Cargando...
El Partido Nacional y una interna caliente

Nacional > partido nacional

Los blancos vuelven a las andadas: insultos, diferencias y reproches en la interna

Sin llegar a las luchas fratricidas de antaño, disputas de diverso calibre fueron moneda corriente en el Partido Nacional en los últimos días

Tiempo de lectura: -'

10 de abril de 2022 a las 05:03

Diputados contra diputados. Intendentes que respaldan a un intendente de otro partido. Dirigentes que se enfrentan por el juicio sobre un edil rebelde. En los últimos días, aquel dicho de “cosa de blanco” para referirse a las, muchas veces, fratricidas luchas en la interna del Partido Nacional, volvió a sonar luego de una serie de acontecimientos en los que reproches e insultos surtidos estuvieron a la orden en la añosa colectividad.

“Sos un atrevido, no tenés vergüenza. No tenés derecho a hacer lo que dijiste”, le lanzó el diputado Álvaro Viviano (Por la Patria) a su par y correligionario Rodrigo Goñi el martes 5 verbalizando la ruptura de la bancada del Partido Nacional en la Cámara Baja.

Las cosas se calentaron cuando el diputado Goñi (Espacio 40) –coordinador de la bancada– anunció a sus colegas de todos los partidos que este año su lugar lo ocuparía Pedro Jisdonian (Aire Fresco). Mala idea. En seguida, Viviano sostuvo que ese lugar le correspondía ya que, según dijo, existía un acuerdo verbal por el cual esa responsabilidad recaería en la minoría blanca no lacallista. “Fue bochornoso, el aire se cortaba”, dijo a El Observador uno de los participantes del encuentro.

Luego vino el “atrevido” lanzada por Viviano y, después, la ruptura de la coordinación interna del Partido Nacional. Ahora, la mayoría de los diputados blancos, los lacallistas, decidirán por un lado qué hacen en la cámara y, por otro, estarán los ocho restantes que pertenecen a Alianza Nacional, a Por la Patria y al sartorismo en desbandada.

https://www.elobservador.com.uy/nota/orsi-se-toma-revancha-con-fideicomiso-y-sector-blanco-sancionara-a-edil-mercenario-que-dio-el-voto-20224519520

Parece que ese martes los astros de la división se alinearon sobre la cabeza de los nacionalistas. Más tarde, el edil blanco Juan López generó un estimable lío en el partido de Oribe cuando le dio el voto que le faltaba al intendente frenteamplista de Canelones, Yamandú Orsi, para aprobar un fideicomiso de US$ 44 millones para obras en el departamento.

 

Los blancos volvieron a las andadas y la inscripción del escudo partidario que dice “La unión nos hará fuerza” sigue siendo una promesa.

“No sé si mañana no aparezco boyando en el arroyo Las Piedras”, declaró el edil al programa Así nos va de radio Carve luego de recibir de sus correligionarios lindezas tales como “pobre diablo” y “mercenario”. “No pertenece más al Partido Nacional”, dijo el presidente del directorio blanco Pablo Iturralde. Pero no todos estaban de acuerdo con el “juzgamiento expres” al curul con quien, según dijo Iturralde, se había acordado la renuncia. Pero luego el edil cambió de opinión e Iturralde se vio obligado a pedirle disculpas por Zoom a sus compañeros del directorio por no haber informado debidamente sobre los hechos, y aseguró que no se había decretado ninguna expulsión. Mientras se dispone un proceso con “todas las garantías”, el imprevistamente famoso López permanece en el limbo del cielo blanco

Tentaciones

Y como si eso fuera poco, la decisión del intendente frenteamplista Orsi de salir a buscar en otro partido un voto salvador, fue defendida por el jefe comunal nacionalista de Durazno, Carmelo Vidalín, quien, pícaro como casi siempre, le preguntó a un periodista: "¿Vos pensás que lo que hizo Orsi yo no lo he hecho?".

Vidalín dijo que "tentó" a ediles "en varias ocasiones",  preguntó si había "algún intendente que no lo haya hecho", y si a nivel del Poder Ejecutivo esta maniobra "no se ha realizado".

"Yo también lo he hecho, lo hemos hecho todos", afirmó colocándose a una enorme distancia de, por ejemplo, el senador Sebastián Da Silva quien acusó el intendente canario de “comprar votos de canuto”  y del diputado Alfonso Lereté quien dijo que el jefe comunal frenteamplista “se arrastró en el barro”.

Por su lado, el exintendente blanco de Tacuarembó Eber da Rosa tuitió: “Total acuerdo con lo dicho por el intendente Vidalín respecto al episodio del edil wilsonista de Canelones y lo votado por él. Falta de conocimiento de las realidades departamentales de dirigentes blancos de Montevideo”.

Estas diferencias son muy distintas a aquellas luchas de principio del siglo XX que durante décadas marginaron al Partido Nacional al rol de recurrente opositor del Partido Colorado. Poco tienen que ver también con las peleas entre “éticos” y “corruptos” que en 1999 hundieron a los blancos en la peor votación de su historia.

Pero, más tímidamente, los blancos volvieron a las andadas y la inscripción del escudo partidario que dice “La unión nos hará fuerza” sigue siendo una promesa.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...