Cargando...

Nacional > Parlamento

Las estaciones de Maldonado y una medida de "último recurso" que "roza la esencialidad"

Los empresarios de Maldonado deberán explicar en el Parlamento su decisión de no vender con tarjetas de crédito o débito

Tiempo de lectura: -'

18 de abril de 2022 a las 05:05

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados recibirá este miércoles a la asociación de Vendedores de Combustibles de Maldonado (Vecoma), que deberán explicar su decisión de no aceptar tarjetas de débito o crédito como medio de pago por parte de los consumidores, una medida implementada desde el pasado 4 de abril. Su argumento es el costo financiero que significan los aranceles que cobran las entidades emisoras de los plásticos. 

La convocatoria fue planteada por el diputado Álvaro Perrone (Cabildo Abierto), que dijo estar preocupado por la situación. En diálogo con El Observador, el legislador remarcó que está de acuerdo con los reclamos de los empresarios, aunque planteó la duda sobre si la decisión "no se roza con la esencialidad". Perrone presentó al respecto algunas hipótesis: "Si alguien no tiene combustible y solo tiene tarjeta ¿no le venden?", se preguntó. "Si llega en la madrugada y no tiene combustible, ni cajero cerca... ¿Qué hace? ¿Se queda a dormir en la estación"?

Perrone se preguntó qué pasaría si se este tipo de medidas se repite en otras partes del país o en estaciones ubicadas en plena ruta, donde muchas veces no existen alternativas. 

El vocero de Vecoma, Nicolás Pascaretta, confirmó a El Observador que la situación sigue incambiada. Solo cuatro de las 27 estaciones de servicio que hay en Maldonado aceptan pagos con medios electrónicos. Descartó en ese sentido que el nivel de ventas se haya resentido a raíz de la medida. "Las tarjetas se nos llevan lo mismo que lo que ganamos por vender un litro de nafta" afirmó. 

Los estacioneros de Maldonado lamentaron los inconvenientes generados a los usuarios y explicaron en comunicado difundido este viernes que la decisión de no aceptar pagos mediante tarjetas de crédito o débito fue un "último recurso", luego de "haber reclamado durante años por el excesivo costo de los aranceles que nos cobran las entidades financieras". En esa comunicación, los empresarios señalaron que la política de inclusión financiera determinó que el uso de esos mecanismos creciera de tal forma que llegó a ser "más del 60% de nuestra facturación". 

Según el gremio se está buscando una solución con el objetivo de levantar la medida de fuerza cuanto antes, a través de un "camino de diálogo" con entidades públicas y privadas. Según Pascaretta, se analiza la posibilidad de implementar un mecanismo de pago alternativo. "El monto de los aranceles son cifras insostenibles, que entre otras cosas hace peligrar la fuente de trabajo de nuestros pisteros", advirtieron los empresarios. 

Álvaro Perrone (CA) apoya a los empresarios pero plantea dudas.

La medida de los estacioneros de Maldonado había sido apoyada por el intendente departamental, Enrique Antía, que a principios de abril había dicho en rueda de prensa que se debería analizar el porcentaje que cobran las tarjetas en las compras de combustibles. "Los tipos trabajan todo el día, se rompen todo para trabajar y el dueño que la tarjeta se lleva casi lo mismo", expresó. 

Para Antía, lo de los empresarios fue una "medida de fuerza para defenderse". 

La próxima semana, una asamblea de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu) analizará la posibilidad de replicar la medida a nivel nacional. "Los bancos se nos llevan muchísimo dinero", dijo a El Observador el presidente de esa gremial, Daniel Añon. 

En una nota que el miércoles había difundido La Mañana, Añon había apoyado la postura de sus colegas de Maldonado y expresó su deseo de que la presión de la decisión lleve que el Banco República baje los aranceles. Así, sostuvo, los privados se verían estimulados a proceder de manera similar. 

"Mi posición como presidente me lleva a pensar que se hace difícil arreglar esta situación", dijo. "Debemos tomar alguna determinación. Vamos esperar las tratativas con el Poder Ejecutivo". 

Esa afirmación fue cuestionada por la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU), ya que con el aumento de los combustibles también suben las ganancias de los empresarios. "Crece el arancel, pero también la facturación", había explicado a El Observador el directivo del Consejo Central del sindicato, Juan Fernández. "Tanto el arancel como la ganancia se calculan en base a porcentajes respecto al precio del litro de combustible". 

En esta versión concuerda Martín Vallcorba, coordinador del programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía durante los gobiernos del Frente Amplio: "Al aumentar el precio de la nafta, el precio del arancel aumenta" pero también aumenta "ganancia" del estacionero, indicó el economista, que agregó que es algo que pasa "en todos los productos". 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...