Opinión > OPINIÓN

Mejores suelos, menor cambio climático

Nueva Zelanda y Holanda integran una alianza para una agricultura más verde

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2019 a las 05:00

Luchar contra el cambio climático es al mismo tiempo valorizar a los productos resultantes de esa lucha. Y eso lleva a un veloz rediseño de los sistemas productivos a los que se les preguntará por parte de cada vez más consumidores ¿qué huella dejan? Ese tema que estuvo esta semana en la actividad anual de ADP –una de las empresas importantes que tiene la agricultura uruguaya– también estuvo en  discusión en Nueva Zelanda, y lo que allí sucedió esta semana  importante para Uruguay. Nueva Zelanda y Holanda son referencias muy importantes en materia de agro, y han decidido unir fuerzas.

Soñar con un país que se anime a ser vanguardia en la materia puede tomar referencias variadas. Entre ellas estos dos países son ineludibles. Un país del hemisferio Sur, que como nosotros produce lácteos y carne ovina fuertemente, sobre una base pastoril, más extensiva, y que partiendo del agro logró notables niveles de desarrollo.

Holanda es un país pequeño, liberal, que articula sinérgicamente agro, turismo, puerto. Es el segundo exportador mundial de productos del agro, desde quesos a tulipanes. No es que sean países perfectos, pero son países de los que hay mucho para aprender.

Tras la visita del primer ministro holandés a Nueva Zelanda esta semana, ambos países han unido  fuerzas motivados por la estrategia de ser vanguardia en la lucha contra el cambio climático. Han acordado cooperar para innovar en una producción de alimentos capaz de colaborar en la épica tarea de frenar el cambio climático. O sea, lo que los consumidores de alimentos reclaman y seguirán reclamando por décadas.

Dentro de lo acordado está potenciar la investigación conjunta entre las universidades de Massey en NZ y Wageningen en Holanda. Los dos primeros ministros también analizaron abrir más el comercio mutuo y la marcha de la legalización del cannabis y su potencial. Nueva Zelanda plebiscitará la legalización en 2020 y Holanda es líder en genética. Pero el centro es una agricultura capaz de ayudar en la mitigación o reversión del cambio climático.

“El sector productivo  comprende que para operar en nuestra sociedad y tener un futuro de largo plazo necesita innovar para tener un sector agrícola sólido en 20, 50 y 100 años hacia adelante en ambos países y discutimos esto en detalle en nuestras conversaciones “, dijo Rutte.

Recordemos, los meteorólogos –al menos la enorme mayoría de ellos– nos vienen advirtiendo que la temperatura no debe pasar en más de 1,5 ºC los niveles que tenía antes de la era industrial. Como máximo 2 ºC. Y que tal como vamos al final de este siglo el desvío será muy probablemente 4 ºC, lo que significaría cruzar un “punto de no retorno”.

Para lograr esas metas hay que reducir drásticamente las emisiones de CO2, metano CH4 y NO2, óxido nitroso. Hay que cambiar muchas cosas.  Eso es importante para Nueva Zelanda, que es junto a Uruguay uno de los países más ganaderos del mundo, en su caso líderes en lechería y carne ovina.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo por su parte que las discusiones en torno a cómo reducir las emisiones de metano de la ganadería habían estado en la agenda. 

Ambos hicieron una declaración conjunta en la que destacaban la importancia de las comunidades de productores de sus países como pilares de la economía. El acuerdo además supone alianzas entre empresas privadas de ambos países, que seguramente estarán generando productos en los próximos años para medir mejor, mitigar o aún revertir el cambio climático desde la producción agropecuaria.

Los dos países forman parte además de la Alianza por la Neutralidad del Carbono (Carbon Neutrality Coalition), una organización que aquí no se menciona mucho, pero que integran Costa Rica, Colombia, Canadá y varios países europeos que han acordado metas ambiciosas en materia de emisiones. Estos países quieren llegar a cero emisiones netas en 2050 y pasar a tener emisiones negativas en la segunda mitad del siglo.

Toda la actividad económica se rediseñará en este siglo bajo el supuesto de que el cambio climático es un problema de enorme importancia. Una relación más estrecha de la producción agropecuaria de Uruguay con Nueva Zelanda y con Holanda sería una oportunidad de aprendizajes de enorme valor.

En un posible acuerdo al que Uruguay se sumase, el estudio del suelo y de cómo promover el aumento progresivo de la materia orgánica que contienen sería algo central. Uruguay tiene una necesidad urgente de medir la huella de carbono de lo que hace, en parte por una lógica defensiva de poner en su justo término el impacto que la ganadería eventualmente tenga sobre el cambio climático. De lo contrario quedará atrapado en diagnósticos externos que con frecuencia han exagerado la incidencia de la ganadería pastoril sobre el cambio climático. Además de esa lógica defensiva, medir esos balances y sumarse a los países que apuestan a liderar la lucha contra el calentamiento para evitar que la temperatura supere la fatídica línea de 2 ºC respecto a las temperaturas previas a la era industrial será parte imprescindible de una estrategia de agregar valor desde lo ambiental a los productos del agro.

La propia  mandataria de Nueva Zelanda explicó en las páginas web del gobierno neozelandés la decisión tomada y remarcó que los dos países integran la Alianza Global de Investigación sobre Gases de Efecto Invernadero en la Agricultura (GRA), “pero queremos trabajar más duro, más inteligentemente y más rápido. Seguimos comprometidos con la misión de GRA de reunir a los países para encontrar formas de producir más alimentos, sin aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero”. En esta organización sí participa Uruguay, junto a otros 56 países.

Da un poco de envidia este pacto de Nueva Zelanda y Holanda, pero tal vez no es tarde para sumarnos. Ambos países serán referencias ineludibles como países sin una gran escala geográfica capaces de construir desarrollo desde la tierra. Es una alianza de la que deberíamos formar parte.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...