Nacional > NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Maestros confían en Vázquez y profesores no creen en sus promesas

El mandatario dijo que la educación será prioridad en la próxima Rendición de Cuentas

Tiempo de lectura: -'

03 de abril de 2018 a las 21:30

A días de la convocatoria del Poder Ejecutivo al Consejo Superior Tripartito del sector público–el próximo martes 10 de abril- y tras el anuncio del presidente Tabaré Vázquez de que la educación será prioridad en la próxima Rendición de Cuentas, los sindicatos de la enseñanza ajustan sus plataformas de reclamos con diferentes expectativas

Mientras que los maestros llegan a la negociación entusiasmados por las palabras del mandatario, los profesores desconfían y temen que lo de Vázquez sea casi que una ironía.

El presupuesto fue la razón por la cual la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) solicitó la reunión con el presidente. En ella los maestros plantearon todos sus reclamos y Vázquez los escuchó. No solo les dijo que la educación sería la prioridad de la próxima Rendición de Cuentas, sino que además les manifestó: "Si yo pudiera, firmaría el 6% del PIB para la educación".

La receptividad del mandatario dejó conformes a los maestros. "Salimos esperanzados, fuimos escuchados desde nuestras propuestas", dijo a la salida de la reunión la secretaria general de la FUM, Elbia Pereira.

Sin embargo, las palabras del presidente no surtieron el mismo efecto entre la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), que aunque sus integrantes no participaron de la reunión, sí estuvieron atentos a los anuncios presidenciales. De hecho, consultado por El Observador sobre la promesa de Vázquez de que la educación va a ser la prioridad de esta Rendición de Cuentas, Marcel Slamovitz, presidente de Fenapes, consideró que en los presupuestos anteriores el gobierno anunció lo mismo y no cumplió. "Siempre dicen lo mismo", afirmó.

"Nosotros, primero, lo que queremos es que se cree el ámbito de negociación –esperemos que se cree el martes 10- y que se negocie. Que no se haga como se hizo desde 2015 hasta ahora que no hay negociación", señaló. Expresó que si el gobierno va a la negociación solamente a informar, como sucedió en los años anteriores, se viola la ley de negociación colectiva, que la propia izquierda creó.

La Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (CSEU), que reúne a los sindicatos de la educación, viene reclamando desde hace un mes que entre marzo y abril se comience a negociar el presupuesto en los ámbitos correspondientes, para evitar que pase lo mismo que sucedió en 2015 y 2017.

Por otro lado, a Slamovitz le causó gracia que el presidente haya dicho que si pudiera, firmaría el 6% del PBI para la educación. "¿Quién es el presidente entonces? Parece una cuestión un poco irónica y si no que diga a quién le está haciendo los mandados", manifestó.

Sin embargo, Pereira no opinó lo mismo. "Si consideráramos que fuera un cuento, no estaríamos pidiendo una entrevista con la autoridad máxima del país", señaló. Indicó que en la reunión, los maestros le dejaron claro al mandatario que aunque reconocen "los avances" que han tenido en los últimos años "estos aún no son suficientes". "Esta es la última Rendición de Cuentas. Nosotros vamos a golpear todas las puertas que sea necesario para que atiendan la mayor cantidad posible de reivindicaciones justas", afirmó.

El Observador intentó sin éxito comunicarse con dirigentes de la Asociación de Funcionarios de UTU (Afutu).

Reclamos de los maestros

1) Este martes en la reunión que mantuvieron con Vázquez, los maestros le reclamaron el 6% del PIB para la educación y un salario equivalente a la media canasta básica familiar ($ 36.000 nominales) para el maestro de primer grado, es decir, el que recién ingresa al sistema. Hoy un maestro de primer grado percibe $ 26 mil nominales.

2) Los maestros también plantearon la necesidad de crear nuevos cargos de psicólogos, maestros de apoyo y maestros comunitarios, psicopedagogos, entre otras figuras para que realizar un mejor acompañamiento de los niños con dificultades.

3) Solucionar las inequidades salariales: la FUM reclama que los maestros comunitarios tengan un aumento salarial real, ya que en el año pasado solamente se les ajustó el sueldo por el Índice al Precio de Consumidor (IPC). También exigen que los maestros suplentes cobren de acuerdo al grado y no como recién recibidos. Por otro lado, piden la regularización de 300 auxiliares contratadas por comisión de fomento y mejorar al salario de los directores para que ganen más que los maestros. Elbia Pereira señaló a El Observador que Vázquez les solicitó que le presentaran estos reclamos por escrito antes del jueves para transmitírselo a los ministros antes de que comience la negociación.

Reclamos de los profesores

1) Fenapes reclama el 6% del PIB para ANEP y Universidad de la República

2) Un salario equivalente a media canasta básica familiar ($ 36.000 nominales) para un cargo de 20 horas semanales. Hoy el salario asciende a $ 28.000 nominales por 20 horas semanales.

3) La construcción de nuevos liceos con dinero del Estado y no a través de Participación Público Privada (PPP).

4) Creación de cargos y más funcionarios para el "funcionamiento real" de los liceos. En este punto reclamarán los cargos que fueron recortados con el reciente ajuste presupuestal en Secundaria, que supuso una disminución de 1.500 horas en tutorías, educadores sexuales, profesores orientadores de bibliografía y docentes de laboratorio.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...