Cargando...
Lula y Alberto Fernández celebrando la victoria

Nacional > REGIÓN

Mercosur: cautela en gobierno ante intención de Argentina y Brasil de impulsar ingreso de Venezuela y Bolivia

En la cancillería visualizan que el planteo llegará en el próximo semestre, cuando asuma Lula y Alberto Fernández tenga la presidencia temporal del bloque

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2022 a las 05:02

La victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil provocó optimismo en Argentina al ver en el líder del Partido de los Trabajadores un aliado ideológico con concepciones similares acerca de cómo debe moverse la región, una posición en la que el gobierno de Alberto Fernández había quedado bastante en soledad en los últimos años.

Fernández viajó a San Pablo para reunirse con Lula al día siguiente de la victoria, y el presidente electo de Brasil habló por teléfono este martes con la vicepresidenta Cristina Kirchner. 

Esta sintonía entre ambos países, que fue defendida por el brasileño durante toda la campaña electoral, se traducirá en un realineamiento de las posiciones en el Mercosur, cuando a principios de diciembre Uruguay le entregue la Presidencia pro témpore a Argentina en una reunión en Montevideo.

En el gobierno de Luis Lacalle Pou esperan que ese encuentro transcurra sin ruidos, dado que Lula no participará –porque aún no habrá asumido– y las tensiones con Fernández por la flexibilización del Mercosur y la habilitación a negociar de forma individual por fuera del bloque quedaron atrás.

Pese a esto, en el Poder Ejecutivo hay cautela respecto a los movimientos que Argentina y Brasil puedan impulsar a partir del 1º de enero de 2023. Este lunes, el diario La Nación de Argentina informó que intentarán levantar la suspensión a Venezuela y que Bolivia se incorpore como miembro pleno del bloque.

La publicación no pasó inadvertida en Montevideo, aunque fuentes del Palacio Santos señalaron a El Observador que aún no habían recibido ningún planteo formal. El tema, evaluaron, será propuesto una vez que Lula esté al mando del Palacio de Planalto

Además, destacaron que es difícil que se reúna el consenso –la regla de oro del Mercosur– para modificar la sanción a Venezuela, dado que Nicolás Maduro sigue en el poder sin convocar a elecciones libres, al tiempo que Brasil es el único país que no ha aprobado en el Senado la adhesión de Bolivia. Esto último luce complejo, dada la distribución de fuerzas en el Parlamento brasileño fruto de la elección de octubre, donde los conservadores son mayoría y la bancada de Jair Bolsonaro es la mayor en la Cámara de Diputados.

Lacalle Pou saludó a Lula

La incorporación de Bolivia al Mercosur fue un tema de conversación entre Fernández y el expresidente Evo Morales durante un almuerzo a mitades de julio. En ese encuentro, ambos coincidieron en “ampliar” el Mercosur con la suma del país andino y la reincorporación del país caribeño, un asunto aún más complejo.

En agosto de 2017, los presidentes Tabaré Vázquez, Mauricio Macri, Michel Temer y Horacio Cartes, acordaron suspender del bloque a Venezuela de forma indefinida por “ruptura del orden democrático”.

“La suspensión de Venezuela fue aplicada en función de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro y es un llamamiento inmediato para que comience un proceso de transición política y de restauración del orden democrático”, señalaron entonces en un comunicado conjunto.

Reunidos de urgencia en San Pablo tras la instauración de la Asamblea Constituyente venezolana, los gobiernos decidieron aplicar la llamada “cláusula democrática”, un protocolo firmado por los países en 1996, que estableció que solo los países democráticos podían formar parte del grupo. “La plena vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial para el desarrollo de los procesos de integración entre los estados partes”, señala ese reglamento.

Para poder ingresar de nuevo, Venezuela tendría que convocar unas elecciones transparentes y liberar a los presos políticos.

Además, deberá actualizar su normativa arancelaria, ya que unos meses antes (en diciembre de 2016) fue suspendida por incumplir obligaciones de carácter económico y comercial que se había comprometido a implementar cuando ingresó en el grupo en el año 2012.

Elogios y silencios

Lula ha sido explícito en su interés por refundar la Unasur y volver a posicionar a Brasil a nivel mundial. En este sentido, ha tenido guiños con sus socios ideológicos, por ejemplo al invitar a José Mujica a acompañarlo en la última caravana y durante toda la jornada electoral. Este martes, además de con Cristina Kirchner, dialogó con el peruano Pedro Castillo. Aún no ha mantenido comunicaciones ni con Lacalle Pou ni con Mario Abdo Benítez, los otros dos socios del Mercosur. 

“Lula entiende las necesidades de la región y, particularmente, la situación de Argentina”, dijo Fernández poco después de la victoria. En el último debate antes de las elecciones, el líder del PT le señaló a Bolsonaro que el presidente de Brasil no podía seguir “provocando a Argentina todos los días”, dado que era el “principal socio comercial” del gigante sudamericano.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...