Economía y Empresas > ECONOMÍA

MEF lanza operación para estirar curva de deuda pública hasta 2045

Los operadores ven escaso incentivo para adherir al canje y recompra por hasta US$ 2.000 millones

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2012 a las 09:17

La Unidad de Gestión de Deuda del MEF anunció ayer una operación de emisión, recompra y canje de títulos de deuda, que permitirá estirar en nueve años adicionales la curva de vencimientos de los valores uruguayos en dólares que cotizan en el exterior.

La operación fue recibida con cierta tibieza por parte de operadores del mercado, que se mostraron dubitativos sobre si existen incentivos suficientes para adherirse al canje propuesto, en particular para los tenedores de títulos con vencimientos a mayor plazo.

No obstante, el primer paso de la operación que buscó captar US$ 500 millones que serán destinados a la recompra de títulos, se concretó con éxito.

Con la emisión de un bono con vencimiento en 2045 y un cupón de 4,125%, las autoridades buscan atraer el interés de inversores que poseen actualmente deuda de Uruguay en plazos más cortos.

El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, calificó la operación como "un hito" en la historia económica de Uruguay, al crear un bono de referencia de esas características. "El beneficio en este caso no es por cambio de moneda (como en anteriores canjes). El beneficio en este caso es doble: extendemos los plazos y creamos un bono de referencia a 30 años", manifestó Lorenzo en declaraciones a la prensa.

Hay dos categorías para el canje: la de títulos en dólares con vencimiento anterior a 2027, que constituyen el Grupo A -con prioridad sobre los demás interesados-, y aquellos con un vencimiento en 2033 y 2036 en el denominado Grupo B. Los inversores tienen hasta el viernes para presentar sus propuestas.

En conjunto, los bonos elegibles para el canje tienen una liquidez de US$ 5.018 millones y el gobierno está interesado en colocar y canjear hasta US$ 2.000 millones en la nueva emisión. Sin embargo, el objetivo del gobierno no es deshacer bonos que ya son referencia en el mercado, por lo cual algunos títulos -como el 2022, 2033 y 2036-, mantendrán una liquidez mayor a US$ 500 millones luego de la operación.

Paso uno
Ayer tuvo lugar la primera instancia del canje. Las autoridades uruguayas captaron US$ 500 millones con el nuevo bono, que se usarán para ofrecer a los inversores la opción de entregar sus títulos al Estado uruguayo a cambio de efectivo. A esa opción pueden acceder solamente los bonos del Grupo A y las dos series nominadas en euros, con vencimiento en 2016 y 2019 (ver cuadro).

Si bien no se mencionaron cifras de demanda a nivel oficial, fuentes del mercado informaron que las ofertas presentadas estuvieron por debajo de los US$ 1.000 millones.

La emisión se completará con el equivalente al circulante de títulos que adhieran al canje, con un máximo de US$ 2.000 millones.

La operación de canje está diseñada para lograr una fuerte participación de los títulos contenidos en el Grupo A, que incluye papeles con vencimientos que van desde 2013 hasta 2027.

Actualmente, el bono en dólares emitido por el gobierno uruguayo de mayor plazo vence en 2036 y existe una única emisión a 2037, nominada en unidades indexadas (UI). Las grandes torres de vencimientos que enfrenta Uruguay se encuentran concentradas entre 2017 y 2021. En esos cinco años vencen el equivalente actual de US$ 5.619 millones solamente en bonos del Tesoro. Para el próximo año, los vencimientos de bonos ascienden a US$ 448 millones.

Respuesta
A nivel del mercado, el plan financiero presentado ayer generó ciertos reparos. El analista financiero Andrés Escardó dijo a El Observador que el spread -diferencial de tasas- en el rendimiento del nuevo título con vencimiento en 2045 con el más cercano de 2036 es bajo, lo que no resulta del todo atractivo. El rendimiento actual del bono 2036 considerando el plazo, precio y cupón alcanza a 3,94%, según datos de Bloomberg, mientras que el título a 2045 ofrece un rendimiento de 4,125%, una diferencia inferior a cuarto punto porcentual.

Escardó señaló además que si se compara con países de la región con igual calificación de riesgo, como el caso de Perú, se encuentra un diferencial mayor en plazos similares. "Si comparás Perú, que es algo muy parecido a nosotros, el 2037 rinde 3,5% y el 2050 mide 4%, con medio punto de spread".

Además, destacó, el título peruano con vencimiento en 2050 es más "líquido", ya que tiene un circulante de US$ 1.500 millones.

De todas formas, sostuvo que la oportunidad para emitir en dólares "es ahora" por las bajas tasas de interés del mercado internacional.

El gerente financiero de un operador institucional local agregó que al comparar la tasa ofrecida con otros títulos similares de la región "no tiene pinta de que el bono vaya a tener demasiado nivel de apreciación".

"No es tan barato si ves que un bono de Brasil a 2041 te rinde 3,8%", señaló.

La última emisión global había sido realizada por Uruguay en diciembre del año pasado, cuando fueron colocados US$ 1.000 millones en títulos en UI.

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...