Agro > MERCADO LANERO

Operadores laneros confirman la relevancia del acondicionamiento

La asociación que nuclea a consignatarios y rematadores evaluó que durante la zafra 2019/2020 hubo una fuerte valorización de ese proceso 

Tiempo de lectura: -'

26 de junio de 2020 a las 22:48

La zafra lanera 2019/2020 confirmó la relevancia del valor agregado que brinda el acondicionamiento de las lanas a ese producto del rubro ovino. En una zafra que se caracterizó por menores precios en general por la fibra, hubo una fuerte valorización del acondicionamiento con grifa verde, principalmente para las lanas más finas, con diferencias de valor que fueron de US$ 0,50 hasta US$ 1,30 por kilo.

En el marco de varios eventos que influencieron de manera directa o indirecta su  desarrollo, la zafra lanera 2019/2020 “fue muy peculiar”, se expresó desde la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay (Ucrlu), tras el habitual balance anual que derivó en un nuevo informe sobre los precios promedios de la campaña.

Ricardo Stewart, presidente de la Ucrlu, hizo hincapié en que de aquí en más la diferencia de valores entre una lana acondicionada y otra no acondicionada “se va a mantener” y no solo en los precios, también en momentos de ventas, porque “cuando el mercado está más complicado es cuando esta lana –la acondicionada– tiene mayor preferencia”.

“En situaciones complicadas es cuando más se notan estas diferencias”, remarcó.

Según Stewart, la de 2019/2020 fue una zafra con buenos valores para todas las categorías. “Hubo demanda, no permanente, pero había precio”, señaló.

Apuntó que hasta noviembre la lana se comercializaba de buena manera, pero muchos productores optaron por esperar la segunda parte de la campaña cuando, normalmente, es otro buen momento para hacer negocios.

"La diferencia de precios entre lanas acondicionadas se va a mantener en valores y en momentos de ventas", Ricardo Stewart, presidente de la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lanas

Queda mucha lana sin vender

Sin embargo, la aparición del coronavirus afectó directamente el mercado y hoy hay un 40% de la cosecha aún en manos de productores, “un porcentaje importante” frente a otros años. Ese remanente está compuesto por lanas finas y gruesas, dado que las medias se fueron vendiendo, porque en ese segmento la diferencia de valores respecto a los de la zafra anterior no eran tan importantes.

Factores externos

El mundo de la lana había pasado por una campaña 2018/2019 récord en cuanto a los altos valores. Con esos antecedentes para los laneros no fue fácil adecuarse a una nueva realidad, que además fue muy variante, complicándose en gran medida  durante el último trimestre.

Según se informó en el citado análisis, fueron varios los factores que influyeron en el desarrollo de la comercialización, por ejemplo: la prolongada sequía en Australia, que afectó la calidad de la lana en algunas zonas y golpeó duro al productor económicamente; la guerra comercial entre China y Estados Unidos influyó negativamente en todo el mercado; los incendios forestales en Australia; y el covid-19 (coronavirus) fue el golpe final que afectó también al comercio mundial textil.

Los operadores laneros comentaron que en Uruguay, por ser un país tomador de precios, la situación tampoco fue fácil y ha quedado sin colocación parte de la zafra 2019 (cercano al 40%, como se indicó), y también algo más, de años anteriores.

Se recomienda conocer los datos objetivos de la lana 

A propósito, se remarcó que si bien los precios promedio de cada categoría fueron importantes, lo más destacado fue –como se dijo– la diferencia de precios que existió entre los distintos tipos de cosecha dentro de un mismo rango de micronajes, sobre todo entre la lana cosechada sin ningún tipo de acondicionamiento y la lana acondicionada por empresas acreditadas por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y otorgan la apreciada grifa verde.

En el sector de lanas de 22,9 micras y más finas, no hay registros de lanas comercializadas sin acondicionar. Respecto a la diferencia de precios entre grifa verde y la celeste (reemplazada ahora por la grifa amarilla), a medida que la lana es más fina la diferencia es más amplia y llega hasta US$ 1,30 por kilo.

Las lanas del sector de 23 a 23,9 micras acondicionadas grifa verde, tomando los promedios de todo el período, se pagaron US$ 1,16 por kilo más que las lanas sin acondicionar y casi 70 centavos más que las lanas de grifa celeste.

En el sector de lanas de 28 a 28,9 micras también hubo diferencias, pero menores. Las lanas cosechadas con grifa verde se pagaron en promedio 64 centavos más que las no acondicionadas.

Cómo mejorar el precio 

Los laneros apoyan y recomiendan, en la medida que sea posible, que todos los productores acondicionen las lanas, principalmente con empresas acreditadas por el SUL, grifa verde o en su defecto grifa amarilla porque, al igual que en los años anteriores, quedó demostrado que la diferencia de los precios entre un sistema y otro son importantes, más aún cuando esa diferencia es multiplicada por los kilos de lana que da un animal por año.

También se valoró el hecho de que el productor conozca objetivamente los datos de su lana, principalmente el diámetro promedio del lote, separando las distintas categorías y el rendimiento al lavado.

Es importante tener registros de otros parámetros como color, contenido vegetal, rendimiento al peinado, factor de confort, entre otros.

Tener esa información colabora para un precio más justo y no tener que estimar los datos.

Por último, otro elemento que los laneros consideraron de gran importancia a la hora de comercializar la lana, es contar con una copia del romaneo de esquila que entrega la empresa de esquila al productor. Esto permitirá también conocer algunas características de los lotes comercializados, muy útiles al momento de valorizar el producto.

US$ 1,30 por kilo es la diferencia máxima en esta zafra por un lote fino acondicionado grifa verde respecto a los no acondicionados.

Nueva directiva

En la reunión anual de la gremial, además, se definieron las nuevas autoridades que encabezan la junta directiva en el período 2020/2022. La Ucrlu es presidida por Ricardo Stewart, acompañado por Pablo Iramendi, como vicepresidente; Francisco Prevé, como secretario; Víctor Dotti, como tesorero; y los vocales  Santiago Onandi, Germán Gaudín y Carlos Martín Correa. 

Mirá el informe completo: 

Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...