Mundo > Pandemia

Noruega admite que decidió por "miedo" y descarta aplicar otra cuarentena

Este país nórdico valora el alto impacto socio económico de las medidas restrictivas adoptadas por el coronavirus

Tiempo de lectura: -'

02 de junio de 2020 a las 13:07

Noruega reconoce como "costosa" la decisión de cerrar escuelas, jardines de infantes, peluquerías e imponer el trabajo a domicilio.

El país ha sido moderadamente afectado por la pandemia, poco más de 8.000 casos y 236 muertes (45 por millón de habitantes), nada que ver con su vecino sueco con cinco veces más casos y 20 veces más muertes.

El jefe del comité de expertos estructurado por la Dirección de Salud noruega, Steinar Holden, adelantó que en el caso de una segunda ola del coronavirus, el país debería evitar una nueva cuarentena.

Aunque la cuarentena determinada por las autoridades noruegas encontró un camino intermedio entre la flexibilidad de Suecia y la extrema dureza de países como Italia y España, muy castigados por la enfermedad, sí aplicó un estricto distanciamiento social a pesar de que muchos negocios permanecieron abiertos y la gente podía andar por las calles.

Holden, en una reciente entrevista, que reproduce Infobae, recomienda un enfoque más ligero en la eventualidad de un rebrote. “Deberíamos empezar con medidas a nivel individual, que es lo que tenemos ahora, y si hay una segunda ola, deberíamos tener medidas en el área local donde esto ocurre, y evitar las medidas a nivel nacional si es posible”.

El experto es jefe del Departamento de Economía de la Universidad de Oslo y se encargó de evaluar el impacto socio-económico de las medidas restrictivas vinculadas al combate a la pandemia.

Con anterioridad a las declaraciones de Holden, la primera ministra noruega, Erna Solberg, en una entrevista televisiva reconoció que la decisión de cerrar las escuelas fue "por miedo" y hasta por "pánico". 

Y se preguntaba si la decisión en verdad fue necesaria. Solberg sostuvo que era la correcto de acuerdo con "la información que teníamos", que llevó a adoptar una estrategia de precaución.

Holden calculó que las medidas ejecutadas desde el 12 de marzo tuvieron consecuencias de peso sobre la economía: más 2.780 millones de dólares. En esa fecha, las autoridades anunciaron el cierre de fronteras, dos semanas sin escuelas, jardines de infancia, gimnasios, peluquerías. También prohibió los eventos deportivos y culturales y estableció restricciones para el funcionamiento de los restaurantes. El 13 de marzo se produjo la primera muerte.

El gobierno del país nórdico adoptó posteriormente una estrategia que se afinca en utilizar las pruebas y el rastreo de contactos para aislar los nuevos casos en la medida que se produzcan. Vigilando que la tasa de reproducción se conserve por debajo de 0,9 e insistir en la buena higiene personal y ciertas medidas de distanciamiento social. 

Un esquema que se mantendría en el tiempo hasta 2023, cuando ya debería desarrollarse la vacuna contra el coronavirus. El costo calculado en 13.600 millones de dólares para ese amplío período sería sensiblemente más bajo que una estrategia de cierre total.

A partir del 15 de junio Noruega restablecerá el tráfico de pasajeros con Dinamarca, sin que haya obligatoriedad de guardar cuarentena. El país analiza la reapertura de fronteras con otros países nórdicos, aunque la examina con más precaución en relación a Suecia, cuyo modelo generó controversia con sus vecinos.


 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...