Cargando...
Papa Francisco

Mundo > Francisco, Ucrania y la guerra

Cuándo lo dijo y qué dijo realmente el Papa sobre “la Tercera Guerra Mundial”

Las expresiones del Pontífice con respecto a la guerra y las posibilidades de un conflicto global datan del 19 de mayo pasado, pero reflotaron esta semana por una declaración de Joe Biden

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2022 a las 12:07

Por Alberto Elizalde Leal

En varios medios de Europa, replicados en Latinoamérica, se citan palabras del Papa Francisco acerca de la guerra en Ucrania, publicadas en la revista La Civiltá Cattolica que reproduce una entrevista al Papa por directores de revistas culturales europeas de la Compañía de Jesús, reunidos en audiencia en la biblioteca privada del Palacio Apostólico el día 19 de mayo pasado.

En la presentación de la noticia, se destacan dos afirmaciones del Pontífice, referidas a la guerra de Ucrania. La primera es que el conflicto en Ucrania sería, a todos los efectos, la iniciación de la Tercera Guerra Mundial y la segunda es que la guerra habría sido inducida por maniobras de la OTAN, lo que implicaría disminuir o relativizar la responsabilidad de Rusia en el inicio de las hostilidades.

No sería la primera vez que las declaraciones papales con respecto a la guerra se han comentado en tono crítico en la prensa occidental, remarcando supuestas ambigüedades y renuencias a condenar la invasión rusa de Ucrania. Le Monde, por ejemplo, publicó un editorial donde remarcaba que el Papa Francisco se negaba a echarle toda la culpa a Putin y denunciaba como provocaciones “los ladridos de la OTAN a las puertas de Rusia”. Si bien Francisco condenó la guerra desde el inicio y llamó a concretar iniciativas de paz, en algunos medios se ha subrayado una supuesta equidistancia aséptica que equipararía los roles de ambas partes y su negativa a tomar partido por Ucrania, renunciando al concepto de “guerra justa” contra Rusia con la asistencia de la OTAN.

Resulta pertinente citar las palabras exactas del Sumo Pontífice para calibrar con fundamentos el contenido y el alcance de sus palabras en un contexto internacional donde las consecuencias de la guerra se extienden al plano económico y geopolítico mundial.

Ante la pregunta sobre cuál podría ser la contribución de la Compañía de Jesús para alcanzar un futuro pacífico en Ucrania y el mundo, el Papa Francisco contestó que para responder a esa pregunta “tenemos que alejarnos del patrón normal de ‘La Caperucita Roja’: la Caperucita Roja era la buena y el lobo era el malo. Aquí no hay buenos y malos metafísicos, de forma abstracta”. Según Francisco, “está surgiendo algo global, con elementos muy entrelazados. Un par de meses antes de que empezara la guerra, conocí a un jefe de Estado, un hombre sabio, que habla muy poco, muy sabio. Y después de hablar de las cosas que quería hablar, me dijo que estaba muy preocupado por la forma en que se movía la OTAN. Le pregunté por qué, y me respondió: “Están ladrando a las puertas de Rusia. Y no entienden que los rusos son imperiales y no permiten que ninguna potencia extranjera se acerque a ellos”. Concluyó: “La situación podría llevar a la guerra». Esa era su opinión. El 24 de febrero comenzó la guerra. Ese jefe de Estado supo leer las señales de lo que estaba ocurriendo”.

Por otra parte, el Papa destaca “la brutalidad y la ferocidad con la que esta guerra está siendo librada por las tropas, generalmente mercenarias, utilizadas por los rusos. Y los rusos prefieren enviar chechenos, sirios, mercenarios. Pero el peligro es que veamos sólo esto, que es monstruoso, y no veamos todo el drama que se está desarrollando detrás de esta guerra, que quizás fue de alguna manera provocada o no evitada”.

“Alguien podría decirme en este punto: ¡pero usted está a favor de Putin!” se alarma Francisco para aclarar a continuación “No, no lo estoy. Sería simplista y erróneo decir tal cosa. Simplemente estoy en contra de reducir la complejidad a la distinción entre buenos y malos, sin razonar sobre las raíces e intereses, que son muy complejos”.

Con respecto a los conflictos en el mundo, el Papa Francisco remarcó que lo que ocurre en Ucrania no está aislado de otros conflictos igualmente terribles, como los que se desarrollan actualmente en África. “Hace unos años se me ocurrió decir que estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial de a pedazos y para mí, hoy se ha declarado ya la tercera guerra”.

El presidente norteamericano Joe Biden se expresó en el mismo sentido cuando dijo en un almuerzo que tuvo lugar el viernes antes de la sesión final de la IX Cumbre de las Américas ante once presidentes de toda América: “Tengo información clasificada que no puedo contar, pero el riesgo de una Tercera Guerra Mundial es muy grande. Las consecuencias son inimaginables. Ninguno de los que está acá se puede imaginar las consecuencias de esta guerra”.

Hay una coincidencia notoria en las expresiones de Biden y el Papa Francisco sobre el peligro de una conflagración mundial, y resulta cuando menos llamativo que algunos medios hayan destacado las palabras del Sumo Pontífice de hace un mes, en espejo de lo afirmado por Biden hace menos de una semana.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...