Nacional > CONFLICTO

Pablo Cayota renunció al Ineed por discrepancias con el manejo político del instituto

Cayota ya había tenido cruces dentro de la comisión directiva por demoras en presentar el informe Aristas sobre educación media

Tiempo de lectura: -'

02 de diciembre de 2019 a las 11:19

Uno de los integrantes de la comisión directiva del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), Pablo Cayota, presentó su renuncia este lunes a ese organismo evaluador de la educación por entender que en el instituto se dañó el equilibrio de poder entre la lógica técnica y política.

Cayota ya había manifestado sus discrepancias públicamente sobre el accionar político del instituto y fue el protagonista de una de las últimas polémicas que trascendieron relacionadas a la demora en presentar el informe Aristas sobre educación media. El directivo se había tomado dos meses de licencia (hasta el 30 de noviembre) luego de haber manifestado su malestar en la interna de la comisión directiva por postergar la presentación del documento.

“No estoy dispuesto a legitimar un estilo de conducción que viene desplegando la Directiva en mayoría. Desde hace un tiempo, se ha producido una progresiva ruptura del equilibrio entre la función política y la función técnica dentro del Instituto, lo que conllevará inevitablemente a un debilitamiento de su autonomía e independencia, indispensables para cumplir a cabalidad su mandato legal”, expresó Cayota en su carta de renuncia.

A su vez, fue Cayota quien confirmó que el presidente de la Administración Nacional de la Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, pidió postergar la publicación de informe educativo presentado en agosto debido a que este 2019 fue un año electoral. También fue quien calificó como un “operativo mordaza” el accionar de las autoridades políticas sobre el exdirector ejecutivo, Mariano Palamidessi.

En su carta Cayota mencionó que esta forma de gestionar asuntos y recursos humanos ha producido grietas y tensiones al interior del equipo técnico generando así “chivos expiatorios” que ocultan los errores vinculados a la “influencia directriz”.

En ese sentido enumeró los fundamentos de sus palabras y mencionó que se ha registrado una "des-jerarquización de la Dirección Ejecutiva, cambiando formas de funcionamiento y reglamentos"; "una actitud muy poco clara de la mayoría de la Comisión Directiva en la defensa y fundamentación del último Informe sobre el Estado de la Educación (Ieeuy)" en el que se opusieron a publicar en el boletín de agosto del instituto, y a aprobar documentos de respuesta a críticas del Codicen elaborados por el área técnica.

También mencionó "evidente falta de voluntad política para aprobar el informe Aristas Media de acuerdo al cronograma de trabajo interno y los Compromisos de Gestión incumpliéndolos sin fundamento alguno".

Por último planteó que "es hora de ajustar" el diseño del Ineed para "blindar la autonomía y la independencia que le dan legitimidad a su existencia". "Es necesario definir con claridad los ámbitos de intervención de los actores políticos y técnicos. No debería repetirse más el proceso vivido con Aristas Media, donde la mayoría de la Directiva ha intervenido de manera distorsionante en el proceso de elaboración", escribió.

La renuncia de Cayota no es la primera en este instituto. A finales de octubre de 2018 fue Palamidessi quién presentó su renuncia y, junto con él, Juan Soca, quién se desempeñó como director de la Unidad de Evaluación de Aprendizajes y Programas.

Al abandonar el cargo, Palamidessi realizó críticas al modo de funcionamiento y sobre todo a la configuración institucional del organismo que debería encargarse de manera autónoma de evaluar los resultados de las políticas educativas. En sus declaraciones a FM Del Sol, Palamidessi mencionó las palabras “presiones”, “preferencias” y “necesidades políticas”. Aseguró que esas cuestiones condicionan el trabajo técnico del instituto.

A finales de 2015, el anterior director ejecutivo del Ineed, Pedro Ravela, renunció con argumentos similares.

La última polémica

Faltaban veinte minutos para que el reloj marcara las cuatro de la tarde del 16 de setiembre cuando Cayota se retiró enojado de la sala de videoconferencias del Instituto Nacional de Evaluación Estadística (INEEd). De nuevo creía que la sesión había sido infructífera pero esa vez dejó constancia de su molestia y discutió en sesión con la presidenta del instituto, Alex Mazzei. No podía creer que, de nuevo, la comisión directiva no había tratado el borrador del informe Aristas que da cuenta del estado de la educación media, que se preveía publicarlo en octubre. Otra vez se interponía una moción de la jerarca para cambiar el orden del día y postergar el asunto. Todo quedó registrado en las actas publicadas en la web del instituto.

“Considero que el proceso de discusión que está siguiendo el Instituto con respecto a Aristas se ha prolongado excesivamente”, lanzó Cayota en la reunión, luego de que Marcelo Ubal, otro directivo, pidiera que se tratara el punto 6.4 del orden del día en vez del correspondiente 6.1, que constaba de la revisión del informe Aristas.

“Creo que el Informe de Aristas ha evolucionado, tiene una cantidad de elementos muy positivos que es necesario dar a conocer y que la Directiva no le está dando el tiempo necesario para hacer fluida esa discusión. Por tanto, creo que es impostergable seguir ese tratamiento y avanzar todo lo que se pueda en el día de hoy”, agregó.

Pero Mazzei le dio la derecha a Ubal y ejecutó una moción para tratar primero el punto 6.4. Ese inciso significaba tratar las críticas que había recibido el Informe sobre el Estado de la Educación 2017-2018 que el Ineed presentó a principios de agosto. Aristas, según ellos, podía esperar.

Cayota volvió a tomar la palabra y contraatacó. “¿Vamos a seguir, en todas las sesiones, planteando el mismo tema? Cuando en la sesión pasada discutimos si se discutían primero los Protocolos o Aristas, resolvimos que se discutía primero Aristas. Ahora, en esta sesión, volvemos a hacer un planteo novedoso de este tipo. Por tanto, mociono para que se pase a considerar inmediatamente el tema Aristas, tal como vino el orden del día”, dijo, según consta en el acta de esa sesión.

Según señala ese documento, después de haber hecho esa moción contrapuesta y siendo las 15:40 horas, Cayota se retiró de la sala.

El integrante de la directiva del Ineed no volvió a presentarse en ninguna otra sesión hasta la fecha. Después de ese día y tal como lo informó el programa radial Así Nos Va en su momento, pidió licencia hasta el 30 de noviembre, el plazo máximo fijado para que Aristas sea presentado.

En su carta de renuncia dijo que no se fue en ese momento "para evitar que el Ineed quedara atrapado en la confrontación electoral por esta razón".

"He defendido la autonomía técnica e independencia política en este período y voy a reclamar lo mismo en el período que se inicia. Confío en que, en estos asuntos, todos los partidos políticos, el Poder Ejecutivo, el Parlamento, las organizaciones sociales y de la sociedad civil se pongan de acuerdo para fortalecer a  esta Institución y contribuir así a defender el derecho a aprender de todos los niños y jóvenes", concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...