Fútbol > Repaso

Futsal, Fútbol Playa, Femenino, Juveniles, todos los clásicos invadidos por la violencia

En todos los deportes donde se enfrentan Nacional y Peñarol hay incidentes que van desde balazos a enfrentamientos

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2019 a las 11:40

Limitaron el ingreso de hinchas. Jugaron a puertas cerradas. Se fueron al interior. Se han tomado innumerables medidas de seguridad. Pero pese a ello, la tortuga siempre se termina escapando. El clásico sigue siendo un problema para las autoridades de seguridad. En todos los deportes y en todas las categorías donde se enfrentan Nacional y Peñarol se generan incidentes.

En fútbol playa, futsal, fútbol femenino, clásicos de juveniles, básquetbol (donde llevan tiempo sin enfrentarse pero se generaron hechos que los involucran) y mayores, siempre hay problemas.

Con el paso del tiempo y los cambios en la sociedad, los incidentes pasaron de tomarse a golpes de puños a terminar a los balazos. Se solía decir que antes los líos se arreglaban a las trompadas. Hoy se saca un arma, como el pasado fin de semana en el clásico femenino entre Nacional y Peñarol jugado en el Parque Central.

No queda partido ni actividad en que se enfrenten tricolores y aurinegros donde no se registren hechos de violencia dentro o fuera de los escenarios. Los antecedentes son elocuentes.

 

Futsal

En los últimos años, el Futsal fue caldo de cultivo para los incidentes en los clásicos. El hecho de jugarse en un escenario cerrado donde el clima caliente se concentra más llevó a problemas que terminaron hasta en hechos con armas de fuego.

En 2008 un joven de 20 años resultó herido de bala y 25 personas fueron detenidas en el marco de los disturbios que se generaron en las afueras del gimnasio del Complejo Municipal de Canelones.

Curiosamente, el clásico de futsal se había fijado en el interior para evitar problemas. Pero los hinchas demostraron no tener límites.

Los incidentes se reiteraron en 2011 en el mismo escenario y obligaron a la suspensión del partido debido al lanzamiento de un encendedor y un destornillador a la cancha. “Los proyectiles vinieron de la gente de Nacional que estaba ubicada detrás de los bancos de suplentes", dijo a El Observador en ese momento el futbolista de Peñarol, Andrés D´Alessandro, quien aseguró que junto a sus compañeros permaneció en el vestuario cuando los hinchas protagonizaban incidentes en las afueras del escenario. "No era gente del futsal, a los que vienen siempre los conocemos, es un ambiente familiar", agregó el jugador. Además, al grueso de la hinchada carbonera le fue prohibido el ingreso al gimnasio.

 

Fútbol Playa

Jamás podría imaginar la policía, los dirigentes y el público en general que una actividad de Fútbol Playa, jugada en pleno verano, podría terminar mal. En febrero de 2013 la policía impidió el duelo clásico entre Nacional y Peñarol por temor a incidentes debido al clima que se había generado.

Insólito pero real: el campeonato no terminó debido a los hechos de violencia.

¿Qué pasó? Peñarol había clasificado a la final del campeonato y esperaba rival del partido que jugaban Nacional y Terremoto. Los bolsos ganaban 2 a 0 cuando Terremoto descontó. El autor del gol celebró haciendo gestos a la parcialidad tricolor. El árbitro lo expulsó y cuando salía comenzaron los incidentes con los hinchas. El partido se suspendió.

Las autoridades del Ministerio del Interior comunicaron que no aceptarían un clásico final.

El director de Deporte, Fernando Cáceres, expresó en ese momento: “La playa es de la Prefectura y es obvio que no dispone de gente suficiente para custodiar un partido. No hubo más remedio que sacrificar un espectáculo tratando de salvaguardar un espacio de deportes generales”.

Los vecinos de la zona habían iniciado una movida de recolección de firmas para pedir que no se juegue más debido a que en los partidos de Nacional y Peñarol se habían provocado daños en edificios y vehículos de la zona.

 

Fútbol femenino

Fue el incidente más reciente que se produjo en el clásico de Fútbol Femenino. Las jugadoras de ambos equipos lucharon a brazo partido para que se permitiera jugar con público. Hasta entonces el clásico femenino quedaba reducido a un grupo minúsculo de personas autorizadas a ingresar. Se habilitó hacerlo abierto. Y la tortuga se escapó. En las afueras del Parque Central hubo enfrentamientos, pedreas y una persona detenida e imputada por portar un arma de fuego.

