Mundo > Casos de corrupción

Miles de personas pidieron en Argentina el desafuero y detención de Cristina Fernández

El juez la investiga por la presunción de que esté al frente de una red de pago de sobornos en obra pública

Tiempo de lectura: -'

22 de agosto de 2018 a las 08:54

Marchas desafuero Cristina

Miles de personas se manifestaron anoche en Argentina para pedir que el Senado apruebe retirar los fueros y permitir la detención de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) y una ley que habilite a la Justicia a traspasar al Estado bienes y dinero obtenidos ilícitamente.

En Buenos Aires, la principal de estas protestas que fueron respaldadas por importantes figuras del oficialismo, la mayor parte de los cánticos se dirigieron contra Fernández de Kirchner, a quien el juez federal Claudio Bonadio acusa de estar al frente de una supuesta red de pago de sobornos a cambio de adjudicaciones públicas destapada a comienzos de este mes.

Lea también: Cuadernos de las coimas reflotan investigación sobre entrada del dinero de la corrupción argentina en Uruguay

"¡Bonadio, Bonadio!", llegaron a aclamar los congregados frente al Congreso, algunos de los cuales portaban bolsos como los que presuntamente eran utilizados en la trama de corrupción, e incluso un muñeco que simbolizaba a la Justicia con un cartel colgado al cuello con el mensaje "bolsos llenos, heladeras vacías".

El juez solicitó que el Senado quite los fueros a la exmandataria para su inmediata detención, que aún parece lejana por la negativa de la mayoría de los grupos parlamentarios, aunque la Cámara Alta debate este miércoles si autoriza el registro, también pedido por el magistrado, de varias casas de Fernández.

Esta última orden del juez será previsiblemente aprobada, al ser aceptada por la propia Fernández, que no obstante denuncia un ataque judicial y mediático orquestado por el Gobierno.

El otro gran reclamo de la marcha, que se replicó en las principales ciudades del país, fue la aprobación de la ley de extinción de dominio, que permite que un tribunal declare propiedad del Estado activos que tengan un origen delictivo, por ejemplo la corrupción, una atribución que en la actualidad tiene importantes limitaciones.

Lea también: Chofer que anotó en los cuadernos de las coimas declaró como arrepentido
"¡Que devuelvan la plata!", gritaban los manifestantes al exigir esa norma, un proyecto que el frente gobernante Cambiemos presentó hace más de dos años y sigue negociando con la oposición.

El diputado oficialista Héctor "Toty" Flores aseguró a Efe que la sociedad ha demostrado que quiere "terminar con la corrupción" con marchas como la de ayer que pidió "el desafuero de quien fuera catalogada la jefa de una banda de delincuentes, que saqueo el país, y también que se pueda recuperar lo robado, que tanto daño le ha hecho a Argentina".

Para Flores, los doce años de gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Fernández han sido "un terrible problema" para la Argentina, ya que terminaron con un tercio de la población en la pobreza y, con eso y los casos de corrupción, "le han sacado a los argentinos la ilusión de mejorar su calidad de vida, de ascenso social".

"Me parece que no tenían una idea de gobernar el país para el bienestar, sino para saquearlo" afirmó el diputado, que aseveró que "Argentina esta cambiando, hoy todos los delincuentes tienen que estar presos, y también Cristina Fernández de Kirchner".

"Lo que queremos es que devuelva lo que se robó y que no se ampare en los fueros. Si tiene que ir presa, que vaya presa como cualquier ciudadano", apuntó Mara, una asistente a la manifestación de 65 años.

"Fueron puro afano, se robaron todo", dijo Mara agitando una bandera argentina, en el transcurso de una convocatoria en la que se escuchó el eslogan "no más peronismo".

Envuelto en una enseña nacional, Daniel, un hombre de 47 años, aseguró que el país vive un "momento histórico" porque se están descubriendo casos de corrupción de la época kirchnerista "que no se pueden creer".

"Por suerte mucha gente implicada está hablando y esta declarando cómo fueron las cosas", subrayó, en referencia a los procesados que han comenzado a acogerse a la recién aprobada figura del arrepentido y están aportando información sobre el escándalo que ha saltado a la primera línea de la política en Argentina.

Comentarios