29 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,75
13 de mayo 2018 - 11:16hs
"Mi aspecto especial constituye una ventaja loca". Así se describía Netta Barzilai, cuyo físico no se corresponde con los de las típicas estrellas del mundo del espectáculo, y que este sábado ganó el Festival de la Canción de Eurovisión.

"Juego con mi cuerpo, soy yo quien decide presentarlo como lo entiendo", confió al diario Yédiot Aharonot. Su canción también habla de esa voluntad de no someterse, de asumirse y de decidir su propio destino.
Más noticias

"No soy tu juguete, imbécil", proclama el estribillo del tema ganador, cuya intérprete, de 25 años, se hizo muy popular en las últimas semanas.

Su éxito bebe de la sorpresa que suscita, con sus imitaciones de kimonos abigarrados, sus curiosos moños en el pelo y sus alusiones directas a la campaña #MeToo. Su canción, en la que imita el movimiento de un pollo, también logró hechizar a la audiencia.
Embed
Antes de que llegara Eurovisión, la "diferencia" física que cultiva y su canción convencieron a los israelíes. Pero también a los internautas extranjeros gracias a su video, visionado, según otros medios, 18 millones de veces. Desde hace días, todos los diarios seguían los avances de su cotización en las apuestas.

Ha alcanzado tal popularidad que el ministerio israelí de Relaciones Exteriores publicó su video en su página de Facebook en árabe "para mostrar una faceta menos conocida de Israel".

La carrera de Netta Barzilai despegó cuando ganó, el pasado febrero, el concurso de talentos Rising Star, el más famoso del país. Antes de eso, solo actuaba en clubes o en bodas. Ese éxito la hizo clasificarse directamente para Eurovisión.
Temas:

#MeToo Eurovisión Israel Netta Barzilai Facebook

Seguí leyendo

Te Puede Interesar