26 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
20 de marzo 2023 - 15:49hs

Cinco primos alemanes del Benedicto XVI, los parientes más cercanos del papa fallecido el pasado 31 de diciembre, podrían renunciar a recibir el dinero ahorrado por Joseph Ratzinger para no quedar involucrados en una demanda en reclamo de una indemnización por perjuicios, causa iniciada en Alemania bajo la acusación de no haber intervenido en el caso de un cura pederasta cuando era arzobispo de Munich entre 1977 y 1982, según un artículo publicado por el diario italiano Corriere della Sera.

Según reveló monseñor Georg Gaenswein, quien fuera su secretario personal durante el pontificado, se trata de los únicos herederos del dinero que tenía Benedicto XVI ahorrado en sus cuentas bancarias, una suma que dista de ser millonaria. Según informó Gaenswein, los derechos de autor de sus libros irán a la Fundación Ratzinger, mientras que sus objetos personales ya fueron repartidos entre sus ayudantes, como dejó escrito el fallecido pontífice.

"Pensé que tenía dos parientes, dos primos, pero son cinco", dijo a algunos medios el arzobispo alemán, luego de una misa que celebró este domingo en Roma. “Ahora, por ley tengo que escribir a los primos que son los parientes más cercanos, y también tengo que preguntarles según la ley si aceptan o no la herencia”, explicó Gaenswein.

Más noticias

El histórico secretario destacó que la herencia será sólo lo que quede en las cuentas bancarias, ya que los efectos personales del que fue papa emérito desde 2013, tras su histórica renuncia, “serán todos regalados”.

"Los demás artículos personales, desde relojes hasta bolígrafos, y desde pinturas hasta muebles litúrgicos, se incluyeron en una lista meticulosamente elaborada por Benedicto XVI antes de morir. No se olvidó de nadie: colaboradores, secretarios, seminaristas, estudiantes, choferes, párrocos, amigos", según dijo Gaenswein en declaraciones recogidas por el diario Il Messaggero.

"Lo que tiene que ver con sus libros, con su obra intelectual, ya está todo aclarado", añadió el arzobispo con relación a lo que constituye la herencia más importante de Benedicto XVI, con auténticas superventas, como los volúmenes dedicados a la vida de Jesús. De esta forma, y según lo anticipado por el ex secretario de Benedicto XVI, parte de los derechos quedarán para el Vaticano y otra parte se destinará a la Fundación del Vaticano Joseph Ratzinger creada en 2010.

Gaenswein explicó también que, por orden del propio Ratzinger, destruyó todos los apuntes y cartas personales, mientras que algunas notas fueron enviadas a la fundación Ratisbona.  "¿Una lástima? Sí, también se lo dije, pero él me dio esta indicación: no hay vuelta atrás. No quedan escritos inéditos", reveló.

En cuanto a su futuro, Gaenswein confirmó que todavía no sabe qué tiene en mente el actual Papa para él. "Francisco todavía no me dio ningún encargo. Debe reflexionar y luego me lo dirá. Estoy disponible para la Iglesia y soy leal y fiel", agregó el exsecretario de Benedicto XVI, quien mantiene una tensa relación con Jorge Bergoglio, vínculo que se deterioró todavía más a raíz de la publicación de las memorias del arzobispo alemán tituladas Nient'altro che la verità (Nada más que la verdad), un texto sobre sus años como secretario del difunto Papa y en el que critica algunas decisiones del pontífice argentino.

(Con información de la agencia de noticias EFE)

Temas:

Vaticano

Seguí leyendo

Te Puede Interesar