 

Básquetbol

Si bien hace muchos años que Nacional y Peñarol no se enfrentan, hubo hechos que involucraron a ambas parcialidades y que mantuvieron en estado de alerta a las autoridades policiales.

La muerte de Rodrigo Núñez en las inmediaciones de la cancha de Aguada la noche que Nacional jugó ante 25 de Agosto se vinculó a un caso de las hinchadas de los grandes. El chico respondió a un grito diciendo: “Aguante Aguada y Nacional” y fue asesinado por parte de un hincha que respondía a un sector de la hinchada de Peñarol.

El Observador publicó en su edición del 11 de abril de 2011: “El líder de la barra de Peñarol llamada "Los Feos", un hombre apodado "El Tuerto," que ya había sido indagado varias veces por la Policía y la Justicia, fue también a prisión por el delito de encubrimiento, por falsear y entorpecer la investigación, tanto policial como judicial. Los tres procesados integran la barra brava de Peñarol".

Esa noche también fue asesinado el menor Rodrigo Núñez de una puñalada en el tórax. En este caso, otro parcial de Peñarol menor de edad conocido como “Vladimir” fue procesado y recluido en la Colonia Berro.

"La camioneta Fiat Fiorino había participado en la balacera entre parciales de Nacional y Peñarol que en 2008 acudieron a una final de Futsal en la ciudad de Canelones. Según versiones de testigos, desde ese vehículo que circulaba hacía rato por la zona, se efectuaron varios disparos en la esquina de Agraciada y César Díaz el 8 de mayo del año pasado”, decía la nota.

 

Nacional al Palacio

En 2017, cuando Nacional clasificó a las semifinales de la Liga Uruguaya de Básquetbol, se generó incertidumbre sobre la presencia de la parcialidad tricolor en el Palacio Peñarol, escenario que albergaba los partidos. Por reglamento todos los partidos deben jugarse allí, por justicia deportiva.

La directiva de Nacional pidió garantías para jugar en el Palacio.

¿Cuál era la preocupación de Nacional? En principio, cómo llegaban sus hinchas al Palacio Peñarol. Ser víctimas de una posible emboscada e incluso que se provoquen incidentes teniendo en cuenta que en ese entonces los aurinegros no estaban afiliados a la FUBB.

Desde la dirigencia de Nacional se reveló incluso que en el Palacio Peñarol "se guardan los bombos y banderas de la hinchada de Peñarol".

 

Juveniles

Los clásicos de juveniles son otro dolor de cabeza para la seguridad. En los últimos años ha pasado de todo. Al igual que el Futsal, se intentó persuadir llevando los clásicos al interior pensando que las hinchadas no concurrirían. Pero pasó lo contrario.

En 2013 la tarde terminó mal en el Campeones Olímpicos de Florida.

“Hinchas tricolores y aurinegros se enfrentaron cuando se jugaba el segundo tiempo del clásico del futuro en categoría sub 19. Todo comenzó cuando la hinchada de Nacional, un grupito de la conocida “Banda del Parque”, mostró una bandera de Peñarol, en un claro mensaje provocativo. La respuesta no demoró. Los hinchas de Peñarol que estaban ubicados en la tribuna Amado Fleitas se trasladaron hacia la tribuna principal. Por la zona del vestuario ubicado sobre la calle Antonio María Fernández, un grupito de hinchas aurinegros ganaron el ingreso a la pista de atletismo, enfrentándose con hinchas de su tradicional adversario. Todo ocurrió con el tejido de por medio. La intención de los hinchas aurinegros fue robarse una bandera de Nacional. Previo al partido, la policía en controles de ruta incautó al menos un arma de fuego, un revolver calibre 22, y un arma de aire comprimido”, informó Canal 4 de Florida.

En los últimos tiempos los clásicos de juveniles se disputaron en el Estadio Centenario y con ingreso limitado de público.

Clásicos de verano

Ni siquiera en los clásicos de verano se pueden evitar los cruces y los incidentes entre las parcialidad de Nacional y Peñarol.

Uno de los casos más insólitos ocurrió en un clásico de veteranos y exjugadores que se disputó en el Centenario a beneficio de Haití. La historia terminó con incidentes entre ambas parcialidades.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...