Mundo > ESPAÑA

Pedro Sánchez prometió una solución a la crisis catalana a cambio de que bajaran a Rajoy

El nuevo presidente del gobierno español se comprometió a "explorar el diálogo"

Tiempo de lectura: -'

01 de junio de 2018 a las 17:39

El presidente electo del gobierno español, Pedro Sánchez, quien impulsó la moción de censura contra Rajoy y resultó triunfador, dio un discurso este viernes ante el Parlamento en el que se refirió al Partido Nacionalista Vasco, a la Izquierda Republicana de Cataluña (ERC, por sus siglas en catalán) y al Partido Demócrata Europeo Catalán (Pdecat). Según Televisión Española, Sánchez prometió que trazaría un puente para el diálogo con el nuevo gobierno de Quim Torra en Cataluña, de modo de solucionar la crisis política que aqueja al país.

"Yo me comprometo a explorar ese diálogo para encontrar una solución política a una crisis que es política", dijo Sánchez, según recogió el medio español 20 Minutos. De esta forma, rechazó cualquier salida al problema "desde lo judicial".


Hasta hace dos días, Sánchez no contaba con el apoyo necesario para garantizar la aprobación de su moción de censura al presidente Mariano Rajoy. Fue así que los socialistas comenzaron a diseñar estrategias para atraer los votos de los independentistas catalanes y vascos.

"Han utilizado el País Vasco y Cataluña, pero sin escuchar a Cataluña", dijo Sánchez en el Parlamento, según La Vanguardia. "Este gobierno quiere que Cataluña esté en España pero escuchará a Cataluña", añadió. En abril de 2017, Sánchez dijo en una entrevista con La Vanguardia que entendía a Cataluña como una nación.

Los independentistas catalanes del Pdecat, que habían condicionado su decisión final a la posición del secretario general de los socialistas respecto a Cataluña en caso de llegar a la presidencia del gobierno, le dieron su apoyo para poner fin "a la etapa de Rajoy" y lo instaron a "repensar los climas sociales y políticos" en España.

Desde ERC su portavoz, Joan Tardà, coincidió en subrayar que los votos de su grupo no serán de apoyo a los socialistas, sino de rechazo "a la corrupción del PP", ya que consideran necesario "echar a Rajoy del Gobierno para enterrar este tipo de comportamientos".


"Seguramente esta va a ser la línea de ataque de la oposición de derechas (...), por lo tanto, el gobierno de Sánchez ha de ser muy prudente", estimó Joan Botella, politólogo en la Universidad Autónoma de Barcelona. No obstante, matiza que la posición "muy dura" observada por el socialista frente al separatismo catalán lo protegerá de las acusaciones de complacencia.

Analistas consultados por AFP pronostican una baja de tensión en la crisis catalana, aun cuando "casi todo el dosier de Cataluña está en manos de los jueces y no del gobierno", y los independentistas sufren de sus "divisiones internas", señaló Botella.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...