Cargando...
Santiago Mele

Fútbol > HISTORIA

Mele rompe con los estereotipos: "Hay mucho para sanar todavía en el ambiente del fútbol"

El golero dice que la base del éxito de Plaza es el trabajo y la unión del grupo

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2021 a las 05:02

Santiago Mele tiene 23 años. Es el golero titular de Plaza Colonia, el líder del torneo Apertura cuando faltan tres fechas para el final. Fue campeón sudamericano sub 20 con la selección uruguaya. Antes de cumplir los 20, Fénix lo transfirió al fútbol de Turquía. Un mundo nuevo, una vida nueva, que le costó asimilar. Hasta pensó en abandonar el fútbol. Pero encontró herramientas terapéuticas para fortalecer la mente, y sanó en Colonia.

Disfruta de la ciudad y del equipo. Firmó con Plaza un contrato con una cláusula que no es habitual: por cada penal que ataja, el club se obliga a realizar una acción solidaria en el departamento. De eso y otros temas, el golero del líder del Apertura habló con Referí

Mele, golero de Plaza

Estamos disfrutando este momento, pero también hay mucho trabajo detrás”, dijo Mele. El buen momento de Plaza Colonia “es el fruto del trabajo que se viene haciendo hace tiempo. Gratifica ver que las cosas salen bien, que los resultados acompañan y queremos seguir avanzando por este camino”, expresó el golero.

¿Cuáles son las razones del éxito? “Es difícil destacar una sola cosa porque siento que hay un montón de aspectos que inciden, pero creo que lo más importante y lo que me parece que nos hace distintos es la calidad humana que hay dentro del grupo, la unión y obviamente la calidad de jugadores y de juego que tenemos”, indicó.

El club ayuda, el ambiente, la ciudad ubicada a 180 kilómetros de Montevideo.

Mele jugó en Turquía antes de unirse a Plaza Colonia

Plaza de por sí es un lugar distinto, se quieren hacer las cosas bien en un medio donde por lo general no se hacen tan bien. Viene de arriba hacia abajo. Plaza Colonia está haciendo las cosas bien a nivel de gerencia, en la toma de decisiones y eso repercute hacia abajo. En cuanto al equipo y el cuerpo técnico, hay mucha gente con trayectoria, buena gente, que ha sabido salir campeones en otros lados y todo eso baja una línea de lo que es Plaza como institución. Una de las premisas es que no sos solo un jugador de fútbol, sino se le da importancia a la persona más allá del trabajo que ejecuta. Eso está buenísimo”.

Por supuesto que el entorno también es un punto alto: “La ciudad de Colonia tiene su encanto, su mística, la forma de ser de la gente ayuda también. El ambiente no solo para trabajar sino para vivir es lindo; soy de Montevideo y además venía de vivir años en Turquía, me siento muy cómodo y la adopté como mi casa. Es un lugar lindo, donde se vive bien y se puede trabajar bien”.

Presión no, responsabilidad

Más allá de todo, Plaza se encuentra en la primera ubicación de la tabla de posiciones del Apertura, con Nacional respirando a tres puntos y a falta de tres fechas (el lunes a la hora 15 enfrenta a Boston River), el tema de la presión surge en el diálogo. “Somos conscientes de la responsabilidad, no le llamaría presión. También tenemos hambre, queremos cumplir sueños, lograr cosas importantes para el club y dejar huella en la historia del club sería algo hermoso. Somos conscientes pero a la vez responsables y vamos día a día, sabiendo que haciendo las cosas bien fue lo que nos trajo a este lugar. Queremos seguir en la misma línea porque también en lo personal agradezco a Dios que me haya puesto en este lugar y reconozco que uno puede hacer lo que está a su alcance, después lo demás se acomoda a la forma que Dios quiera. Seguimos trabajando para seguir subiendo y permanecer en este lugar de privilegio”.

Mele dijo que en Turquía estuvo a punto de abandonar el fútbol

Los rivales exigen cada vez más, “nos conocen y también la motivación que genera jugar contra el equipo que va primero, entonces nosotros sabemos que tenemos que prepararnos igual o mejor cada fin de semana y no dejar ningún detalle librado al azar”.

