Nacional > Hostilidad en el barrio

La historia de cómo una banda de narcos tomó el control de un edificio del Cordón

En un operativo policial motivado por la denuncia de vecinos, fueron detenidos 11 sospechosos y se incautaron armas, droga, dinero y un auto

Tiempo de lectura: -'

22 de octubre de 2018 a las 09:41

La calidad de vida de quienes vivían en el edificio Iberia, ubicado en la calle Palmar –entre bulevar Artigas y Cassinoni–, así como la de los vecinos de esa cuadra de Cordón, cambió drásticamente el 26 de julio. Ese jueves murió el propietario del apartamento 304 y su hijo, de 35 años y adicto a las drogas, comenzó a compartir su casa con narcotraficantes a cambio de droga.

Desde entonces, la actividad criminal copó el barrio y llevó a que vecinos, alentados por los operativos policiales contra el narcotráfico en Casavalle, Jardines del Hipódromo y Villa Española, denunciaran la situación.

Según informó el Ministerio del Interior esta madrugada, luego de semanas de tareas de inteligencia, este domingo de tarde se allanaron tres inmuebles de las calles Palmar,  Acevedo Díaz y 20 de Setiembre –uno de ellos el Iberia–, se detuvo a 11 sospechosos y se encontraron varias armas y objetos robados. Se incautaron dos escopetas, dos pistolas y un revólver, estupefacientes –204 envoltorios y 95 lágrimas de una “sustancia amarillenta”–, un auto y $ 16.745. Los 11 detenidos –siete con antecedentes penales– serán llevados a la Justicia este martes.

Tomado por narcos

El primer narcotraficante que comenzó a vivir en el apartamento 304 fue un hombre de 23 años apodado “el Macumbero”, que tiene un antecedente penal por usurpar en 2016 una vivienda en La Cumbre de Neptunia y, de acuerdo a la cartera de seguridad, ya vendía drogas en la esquina de Palmar y 20 de Setiembre desde hacía meses.

“Los vecinos fueron perdiendo el control del edificio”, dice el comunicado de Interior, que basó su investigación en cámaras de videovigilancia y testimonios de vecinos, hoy a resguardo de los mecanismos de protección de víctimas. Desde entonces, las llaves del apartamento pasaban de mano en mano y así ingresaba gente que ni siquiera vivía allí –muchas veces eran consumidores–, y el patio del inmueble comenzó a llenarse de motos y bicicletas hurtadas, que eran el pago por el consumo.

En ocasiones la droga se lanzaba desde la ventana del apartamento, o incluso a veces tiraban la propia llave de la puerta para que ingresaran desconocidos. Todo el clima del barrio se había transformado. “En el entorno del edificio Iberia se había montado una vigilancia y presión sobre el vecindario que volvía inexpugnable el lugar”, agrega el comunicado.

Los cuidadocoches de la cuadra, por ejemplo, fueron sustituidos por exreclusos que se involucraban en el narcotráfico, y otro grupo de personas en situación de calle vinculadas a los negocios, que acampaban en la cuadra, conformaron una "altísima hostilidad para los vecinos, atemorizados por ese entorno".

Crimen y conflicto amoroso

En la madrugada del sábado 29 de setiembre, un hombre que dormía dentro de un auto en la calle Palmar fue sorprendido por otro que se bajó de un Peugeot 307 encapuchado y le disparó. La víctima, que entonces no había sido identificada, murió horas después en el Hospital de Clínicas.

Ahora, informó el Ministerio del Interior, se sabe que esa persona se llamaba Jonathan Larrosa, que tenía 27 años, estaba en situación de calle, y que dormía allí a pedido del Macumbero para que le cuidara su auto. Para ese entonces, ya hacía cuatro meses que el líder narco estaba peleado con quien había sido su pareja y ahora era una enemiga que le disputaba el mercado.

Entre ambos hubo reiteradas amenazas de muerte. La mujer, para intimidarlo –se sentía en desventaja desde que el hombre había logrado el acceso al Iberia e incrementado el control logístico –, le prendió fuego a un auto que estaba estacionado en 20 de Setiembre.

El jueves 13 de setiembre, la ventana del apartamento 304 recibió cinco balas disparadas por un hombre desde una moto. Lo mismo ocurrió el domingo siguiente, el sábado 22 y el domingo 23.

Vecinos de la manzana aseguraron que el asesinato a Larrosa, ocurrido una semana después de los últimos disparos, probablemente fue por error, porque suponen que la víctima buscada era el Macumbero. De todos modos, este homicidio todavía se investiga.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...