Cargando...
Pedro Castillo, expresidente de Perú

Mundo > CRISIS EN PERU

Pedro Castillo ratificó un pedido de asilo en México y AMLO insiste: “fue un golpe blando”

El embajador mexicano en Lima visitó al expresidente peruano en el centro de detención. El Grupo de Puebla pidió por su seguridad

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2022 a las 07:42

El expresidente de Perú, Pedro Castillo, pidió formalmente asilo político a México y el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) admitió su decisión previa de concedérselo, dado que a su entender “lo que hubo fue un golpe blando”.

Castillo, depuesto el miércoles por el Congreso tras anunciar su disolución, formalizó el pedido durante una visita que le realizó el embajador mexicano, Pablo Monroy, en el Centro Penitenciario donde está detenido. Un juez supremo le dictó jueves siete días de prisión provisional para evitar una eventual fuga.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard reportó la novedad en su cuenta de Twitter y anunció que el gobierno de López Obrador ya inició consultas ante las autoridades peruanas para realizar los trámites de asilo.

El pedido formal lo realizó el abogado de Castillo, quien aseguró que el ex mandatario se encuentra “en grave riesgo, frente a la persecución infundada de órganos de justicia que han tomado un carácter político".

Durante la jornada de este jueves, el expresidente, un maestro rural de 53 años sin contacto con las élites peruanas y odiado por éstas, recibió la visita de algunos parlamentarios del bloque izquierdista.  En la audiencia lucía abrumado y con el rostro desencajado. Vestía la misma casaca azul que llevaba cuando fue detenido, según dijeron los visitantes.

Visiblemente nervioso, Castillo declinó hacer uso de su derecho a defensa para replicar las imputaciones, cediendo la palabra a sus abogados, reportó la cadena alemana DW.

"Resulta claro que acá no se ha configurado el delito de rebelión" porque este no se concretó, alegaron los defensores de Castillo. De ser hallado culpable, Castillo podría enfrentar una pena de entre 10 y 20 años de prisión.

También el mandatario mexicano negó la criminalidad de la decisión de Castillo y reiteró que, a su entender, “lo que hubo fue un golpe blando” en el que que participaron medios de comunicación y las "élites económicas y políticas" peruanas, que desde su ajustado triunfo electoral, en julio de 2021, buscaron derrocarlo.

AMLO reveló que se comunicó con Castillo poco antes de su detención y accedió darle asilo en la embajada mexicana en Lima, por lo que dio instrucciones para que “le abrieran la puerta”.

“Seguramente ya tenían intervenido su teléfono”, conjeturó, porque Castillo fue detenido por orden de la fiscalía tras la conversación.

"Al poco tiempo tomaron la Embajada (de México) con policías y también con ciudadanos", dijo López Obrador en su conferencia de prensa diaria.

Dijo que se tomará unos días antes de reconocer a la nueva presidente Dina Boluarte, y reclamó que se "respeten los derechos humanos de Castillo" y "se proteja a su familia".

El Grupo de Puebla, el foro político que integran varios ex presidentes de izquierda y centroizquierda de la región, lamentó la destitución del expresidente Pedro Castillo, aunque criticó el “mal uso que hizo de sus facultades presidenciales” al disolver el Congreso.

Respecto de la nueva presidente Boluarte, ex vice de Castillo, el Grupo dijo que "tiene el encargo histórico de conservar el proyecto político progresista por el cual votó el pueblo del Perú" además de "asegurar la paz social del país".

"Para el cumplimiento de esa misión cuenta con todo nuestro apoyo”, señaló la declaración, que también reclamó “respeto para la vida y el derecho al debido proceso de Pedro Castillo".

El Grupo de Puebla invitó a todas las fuerzas políticas del país "a un pronto acuerdo de gobernabilidad con garantías para la democracia que debería ser refrendado en unas nuevas elecciones generales".

Boluarte manifestó ayer, en cambio, su deseo de continuar en el cargo hasta completar el mandato, en 2026.

Por su parte, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, evaluó que el destituido mandatario peruano “indudablemente se equivocó” al intentar disolver el Congreso, porque “la antidemocracia no se combate con antidemocracia”.

No obstante, recordó que Castillo “fue arrinconado desde el primer día” y ante eso “no logró la movilización del pueblo que lo eligió” y “se dejó llevar a un suicidio político y democrático”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...