El plantel cuenta con dos futbolistas de trayectoria mundialista, como Cristian Rodríguez y Álvaro Fernández, que ayudan en la actividad diaria. “Para mi es un privilegio tenerlos como compañeros, porque no solo son tremendos jugadores, sino que aportan en lo humano. A los dos los vi por la tele mucho tiempo desde chico y ahora tenerlos de compañeros es algo que me sorprende y lo aprovecho. Agradezco tenerlos en el equipo porque su aporte es fundamental y su experiencia nos enriquece a todos”.

Después de tres años en el exterior, volver al país y principalmente a Colonia, “para mi es sanador porque pasé mucho tiempo sin jugar afuera y acá fue como volver a encontrarme con mi pasión, con mi alegría dentro de la cancha. También el hecho de haberme ido me hizo madurar e incorporar herramientas que antes no tenía y plantarme frente a la vida de otra manera. Entonces lo disfruto, siendo consciente de donde vengo y quiero seguir disfrutando”.

La salud mental

Mele dijo que no solo futbolísticamente fue difícil para él su pasaje por Turquía. “Estaba en un lugar que era bastante diferente culturalmente, y al haber ido solo me resultó difícil la adaptación. Pero así como también fue difícil, hoy lo miro en perspectiva y agradezco haber estado ahí porque me hizo tomar una experiencia a temprana edad que no mucha gente tiene y por ende incorporar herramientas que hoy son útiles para jugar y para vivir, que no hay que dejarlo de lado. El jugador de fútbol no solo juega al fútbol, también es una persona, que siente, si se siente bien, si está acompañado. Es mucho más importante y estaría bueno que todos los futbolistas y el medio en general se concientice para que podamos darle más atención a la salud mental, física y emocional del jugador, y no solo pensar que es una persona que corre atrás de una pelota, para que así también no pasen las tragedias de estos últimos tiempos, y que es terrible”.

El festejo del golero

Desde ese punto de vista, “hoy por hoy veo que hay mucho para sanar todavía en el ambiente del fútbol, de la concepción que tenemos nosotros mismos de quienes somos. Está bueno que de a poco se empiece a tomar consciencia, que se incorporen más sicólogos al fútbol, que nos permitamos hablar de nuestras emociones y si nos sentimos mal aceptarlo, porque parece que en el fútbol siempre tenés que estar bien, siempre tenés que rendir, y sos un ser humano que tiene días que estás bien y días que no. Eso hay que aceptarlo”.

Sobre su estadía en Turquía, admitió: “Me plantee dejar el fútbol porque estaba en una situación en la que no le encontraba la vuelta, yo estaba sufriendo, no quería vivir más allá y llegué al punto de plantearme dejar el fútbol. Pero gracias a Dios fui encontrando las herramientas, en base a mucho trabajo en terapia no solo con psicólogo, sino también conocí la biodecodificación, la psicogenealogía y muchas herramientas que me permitieron salir del lugar en el que estaba y tomar consciencia de que yo era el protagonista y el responsable de lo que estaba pasando y como tal también podía hacer algo al respecto para que eso cambiara y agradezco el haber incorporado todo eso”.

Explicó, en breve, que “la biodecodificación me parece muy útil en el mundo del fútbol porque ayuda a entender que las lesiones que tenés están somatizando en su mayoría un estrés emocional que no tenés conscientemente. Lo que te ayuda es a ser más íntegro como persona, más consciente de lo que sentís, justamente porque nos movemos en un ambiente que es bastante machista, bastante conservador, y donde te enseñan a reprimir las emociones, entonces está bueno darse el permiso de sentir lo que uno quiera sentir y a veces cuando uno se le permite se canaliza por medio de lesiones, de molestias; es una herramienta que ayuda a conocerse uno mejor”.

Mele en la selección

Señaló que en el fútbol hay que “romper con los estereotipos, los futbolistas somos personas que sienten, tenemos emociones y hay que darles un lugar. El jugador de fútbol no es una cosa”.

Mele también contó sobre el inusual contrato que firmó con el club patablanca. “Llegamos a un acuerdo de que con cada penal atajado, Plaza se comprometía a hacer una acción solidaria. Se dieron dos instancias en las que atajé penalesy los beneficiados fueron la huerta Buscando Espacio y el equipo de fútbol de Amputados de Plaza, quienes recibieron pelotas, guantes y otros artículos, y demostrar que se pueden hacer cosas. Me llena, me gratifica y me motiva, quiero involucrarme en cosas que aporten a otras personas”, expresó el golero del líder del Apertura.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...