16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
6 de noviembre 2023 - 5:00hs

Paraguay apuesta a un proyecto bioceánico como una alternativa para sus exportaciones. La intención es tener salida por el océano Pacífico y sumar así una ruta complementaria al Atlántico. Ante esa posibilidad las autoridades portuarias de Uruguay entienden que se debe potenciar a la hidrovía para que se convierta en la principal autopista para el comercio regional.

La intención de desarrollar el proyecto del Corredor Vial Bioceánico lleva ya varios años, pero en Paraguay cobró impulso con la asunción de Santiago Peña como presidente.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay lo ha definido como el proyecto más importante que lleva adelante. Resaltó que una vez culminada la ruta en todas sus etapas unirá a los puertos marítimos más importantes, tanto del océano Pacífico como del Atlántico.  

Más noticias

En la última Asamblea de las Organizaciones de las Naciones Unidas realizada en setiembre, el presidente Peña dedicó un capítulo de su discurso al corredor bioceánico. Recordó que Paraguay es uno de los pocos países del mundo capaz de producir alimentos para su población y para más de 100 millones de habitantes en el mundo.

En ese contexto, dijo, el país aspira a convertirse en el centro logístico del Corredor Vial Bioceánico Sudamericano. Indicó que por su intersección con la hidrovía Paraguay – Paraná, esa red multimodal se convertirá en la forma más competitiva de transportar productos de diferentes países a los puertos del Pacífico, facilitando consensos para la gestión de la navegación fluvial.

Ministerio de Obras Públicas de Paraguay Corredor Vial Bioceánico

“Paraguay está decidido a abandonar su antigua imagen de isla rodeada de tierra y siguiendo su vocación histórica, geográfica y cultural, convertirse en el centro de la integración sudamericana”, afirmó Peña.

Actualmente, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de Paraguay trabaja en la construcción del primer tramo del corredor que conectará las ciudades de Loma Plata (departamento de Boquerón) y Carmelo Peralta (Alto Paraguay).

El objetivo es que el Corredor Vial Bioceánico comience en los puertos de Brasil, pase por Paraguay y el noroeste de Argentina y llegue a los puertos del norte de Chile –principalmente el de Iquique- para conectar los mercados de Asia Pacífico y la costa oeste de Estados Unidos.

La mayor cantidad de obras debe ser realizada por Paraguay que tiene que asfaltar más de 600 kilómetros dentro de su territorio. La inversión prevista por el gobierno de Peña es de US$ 445 millones.

El desafío de Uruguay

En Uruguay se sigue de cerca el desarrollo del Corredor Vial Bioceánico, pero se apuesta por la ruta ya existente. El presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Juan Curbelo, dijo a El Observador que más allá de la concreción de la obra del corredor, la hidrovía sigue siendo imprescindible para Paraguay como principal vía salida al mundo. Por eso se debería propiciar y fomentar su mejor funcionamiento.

“Es el principal corredor comercial de Paraguay. El desafío es mejorar las condiciones de navegabilidad y, obviamente, las infraestructuras portuarias de Uruguay”, expresó. Según su visión, los puertos de Montevideo y de Nueva Palmira tienen mucho para ofrecer. En el caso de Montevideo resaltó la profundidad del acceso al puerto de 13 metros y el desarrollo de ampliación de Terminal Cuenca del Plata (especializada en contenedores). En Colonia hay algunas obras de mejora que están por comenzar a desarrollarse.

Foto: Leonardo Carreño. Juan Curbelo, presidente de la ANP

“Hay muchas cosas que convierten a nuestros puertos en posibles destinatarios de la carga de Paraguay. Eso no significa que se busquen otras alternativas como el corredor bioceánico que puede mejorar la logística, sobre todo la del norte de Paraguay”, señaló.

Comentó que a nivel internacional se buscan construir las condiciones más eficientes para mejorar la operativa portuaria y para que los flujos comerciales puedan salir al mundo de manera más competitiva. Por eso, la importancia de realizar mejoras en la hidrovía. “Si funciona como Uruguay pretende que lo haga va a seguir siendo el canal principal para las exportaciones de Paraguay”, aseguró.

Actualmente el puerto de Montevideo capta prácticamente toda la carga de exportación guaraní. La mercadería es transportada en barcazas por la hidrovía Paraguay – Paraná hasta Montevideo y en el puerto es trasbordada a buques de altamar que la traslada hasta su destino final.

Uno de los inconvenientes que afrontan los exportadores paraguayos desde este año es el cobro de un peaje de US$ 1,47 por tonelada de registro neto (unidad de medida que surge de un cálculo de peso volumétrico de la embarcación y sus dimensiones) a cada barcaza que transita el tramo entre el puerto de Santa Fé y la confluencia del Río Paraguay con el Paraná.

La medida fue adoptada unilateralmente por las autoridades argentinas y fue rechazada en varias oportunidades por los otros países que componen la hidrovía (Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay). Aspectos como esos deberían quedar atrás para lograr una mejor competitividad de la ruta fluvial.

“En vez de discutir sobre algunos escollos deberíamos hacerlo para que la hidrovía se transforme definitivamente en la autopista para el comercio, que haga que la mercadería fluya y que pase por nuestros puertos”, concluyó el presidente de la ANP.

 

 

Temas:

corredor bioceánico Paraguay

Seguí leyendo

Te Puede Interesar