Espectáculos y Cultura > LIBROS

Los héroes modernos, así en la cancha como en el cómic

El libro Héroes equipara a jugadores y entrenadores con superhéroes: Messi como Superman, Mourinho como Batman y Suárez como The Punisher

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2018 a las 05:00

Siempre se necesitan héroes. Ejemplos a quienes seguir. Íconos visuales, morales y virtuosos a imitar, o al menos a adorar. Hace miles de años eran los guerreros más fuertes, inteligentes y hábiles.
Hoy se encuentran en la pantalla. En la del cine, donde los de trajes ajustados, músculos prominentes, chistes siempre en la punta de la lengua y efectos especiales los convierten en una fuente de entretenimiento y de fuerza unificadora, porque desde China hasta Uruguay se ven esas mismas películas. Y en la de la televisión, donde las camisetas apretadas, los músculos prominentes, los goles de otro planeta y los gestos técnicos los convierten en protagonistas de un espectáculo global, porque desde China hasta Uruguay se ven los mismos partidos.

Futbolistas y superhéroes son los íconos modernos, aquellos en los que todos los niños se quieren convertir. Y se unen en el libro Héroes, que equipara a jugadores y entrenadores modernos con algunos de los personajes más célebres de los cómics y el cine de superhéroes, con una exactitud tal que sorprende.

Lionel Messi (al menos su versión del Barcelona, la que mejor funciona) es Superman porque los dos abandonan su hogar originario –Krypton, Rosario–, superan todos sus obstáculos y se convierten en referentes, en dioses en la Tierra. Messi, fuera de la cancha, es un tipo tímido, apocado, del que no se sabe demasiado, como pasa con Clark Kent.

El inglés Steven Gerrard es el equivalente del Capitán América; ambos carecen del mismo poderío o habilidades que los mejores, pero son un símbolo a nivel espiritual en los momentos trágicos y un líder a quien seguir, sea como integrante de los Avengers o como jugador del Liverpool.

Y Luis Suárez es The Punisher, el antihéroe de Marvel, no solo porque los dos están asociados a los disparos, los cañonazos y las armas, sino también porque muchas veces cumplen el trabajo sucio, cuentan con un amor incondicional por sus familias y porque son criticados y despreciados por sus métodos. El uruguayo, por su tendencia a tirarse, morder y protestar; en el caso de Frank Castle, el alter ego de Punisher, por matar y torturar a los criminales.

Héroes nació como un proyecto del portal español de fútbol Ecos del balón, y algunos de los textos pueden encontrarse allí, aunque en el libro se han incorporado otros perfiles, además de una serie de ilustraciones sobre los retratados que le dan un plus a la lectura en internet (aunque tantear un par allí puede servir como motivación para interesarse por el libro).

El principal mérito de esta obra es combinar dos ámbitos que a priori no están conectados, ya que, además de comparar proezas de las que ocurren en la cancha con los episodios de la vida de los personajes comiqueros, también hay referencias a la historia, a los mitos antiguos y hasta a las historias bíblicas que demuestran cómo los arquetipos se mantienen a lo largo de los tiempos, por más que hoy los héroes no tengan espadas o hablen con Zeus, sino que vistan shorts o capas largas.
Y ahí está uno de los errores de algunas librerías uruguayas, que lo ubicaron entre los libros infantiles. Por más que haya superhéroes e ilustraciones coloridas, es un texto para adultos: para los que les gusta el fútbol o para los que les gustan Batman, Superman o el Hombre Araña.

Ficha

Héroes
Editorial: Mont Ventoux
Páginas: 240
Precio: $ 690

Comentarios