13 de junio 2024
Dólar
Compra 38,25 Venta 40,45
25 de mayo 2023 - 16:36hs

La última "mujer de consuelo" taiwanesa conocida de la Segunda Guerra Mundial murió a los 92 años, informó una asociación contra el tráfico sexual de Taipei.

"Mujeres de consuelo" era el nombre dado a las mujeres obligadas a brindar servicios sexuales en los burdeles del ejército japonés durante la guerra entre 1932 y 1945.

Los activistas estiman que 200.000 personas de los territorios ocupados fueron forzadas a la esclavitud sexual, incluidas unas 2.000 mujeres de Taiwán.

Más noticias

La mujer fallecida, que no quiso que se conociera su nombre, murió el 10 de mayo, según informaron los activistas.

La Fundación de Rescate de Mujeres de Taipei dijo que su familia permitió que se conociera la noticia de su muerte después de un funeral privado.

Las mujeres obligadas a la esclavitud sexual por el Japón imperial durante la II Guerra Mundial provenían de sus territorios ocupados en Corea, China, Taiwán y Filipinas, entre otras áreas.

La Fundación de Rescate de Mujeres dijo que localizó a 59 de ellas después de establecer una línea telefónica directa para recoger denuncias en 1992.

“Seguiremos manteniendo registros de las mujeres de solaz y esperamos que la verdad sobre la violencia sexual no desaparezca con sus muertes”, dijo la fundación en un comunicado.

"Seguiremos exigiendo que el gobierno japonés se disculpe y compense a estas mujeres y sus familias", agregó.

Taiwán fue colonizada por Japón de 1895 a 1945. Si bien hay numerosos monumentos dedicados a la contribución japonesa a la isla durante el período colonial, no fue hasta 2018 que se erigió el primer monumento a las "mujeres de solaz" en la ciudad sureña de Tainan.

Dos años después de que Taiwán abriera un museo dedicado a las “mujeres de consuelo” un activista japonés de extrema derecha pateó la estatua, lo que produjo protestas y declaraciones indignadas contra la acción, uno de los tantos momentos tensos en las relaciones de Japón con su vecino Taiwán por este tema.

Miles de mujeres destinadas a la prostitución forzada fueron sacadas de Corea, y el tema ha abierto una brecha política entre Tokio y Seúl durante mucho tiempo.

En 2015, los dos gobiernos llegaron a un acuerdo en el que Fumio Kishida, entonces ministro de Relaciones Exteriores de Japón se disculpó por la "grave afrenta al honor y la dignidad de un gran número de mujeres".

Sin embargo, unas semanas más tarde, el primer ministro Shinzo Abe pareció retractarse de la disculpa. Le dijo al parlamento japonés que "no se encontró ningún documento que indicara que las mujeres de solaz fueron llevadas a la fuerza".

Corea del Sur también aceptó la oferta de compensación de Japón de 1.000 millones de yenes (US$ 7,2 millones de dólares), lo que fue criticado y considerado insuficiente por las víctimas sobreviviente.

Japón ha minimizado el tema en su narrativa posterior a la Segunda Guerra Mundial, dice la profesora Mary McCarthy de la Universidad de Drake, que se especializa en las políticas interna y exterior de Japón.

McCarthy dijo que no hay consenso dentro de Japón sobre los hechos de las mujeres de consuelo, quiénes eran, cómo fueron reclutadas, cuáles fueron los roles del ejército y el gobierno japoneses y qué se debe hacer hoy.

"Fueron socavados por la eliminación del tema de los libros de texto escolares japoneses, los políticos japoneses lo negaron y la insistencia activa del gobierno y los políticos individuales de que se eliminaran los monumentos a las mujeres de solaz en todo el mundo", afirmó.

La profesora le dijo a la BBC que el tema ha polarizado el discurso público desde la década de 1980, convirtiéndose en un "símbolo político" de preferencias ideológicas y visiones del mundo.

(Con información de agencias)

Temas:

Fin de la segunda Guerra Mundial

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos