Nacional > Frontera

Médicos y enfermeros "doble chapa" recibieron la primera dosis de Sinovac

Varios trabajadores de la salud en Santana do Livramento y Chuí fueron vacunados, mientras Rivera y Rocha preparan sus planes

Tiempo de lectura: -'

30 de enero de 2021 a las 05:02

Por Nahuel Marichal

"Me preguntan si tiene reacciones adversas. Ahora mis familiares están más tranquilos, por lo menos tengo menos chance de complicarme”, comenta Rene Carbonay, médico uruguayo que trabaja del lado brasileño y ya fue inmunizado contra el covid-19. La historia se repite con varios compatriotas que trabajan en la salud y recibieron la dosis del laboratorio chino Sinovac por ser “doble chapa”, como suelen ser identificados quienes viven en Santana do Livramento y Chuí.

El cien por ciento del personal de salud pública de Chuí ya se vacunó, y ahora esperarán 21 días para la segunda dosis, dijo a El Observador el prefecto Marco Antonio Barzoza. También está comprendida una decena de médicos que trabajan en laboratorios particulares del lado brasileño.

Después del 15 de febrero será el turno del segundo grupo: los adultos mayores que viven en residenciales; la tercera etapa, que aún no tiene fecha, comprenderá a los mayores de 75 años, según definieron las autoridades brasileñas.

En Chuí hubo una sola uruguaya habilitada para vacunarse por ser la única que tiene el trámite de reválida de su especialidad médica. Graciela Cabreira, de 59 años, recibió la primera dosis de Sinovac el miércoles 20 de enero en una de las policlínicas de la Vigilancia Sanitaria.

Cabreira contó a El Observador que en su lugar de trabajo le comunicaron la fecha en que  podía vacunarse y no dudó. “Es cumplir con un protocolo dentro de la vacunación, lógicamente es algo nuevo pero no nos tiene por qué llamar tanto la atención. Es cumplir y estar al frente de enfermedades que nos sorprendieron, cuando no estábamos preparados”, sostuvo.

“El municipio ha sido muy importante en este momento porque ha dado un gran empuje de la vacunación, un ejemplo a nivel nacional de los dos países: Brasil y Uruguay, iniciando y armando toda la logística”, destacó.

A 22 kilómetros, otros cuatro médicos uruguayos se vacunaron en Santa Vitória: Sandra, Alexis, Heber y Ketia, que trabajan en emergencia, pediatría y obstetricia. Integran el grupo de 14 profesionales del hospital local, informó su directora, Sabrina Correa. Todo el personal fue vacunado y ahora esperará cuatro semanas para la segunda dosis.

El plan de vacunación brasileño priorizó –sin obligatoriedad– a quienes están frente a la primera asistencia, como personal de puertas de emergencia, médicos y enfermeros que están en sala de pacientes internados con covid-19. Para Richard Sander, intendente de Rivera, la realidad del otro lado “es mucho más compleja” porque, por ejemplo, en Santana do Livramento, “tenían casi todas las camas ocupadas”.

“Conozco varios médicos uruguayos que trabajan en Livramento, que se vacunaron”, señaló el intendente. Otro de ellos es Marcos Suárez quien trabaja en ASSE y también para prestadores privados de Rivera y Santana do Livramento.

Es médico intensivista y coordinador de cuidados intensivos.  Tiene 40 años y se recibió en 2008 en la Universidad de la República (Udelar), en Montevideo. Trabajando como director técnico del CTI de Santa Casa de Misericórdia. Se vacunó el mediodía del 22 de enero en la Vigilancia Sanitaria del municipio de la ciudad brasileña. “Entré porque soy médico del CTI, doce médicos nos hemos vacunado. De ellos, diez trabajan en Rivera y Livramento, pero solo dos son brasileros estrictos. Los otros, ‘doble chapa”, comenta.

En el grupo también hay un cubano que vive en Uruguay desde hace cinco años, Rene Carbonay, de 37 años. Conoció a uruguayos en Cuba durante sus estudios y uno de ellos, su mejor amigo, le habló acerca de la oportunidad de emigrar e instalarse en la ciudad fronteriza. “No lo pensé dos veces”, afirmó.

Ahora trabaja en ASSE y en el hospital público de Santana do Livramento, donde trabajan más de 300 personas. Del total, una docena lo hace en CTI y ocho de ellas son uruguayas. La segunda dosis de Sinovac se la darán en 28 días, contando desde la primera dosis.

Estos uruguayos se sumaron a Ricardo Cardozo (29), el licenciado en enfermería que también trabaja en el Hospital Santa Casa, y fue el primer uruguayo en ser vacunado en la frontera. Cardozo había contado que cuando le ofrecieron vacunarse no lo dudó. “Fui nervioso, pero no por la vacuna, sino más por el impacto que podía dar”, contó.

Rivera se prepara, Rocha pide ser considerado

El intendente dijo a El Observador que este martes se reunirá con la prefecta Ana Tarouco para coordinar acciones relativas al manejo de la pandemia, en un contexto donde la ciudad se prepara para recibir –aún sin fecha– las dosis anunciadas por el presidente Luis Lacalle Pou. El Ministerio de Salud Pública (MSP) le pidió a la intendencia dos locales para incluir en el plan de vacunación y uno de ellos  que ya fue aprobado es la Casa de la Cultura, que se ubica a cien metros del hospital, y tiene suficiente espacio. Allí se vacunará por cinco días, de 8 a 19 horas, confirmó Sander.

A su vez, la comuna puso a disposición la policlínica del estadio Atilio Paiva de la ciudad, a otros 100 metros de la Casa de la Cultura, que también cumple con los requerimientos del MSP.

En paralelo, las dos mutualistas de la ciudad se están preparando para convertirse en centros de vacunación, confirmó el jefe comunal.

El intendente Sander destaca que el departamento tuvo una baja de algo más de cien casos en los últimos cinco días, pero dice que “la frontera sigue incambiada”.

Por eso se reunirá con autoridades brasileñas y hará hincapié en la campaña de concientización sobre los cuidados para evitar la propagación del coronavirus.

“Los números son alentadores, (sin embargo) el gran miedo que tenemos, que hablamos con (Luis) Lacalle Pou y (Álvaro) Delgado, es la vuelta de la playa de Florianópolis y el este del país. Sobre todo los que viajan en vehículo brasileño que se les permite el paso. No tenemos un control de la cantidad de gente ni cómo controlar cuando vuelven”, admitió. Las quincenas son claves porque es cuando se dan los recambios que pueden traer, de aquí a siete días, una “ola de positivos”.

Además, de los primeros 44 inmigrantes que solicitaron ingresar al Uruguay, seis dieron positivo. Es “otro problema diario” porque son “de 10, 15, 20 migrantes por día que son focos positivos, fuera de nuestro control”.

Por su parte, el intendente de Rocha, Alejo Umpiérrez, confirmó a El Observador que le pidió al MSP que su departamento esté en el grupo de prioridad para recibir la vacuna, al menos para el 30% de la población, al igual que lo hizo Rivera.

Fuentes de la cartera indicaron que todos los pedidos están a consideración pero que dependerá de la llegada de las dosis a Uruguay y de las vacunas que le correspondan a cada rubro

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...