Cargando...

Nacional > TEMPORADA ESTIVAL

Llega el verano: las playas preparadas y la incertidumbre de las cianobacterias

El pronóstico de más lluvias de lo normal y el calor avizora otra temporada con floraciones

Tiempo de lectura: -'

15 de diciembre de 2019 a las 05:00

Faltan menos de dos semanas para que empiece la temporada estival y las playas reciban miles de visitantes: turistas y locales. De a poco comenzó a volver el olor a protector solar, los castillos en la arena, los partidos de paleta y de fútbol, los baños para sobrevivir a las altas temperaturas, las personas en reposeras que toman sol y la posibilidad de salir de noche sin necesidad de un abrigo. Los guardavidas ya comenzaron a custodiar las playas durante el día y fueron la primera muestra de la proximidad del verano. También lo fueron las colonias de cianobacterias que aparecieron en noviembre en algunas playas de Montevideo y los primeros días de diciembre en el arroyo Valizas, en Rocha.

Las cianobacterias son la razón principal por la cual los guardavidas colocan la bandera sanitaria en las casillas -que son de fondo rojo con una cruz verde. Se trata de floraciones tóxicas, por lo que se recomienda evitar el contacto directo con estos organismos, por sus efectos adversos para la salud. El verano pasado fueron una de las pesadillas de los bañistas y tiñeron de verde el agua desde Colonia hasta Rocha. Incluso permanecieron en algunas playas hasta abril, mucho más tiempo que en temporadas anteriores. ¿Qué ocurrirá este verano? En ese sentido, la perspectiva es poco alentadora, porque si se producen lluvias abundantes y temperaturas altas la probabilidad de que haya gran presencia de floraciones es mayor.

La tendencia climática pronosticada por Inumet indica que se esperan precipitaciones por encima de lo normal en el norte del país y temperaturas por encima de lo normal en todo el territorio. Eso fue lo que ocurrió la temporada pasada y propició la llegada del exceso de nutrientes al Río de la Plata, de caudales como el Río Negro o el Uruguay y el empuje de floraciones desde embalses como Rincón del Bonete y Palmar, que significó una gran presencia en toda la costa, según determinaron expertos de la Facultad de Ciencias. Sería necesaria una sequía para que no se presentaran.

Por otro lado, la seguridad en el mar es otro de los temas más importantes por la gran cantidad de ahogamientos que se registran cada año, algunos de ellos en playas. La tasa en Uruguay es la más alta en la región, es la primera causa de muerte por lesiones no intencionales entre niños de uno a cuatro años y de diez a catorce años. Por esa razón, en Montevideo se desplegaron 180 guardavidas en 32 casetas que custodian a los bañistas, en Canelones 200 guardavidas en 78 casillas, en Maldonado 270 guardavidas en 86 puestos de vigilancia y en Rocha habrá 138 socorristas en 55 torres.

En la capital del país hay 18 playas habilitadas y se espera que en las próximas semanas se habilite para baños la de Santa Catalina, luego de que finalizaran las obras de saneamiento para evitar que las aguas servidas contaminen la playa. El coordinador del servicio de guardavidas de la Intendencia de Montevideo aseguró que la temporada empezó “normal”, sin mayores problemas.

¿Cómo es la seguridad en las playas?

El verano pasado los guardavidas de Montevideo habían reclamado la presencia de la Prefectura en todas las playas durante la jornada para aumentar la seguridad, luego de varios sucesos violentos. En ese sentido, Juan Silva aseguró que se este año continúa vigente el contrato y su presencia “algo ha mejorado”, aunque “no están en todas las playas”, pero varían según la necesidad”. Hay unos 75 marineros distribuidos a lo largo de la costa montevideana, mientras que por segundo año consecutivo funciona el centro de monitoreo instalado en la prefectura de Trouville, donde se centralizan las imágenes recabadas por las cámaras de vigilancia colocadas en varias playas de Montevideo. Ese centro está en contacto permanente con el Ministerio del Interior.

El listado de playas accesibles

Esta temporada Montevideo tiene por primera vez un punto totalmente accesible para que personas en silla de ruedas puedan ingresar a la playa, en la zona de Pocitos, que será gestionado por el parador. Cuenta con estacionamientos reservados para personas con discapacidad, rampas conectadas con pasarelas hasta la orilla, baños accesibles y sillas anfibias que se pueden ingresar al agua. En Canelones hay en la playa Mansa de Atlántida y en Shangrilá. El balneario de Piriápolis en el departamento de Maldonado también cuenta con una playa accesible, a la altura de la rambla De Los Argentinos y la calle Atanasio Sierra. En el caso de Rocha hay en La Paloma y en el Parque Nacional Santa Teresa. También tienen sillas anfibias que fueron donadas en noviembre.

El horario de los guardavidas

Mientras en Montevideo el horario de los guardavidas es de 8 a 20 horas, en Canelones están en las playas entre las 10:30 y las 19:30 horas. El principal problema que identificaron hasta ahora los socorristas en Canelones fue la vandalización de las casillas, que provocaron que el cronograma de reparación se atrase. “Hay gente que las rompe para entrar, para robar o para quedarse. Hay cuadrillas de la Intendencia que deben trabajar continuamente para arreglarlas. Esperamos que disminuyan las vandalizaciones”, aseguró Damián Sosa, integrante de la unidad de guardavidas de Canelones. El mismo problema fue identificado por los guardavidas de Maldonado, donde en la parada 28 de la Playa Mansa robaron una casilla entera y en el balneario Buenos Aires prendieron fuego otra. “Lamentablemente ocurre todos los años y es una lástima porque es una herramienta de trabajo importante. Es probable que el mismo que se robó la casilla, necesite nuestro servicio en la playa”, dijo el integrante del grupo de guardavidas de Maldonado, Carlos Curbelo.

Los guardavidas del departamento fernandino destacaron que es el cuarto año que no inician con un conflicto con la intendencia y que la temporada comenzó bien. Dan el servicio entre las 11 y las 18 horas.

En tanto, en el departamento de Rocha, según los guardavidas, las playas fueron visitadas por mayor cantidad de gente que en otras ocasiones. El presidente de la Asociación de Guardavidas de Rocha, Pablo Ponce de León, reconoció que hubo una mejora en comparación con años anteriores en el tema de las casillas, pero continúan habiendo insuficiencias en el servicio. “La mayor carencia está en que el horario es muy corto, es una necesidad que reclama la gente, por eso nosotros aconsejamos la extensión del horario”, aseguró. En ese departamento trabajan de 10.30 hasta las 18.30 horas. También consideró que hay lugares del departamento donde faltan nuevos puestos de guardavidas por la gran concentración de turistas que visitan las playas, como la playa grande de Santa Teresa, la Barra del Chuy, o el este de La Pedrera. Reclaman que deberían aumentar los días de servicio en el balneario a la altura del Puente Cebollatí y en el arroyo Rocha, donde se brinda solo tres días en la semana.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...