechazada por Lacalle Pou.

Además, pese a su discurso más confrontativo, en los hechos Larrañaga se ha mostrado más dispuestos a negociar aquellas leyes del oficialismo que considera correctas. Por ejemplo, fue el líder de Alianza Nacional, el que convenció a los diputados del Partido Nacional para que votaran la creación de una Universidad Tecnológica, cuando los herreristas ya habían anunciado que no lo harían. Asimismo, desde el larrañaguismo se cuestionó la idea de Lacalle Pou de eliminar la representación sindical de la enseñanza y por eso la propuesta no estuvo en el programa conjunto de la fórmula. Otra de las diferencias radica en la visión de la puesta en marcha del aparato productivo del paísPor ejemplo, Larrañaga apoya el proyecto de ALUR señalando que más allá de la gestión, es un emprendimiento que se afilia a la lógica de fomento productivo zonas económicamente frágiles. Hasta las elecciones municipales de mayo, Lacalle Pou y Larrañaga remarán juntos. Después se verá en qué manos queda repartido el liderazgo partidario
(Por Leonardo Pereyra)


“Por la positiva es una forma de ver la vida”
Luis Lacalle Pou

Líder de Todos


“Tengo el cuero curtido después de tantas batallas electorales”
Jorge Larrañaga

Líder de Alianza Nacional

Temas:

Decisión 2014

Seguí leyendo

Te Puede Interesar