Nacional > ESTRATEGIA

Los jóvenes del PIT-CNT buscan más poder en la interna sindical

Reclamarán tener voto en el Secretariado Ejecutivo de la central, donde hoy solo tienen voz

Tiempo de lectura: -'

01 de octubre de 2017 a las 05:00

La tranquilidad que ofrecía la sede del PIT-CNT el pasado sábado 9 de setiembre al mediodía era ideal para el encuentro. Sentados en ronda, entre mates y carne a la parrilla acompañada de pan, los jóvenes sindicalistas escuchaban en absoluto silencio los consejos de los viejos fundadores de la central obrera.

Había muchas preguntas por hacer, pero el principal interés estaba centrado una de las tantas interrogantes que habían pensado. "¿Creen que los jóvenes del movimiento sindical estamos yendo por el camino correcto?", preguntó una dirigente de 30 años.

"Los tiempos han cambiado y ahora la militancia es diferente. Confiamos en ustedes", dijo aquel sábado un veterano que peina canas desde hace un par de décadas. "El camino es suyo", agregó otro.

Aunque el mundo cambió, los dirigentes le rogaron a los jóvenes que, por encima de todo, cuidaran la unidad, algo sagrado para el movimiento sindical.

Con una firme intención de lograr convertirse en una voz de mayor peso en la interna del PIT-CNT, los jóvenes sindicalistas recorren el país en busca de lograr que las nuevas generaciones de trabajadores se adhieran a sus gremios. Estos dirigentes, que rondan los 30 años, no conocieron a José D'Elía ni al resto de los dirigentes históricos, sino que aprendieron sus enseñanzas a través de lo que leyeron o escucharon.

Pero con ese legado sobre sus espaldas, las nuevas generaciones de sindicalistas afinan su forma de organizarse y reclamarán un mayor peso en las decisiones de fondo.

Cada martes a la hora 17.30, el Departamento de Jóvenes del PIT-CNT se reúne en la sede de la central ubicada en la calle Jackson y delinean la estrategia detrás del ambicioso objetivo de "llegar a todas y todos los compañeros jóvenes de los sindicatos".

María Eugenia Amarilla, secretaria ejecutiva de la juventud sindical, tiene un lugar en el secretariado ejecutivo del PIT-CNT, con voz pero sin voto.

Levantar esa exclusión es uno de los cometidos que los jóvenes tienen a futuro, según anunció Amarilla.

"Hemos avanzado, pero nos queda pendiente que en aquellos lugares de toma de decisión de más relevancia haya jóvenes y mujeres. Seguimos sin lograrlo", dijo Amarilla a El Observador.

Ese será el debate que se viene en la interna sindical, aunque la decisión la deberá tomar el congreso del PIT-CNT.

Los jóvenes buscan un espacio en una cúpula sindical dominada por cincuentones. El presidente de la central sindical, Fernando Pereira, opinó que los más jóvenes tienen varios desafíos por delante.

"Son la futura generación de dirigentes sindicales, es decir, los que van a tener que asumir las responsabilidades de construir el movimiento sindical que se necesita para defender los derechos y crear nuevos. Ellos están en una etapa formativa y eso es elemental para el mejor ejercicio de la tarea sindical", dijo. Pero también señaló que cumplen algunas tareas ejecutivas y mencionó como gran ejemplo que ellos estuvieron a cargo de la campaña No a la baja cuando, junto a las últimas elecciones nacionales, se plebiscitó una propuesta de fijar la edad de imputabilidad penal en 16 años.

"Un movimiento sindical con muchos jóvenes, es un movimiento con futuro. En ellos depositamos nuestras confianzas", dijo el presidente de la central.

Algunos de los principales referentes sindicales de la actualidad tuvieron un pasaje por el Departamento de Jóvenes creado en 2006.

Uno de ellos fue Óscar Andrade, dirigente del Sindicato Único de la Construcción (Sunca). Martín Pereira, presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública, tiene 34 años y hoy ocupa una silla en el Secretariado Ejecutivo con voz y voto. Antes lo hizo como representante de la juventud, pero sin poder levantar la mano a la hora de decidir.

Pereira, además de pronunciarse a favor de que las nuevas generaciones de sindicalistas tengan voto, opinó que el PIT-CNT debe cambiar sus prácticas si aspira a captar nuevos adherentes.

Dijo, por ejemplo, que los cursos de seis o hasta ocho horas repletos de teoría que él recibió a los 20 años ya no tienen sentido.

"Ahora hay que ir a buscar al trabajador y trabajar en las redes sociales. Eso es parte de empezar a moverse en ambientes jóvenes. A un joven no lo convencés hablando de teoría", sostuvo.

Si bien reconoció que el PIT-CNT está trabajando en Twitter, Facebook y YouTube, Pereira aseguró que el movimiento sindical aún está "lejos" de "profesionalizar" el uso de las nuevas tecnologías.

Pero además de la apuesta en la tecnología, los dirigentes de la juventud del PIT-CNT saldrán a recitales de rock y a campamentos en Rocha durante el verano en busca de lograr más afiliados y aumentar así su poder de influencia
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...