Espectáculos y Cultura > Grammy

Las estrellas de la música se apoderaron de la alfombra roja

Así se vivió la previa de los premios 

Tiempo de lectura: -'

10 de febrero de 2019 a las 21:56

La alfombra roja de los Grammy se lució este domingo con la aparición de renombradas estrellas de la música. La edición 61 de los premios de la Academia Estadounidense de Artes y Ciencias de la Grabación premió anoche a los mejores artistas del año, principalmente de habla inglesa. Los primeros premios se otorgaron en la tarde de ayer y Lady Gaga, Brandi Carlile, Luis Miguel y Claudia Brant recibieron estatuillas. Carlile era la artista femenina con más nominaciones de la noche.

Por otra parte, la princesa del pop Ariana Grande se llevó este domingo el primer Grammy de su carrera y no estuvo para recibirlo, tras diferencias con la producción de la ceremonia que la llevaron a decidir no asistir. Grande se llevó el premio a mejor álbum vocal pop por su cuarto álbum de estudio, Sweetener.

En 2018, la alfombra roja de los Grammy estaba llena de estrellas portando rosas blancas en apoyo de la igualdad de género. 

Este año, en el Staples Center de Los Ángeles, con las mujeres mejor representadas entre los nominados en la noche más importante de la música, las celebridades volvieron a los principios básicos de la alfombra roja. Eso significa atractivo sexual, mucho traje de pantalón y glamour de estrella de rock. 

Y para otros, atuendo pro-Trump. 

Glamour al rojo vivo

La anfitriona (y ganadora de 15 premios Grammy) Alicia Keys había prometido la gala "más enferma" de la historia, con muchas actuaciones al rojo vivo. 

Pero también hubo mucha moda al rojo vivo. La cantante de "Girl on Fire" hizo su aporte con un vestido de Armani rojo con escote en V abotonado en la parte delantera. 

La legendaria Dolly Parton, que participó en su propio homenaje, exhibió su voluptuosa figura de siempre en un vestido corto rojo con un corte asimétrico. 

Y Bebe Rexha, que estuvo en el centro de un debate en las redes sociales por acusar a los diseñadores de negarse a vestirla porque era "demasiado grande", revoloteaba sobre la alfombra en un vestido largo de capas  de tul rojo.

Princesas rosas

La rapera de moda Cardi B hizo una gran entrada en un espectacular vestido vintage de alta costura de Thierry Mugler que brotó de una falda corte sirena oscura que por arriba se abría en un abanico de pliegues rosa pálido. 

Guantes hasta el codo y un cono de perlas sobre su cabeza completaron el look de Cardi B, sin duda de los más atrevidos. 

La sensual cantante cubano-estadounidense Camila Cabello, quien abrió la ceremonia con su mega hit "La Habana", optó por algo más simple: brillaba con un vestido Armani rosa brillante de cuello alto y manga larga, pero con un gran escote en la espalda.

La estrella del country Kacey Musgraves, que ganó dos Grammys el domingo en la primera parte de la ceremonia de premiación, optó por un vestido rosa pálido sin tirantes ultra femenino con corpiño de abanico de tul y un cinturón rosa oscuro. 

Los hombres también pueden vestirse de rosa, como mostró el rapero nominado Post Malone, con un traje completo rosa viejo con estrellas y tachas brillantes por doquier. 

Las que llevan los pantalones

Las mujeres se apoderaron de esta gala, a la que llegaron listas para tocar, y para la nominada Brandi Carlile, la estrella pop Miley Cyrus, Meghan Trainor y otras, eso quiere decir pantalones. 

Carlile lució un elegante traje estilo esmoquin con un abrigo largo, mientras que Trainor optó por un mono blanco con un escote profundo. 

La ex primera dama Michelle Obama obtuvo una ovación cuando hizo una aparición sorpresa al comienzo del espectáculo con un traje brillante gris acero con una chaqueta estilo kimono. 

"La música siempre me ha ayudado a contar mi historia", dijo Obama junto a Keys, Lady Gaga, la actriz Jada Pinkett Smith y la mega estrella de la música Jennifer Lopez. 

¡Sombreros! 

No es común ver demasiados sombreros en otras alfombras rojas del mundo del espectáculo durante la temporada de premios  a principios de año, pero el desfile de los Grammys tiene estilo propio. 

La futurista pop Janelle Monae lideró la propuesta con su alegre sombrero de platillo volador dorado, mientras que Jennifer Lopez se decantó por un gran sombrero de ala ancha que muchos vieron similar a uno usado por la primera dama Melania Trump el año pasado. 

La leyenda del funk George Clinton, quien recibe un premio por su trayectoria, usó un casco futurista que probablemente le hizo más difícil la visión. 

El muro (no precisamente el de Pink Floyd)

El mundo del espectáculo en general no simpatiza con Donald Trump, pero algunos invitados a los Grammy han usado la alfombra roja para mostrar su apoyo al presidente republicano, y aumentar sus seguidores en las redes sociales. 

En 2017 la cantante Joy Villa se enfundó un vestido rojo, blanco y azul con la inscripción Make America Great Again (MAGA). 

Este año, decidió continuar con su apoyo a los planes de Trump de construir un muro en la frontera con México: "Build the wall" (construya el muro), decía el lema en rojo sobre un vestido blanco con un estampado de ladrillos... como una pared. 

Ricky Rebel, por su parte, pareció retomar la idea del vestido de Villa de hace dos años con una chaqueta roja, blanca y azul tipo Trump-MAGA.

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...