Agro > MUJERES RURALES

Las desigualdades de género que Ganadería encontró en el sector agropecuario

Entre las consultas ciudadanas para la creación del Plan Nacional de Género en las Políticas Agropecuarias se destacan como ejes de desigualdad la violencia de género y el no reconocimiento del trabajo de la mujer rural

Mujer trabajando en un viñedo

Tiempo de lectura: -'

02 de marzo de 2021 a las 05:02

La violencia de género en el sector rural, el no reconocimiento de las empresarias agropecuarias y las diferencias en el acceso a los recursos productivos entre hombres y mujeres son algunas de las situaciones de desigualdad que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) identificó en las consultas ciudadanas realizadas para la creación de un Plan Nacional de Género en las Políticas Agropecuarias.

El ámbito rural uruguayo no escapa a las inequidades de género y las mujeres rurales se enfrentan a diario a situaciones en las que se desvaloriza su trabajo, se les da un tratamiento desigual en los equipos técnicos y se diferencian sus tareas en los predios agropecuarios, entre otras situaciones.

En el marco de una realidad social que golpea tanto a la ciudad como al campo, el Plan Nacional de Género en las Políticas Agropecuarias se orienta a “contribuir a la equidad en el medio rural e incorporar el potencial productivo de las mujeres”, detalla la memoria anual de 2020 de Presidencia de la República.

Las principales desigualdades

Son 14 los ejes de desigualdad que identificó la cartera del MGAP.

La asimetría en el acceso a los recursos productivos se encuentra en los primeros lugares de la lista. Para una mujer rural, acceder a los recursos para llevar adelante una producción trae consigo un proceso más dificultoso que el de los hombres. Así también los procesos de sucesión y herencia, que presentan diferencias y se dan con “marcas de género”.

La violencia basada en género es un punto que no escapa de la lista, que se da en el ámbito rural -al igual que en la ciudad- y que constituye uno de los ejes más peligrosos de desigualdad identificados, ya que se trata de una situación en la que se pone en riesgo la seguridad y la vida de la mujer rural.

Diferencias en la formación

Cuando se trata de proyectos y formación de las mujeres en el campo, se identificó que hay segregaciones en los procesos de formación agropecuaria, en las tareas de investigación e innovación y también inconvenientes administrativos en las gestiones que desarrollan las mujeres.

El tratamiento desigual por parte de los equipos técnicos a mujeres y varones en los predios de trabajo es otro punto que se destaca.

Por otro lado se identificó como eje de desigualdad el desconocimiento de la normativa productiva y de previsión social, que lleva consigo limitaciones al usufructo de los derechos de las trabajadoras.

Acceso al mercado laboral

La segregación en el ámbito laboral para el ingreso al mercado de trabajo también es un punto de desigualdad, así como los sesgos de género en las normativas y en el diseño de las políticas públicas de requerimientos para el trabajo y formularios de postulación.

Dentro de los espacios de trabajo hay diferenciación de tareas en el interior de los predios y mensajes y estereotipos que desvalorizan a las mujeres y su trabajo en espacios de participación colectiva.

Por último, se identificó que otra de las situaciones que suponen una desigualdad es que a las productoras y gestoras de empresas agropecuarias, no se las reconoce como tales.

Se omite la identificación de brechas de género

Según se informa, durante el proceso de una estrategia de comunicación acerca del tema, se identificó que la mayoría de los registros administrativos de las instituciones agropecuarias no tienen las variables necesarias para hacer un análisis de género.

El proceso para identificar brechas de género “es usualmente omitido, y de hacerse, requiere de un proceso extenso y manual de identificación de las personas a través del nombre”, indica el documento.

Por otro lado, desde el MGAP se destacó que el número de unidades ejecutoras e institutos, al igual que las políticas públicas que se implementan con perspectivas de género “es relativamente bajo”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...