Mundo > movilización opositora

Maduro refuerza fronteras ante marcha que exige entrada de ayuda humanitaria

Brasil anunció que también tendrá un centro de acopio de medicinas y alimentos en la frontera

Tiempo de lectura: -'

12 de febrero de 2019 a las 05:03

En la frontera entre Venezuela y Colombia aguardan desde la semana pasada cargamentos de ayuda humanitaria a la espera de que el gobierno venezolano permita su ingreso al país. 

Pero mientras eso no ocurre los opositores venezolanos organizan distintas movilizaciones para que su voz llegue a todo el mundo. 

Para este martes, con el hombre reconocido por la Asamblea Nacional como presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, a la cabeza, se organizó una marcha multitudinaria para exigir a los militares que desconozcan la orden del presidente Nicolás Maduro y permitan el ingreso de la ayuda estadounidense. 

"Nos movilizaremos en todo el país para lograr la entrada de la ayuda humanitaria que permita atender la crisis", expresó Guaidó, también jefe del Parlamento de mayoría opositora.

El jueves comenzaron a llegar alimentos y medicinas enviados por Estados Unidos a un centro de acopio en la ciudad de Cúcuta, Colombia, cerca del puente fronterizo Tienditas, que fue bloqueado por militares venezolanos con dos contenedores y un camión cisterna.

Además, Brasil aceptó instalar en el estado fronterizo de Roraima (norte) un centro de acopio de ayuda humanitaria, informó este lunes en Brasilia Lester Toledo, coordinador de ayuda humanitaria designado por Guaidó. "Podemos decir oficialmente que será el segundo gran centro de acopio después del de Cúcuta y que Brasil se suma a esta coalición", que presiona por la salida del presidente Nicolás Maduro, afirmó Toledo tras ser recibido por el canciller Ernesto Araújo.

Toledo indicó que "en los próximos días" visitará Roraima, "para ver dónde estará ese centro de acopio", a fin de que "desde la semana que viene (...) empiecen a llegar las primeras toneladas de ayuda".

"Hay decenas de países de la región, del Grupo de Lima y de Europa, que ya están a la orden para traer las primeras toneladas de ayudas, de insumos médicos, alimentos", señaló.

Y a la vez que se organizan los reclamos de ingreso de la ayuda, el gobierno de Maduro resolvió reforzar la presencia militar en las fronteras.

Maduro, quien niega que exista "crisis humanitaria", rechaza la ayuda por considerarla el inicio de una intervención militar de Estados Unidos, además de un "show político". 

"Reforzados"

"Tenemos la presencia reforzada en toda la frontera, no por el show de la ayuda humanitaria (...) sino por todos los delitos que se cometen y todos los males que vienen de la república de Colombia", dijo Padrino a periodistas tras participar en un acto militar, dijo este lunes el ministro de Defensa, Vladimir Padrino .

Ante el inicio del acopio, Padrino consideró que esa ayuda es un "show" y subrayó que "si hubiese un ápice de seriedad, tanto jurídica como del punto de vista internacional, de buena voluntad, de buena fe" vería "eso de manera distinta".

"(La ayuda humanitaria) es una aberración. Se quiere hacer un chantaje a Venezuela con este tema", sostuvo Padrino, que lideró un acto con militares en el que firmaron una carta promovida por Maduro para pedir a Estados Unidos que no haya una intervención militar en el país caribeño.



"La frontera está resguardada siempre y están reforzadas no solo por eso (por la llegada de ayuda) sino por todos los delitos que se cometen y todos los males que vienen de la república de Colombia que lamentablemente no es de un día", dijo.

Marchas hasta que se habilite

Guaidó aseguró que van a seguir movilizados "para salvar vidas con la ayuda humanitaria". El opositor cuenta con el decisivo impulso de Estados Unidos y un creciente respaldo de la Unión Europea (UE) y América Latina.

A su vez, su equipo de colaboradores en Washington organiza para el próximo jueves una conferencia internacional en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para "sensibilizar" a gobiernos, organismos multilaterales, empresas y oenegés sobre la ayuda para Venezuela.

Más de 20.000 voluntarios se inscribieron, según la oposición, para colaborar en el proceso de entrada de la asistencia. Según Guaidó, en los próximos días se abrirán otros centros de acopio en Brasil y en una isla caribeña.

Guaidó también enfrentó a los militares por este tema y les advirtió que impedir la entrada de alimentos y medicinas es un "crimen de lesa humanidad".

No obstante, la cúpula militar sigue profesando "lealtad absoluta" a Maduro. El domingo, la Fuerza Armada inició cinco días de ejercicios en todo el país, para enfrentar una eventual invasión de Estados Unidos.

"No habrá imperio que se atreva tocar el territorio de Venezuela", aseguró el presidente socialista, al inaugurar las maniobras. 

Desde afuera

En tanto, Guaidó advirtió el viernes en entrevista con AFP que hará "lo necesario" para lograr que "cese la usurpación" y "salvar vidas", sin descartar que el Parlamento autorice la intervención de una fuerza extranjera.

El gobierno de Donald Trump, con el que Venezuela rompió relaciones por considerar que está detrás de un golpe de Estado, no descarta el uso del ejército en Venezuela.

Estados Unidos propuso al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un proyecto de resolución sobre Venezuela en el que le pide que facilite la ayuda humanitaria y se comprometa a unas elecciones presidenciales, un texto al que se opuso Rusia, según fuentes diplomáticas.

Además de Moscú, Maduro cuenta entre sus aliados a Turquía, Irán y China, aunque Pekín -al que Caracas adeuda unos 20.000 millones de dólares- ha dicho que mantiene contactos con todas las partes.

 

El Observador con AFP y EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...