Espectáculos y Cultura > RECOMENDADOS

Netflix es el que hace las preguntas en estos programas

Dos ciclos de entrevistas se sumaron a la propuesta del servicio de streaming, con perfiles diferentes y valiosos personajes para escuchar

Tiempo de lectura: -'

27 de enero de 2018 a las 05:00

¿Acaso le queda a Netflix algún género por explorar? La lista de creaciones del coloso del streaming se expande cada vez más y en más direcciones, y desde adentro de esa masa voraz de propuestas interminables emergen ahora series de entrevistas, una novedad que tiene dos ejemplos recién estrenados.

Ambas tienen como punto en común que están conducidas por comediantes, aunque de procedencias diferentes. Por un lado está Comedians in cars getting coffee, llevada adelante por Jerry Seinfeld, célebre por la serie que llevaba como título su apellido, y de extensa carrera en el mundo del standup y el humor estadounidense.

Por otra parte, estrenada la semana pasada, está No necesitan presentación, un ciclo conducido por David Letterman. Durante 33 años fue el rostro de programa Late Night with David Letterman, del que se retiró en 2015 para ser sucedido por Stephen Colbert. Con este ciclo marca su regreso a las pantallas, aunque en una faceta algo distinta.

Mientras que en su programa tenían más espacio el humor y las entrevistas asociadas a proyectos puntuales (un actor lo visitaba para hablar de su inminente película o serie, un músico sobre su nuevo disco, y así), aquí se dedica a charlar durante una hora con figuras ultraconocidas, tal y como indica el nombre del programa.

Su primer invitado fue Barack Obama, y es hasta ahora el único episodio disponible de los seis previstos, que se lanzarán a ritmo de uno por mes. Los siguientes tendrán como entrevistados a George Clooney, el rapero Jay-Z, la actriz Tina Fey, la activista pakistaní Malala Yousafzai y el conductor radial Howard Stern, una figura ignota en estas tierras pero un verdadero peso pesado mediático en Estados Unidos.

La entrevista a Obama es tribunera. Eso es clarísimo. Letterman se deshace en elogios todo el tiempo, las preguntas son inofensivas (se centran más que nada en su vida familiar) y cuando pisan el terreno político, el expresidente pisa con mucho cuidado, aunque deja una buena explicación sobre el mundo actual de noticias falsas y hechos que se ponen en duda todo el tiempo a través de las redes sociales.

Desde que entra al teatro neoyorquino –donde se sucede la entrevista– Obama es tratado por Letterman y el público de la entrevista como un rockstar. Salvando las distancias, el programa funciona como un equivalente de los periodistas de medios internacionales visitando la casa de José Mujica. La de Obama, más allá de su benevolencia, no deja de ser una entrevista que vale la pena ver.

Comedians in cars (en el que también apareció Obama) ya tiene 10 temporadas, pero en Netflix solo puede encontrarse la más reciente; luego de que el programa pasara del portal Crackle a la plataforma de streaming. En realidad, la versión que puede verse en Uruguay plantea una mezcla de los episodios de la nueva temporada junto a una selección de caras conocidas de entregas pasadas de la serie.

En ella, Seinfeld se sube a un vehículo con sus colegas y charlan sobre el humor, parando a comer luego en un café. Los autos y los locales siempre cambian.

Por ejemplo, en el episodio inicial el invitado es Jim Carrey, que combina su aparente locura delirante con frases lúcidas, mientras viaja primero a bordo de un vistoso Lamborghini azul de la década de 1970, y luego mientras arroja edulcorante a una taza parado arriba de su silla. Son episodios cortos, de apenas 15 minutos; casi videos de Youtube subidos a Netflix, aunque los entrevistados hacen que merezcan la pena.

El episodio que no verá la luz es el que tiene como protagonista al comediante y actor Louis CK, acusado de abuso sexual por cinco mujeres en noviembre de 2017.

Las entrevistas en Netflix, de todas maneras, no son completamente nuevas. En 2016 estrenó Chelsea, un programa al estilo de los late night show tradicionales en Estados Unidos (como el que supo conducir Letterman), llevado adelante por la humorista Chelsea Handler . Duró solamente dos temporadas.

Los programas

No necesitan presentación
No necesitan presentacion

Conducido por David Letterman, se publica un capítulo por mes. Por ahora solo está el de Barack Obama.

Comedians in cars
Comediantes autos y café

Con Jerry Seinfeld al frente, hay 20 episodios disponibles en Netflix.

Chelsea
Chelsea

Las dos temporadas hechas del programa pueden verse en su totalidad en la plataforma.

Comentarios