Fútbol > EL NUEVO PEÑAROL

Peñarol apuesta a cortar "el tri" de Nacional, pero le faltan recursos para formar el mejor equipo

Los dirigentes de Peñarol se plantearon cortar con el tricampeonato de Nacional, pero asumen que no cuentan con los recursos necesarios como para formar un gran equipo y esa es la gran disyuntiva

Peñarol quiere festejar en este Uruguayo 2021 que comenzará en menos de un mes

Tiempo de lectura: -'

12 de abril de 2021 a las 05:00

El momento futbolístico no es el mejor. Todos en Peñarol tienen puesta la cabeza en poder clasificar a la fase de grupos de la Copa Sudamericana este martes cuando a las 21.30 reciban en el Estadio Campeón del Siglo a Cerro Largo, el mismo rival que le aguó el triunfo por dos veces consecutivas en el cuarto minuto de adición y con Enzo Borges en ambas oportunidades como intérprete. Pero en el horizonte cercano, ya se apuesta a otra cosa que desvela a todos en el club.

Si bien el equipo de Mauricio Larriera clasifica empatando 0-0 o 1-1, este Peñarol tiene claro que no puede jugarse al empate y que tendrá que salir a ganar.

Ya marcó un revés para los presididos por Ignacio Ruglio perder el Campeonato Uruguayo a manos del eterno rival, Nacional, que, como frutilla de la torta, se llevó la Copa “Néstor Goncálves”, nombre de una de las mayores glorias del club en su historia.

A eso, se le suma la frustración de haber quedado fuera de la fase de grupos de la Copa Libertadores pese a haber conseguido el segundo lugar de la Tabla Anual. Clasificó Rentistas como finalista dle Uruguayo y se llevó los US$ 3 millones por la participación en la fase de grupos a la que aspiraban los aurinegros.

Si superan a Cerro Largo y clasifican a la fase de grupos de la Copa Sudamericana, la segunda en importancia en el continente, los aurinegros percibirán US$ 900 mil por sus tres encuentros como locales.

Si bien como informó Referí, el balance del ejercicio 2020 que se suministrará a los socios durante esta semana arrojó un superávit de unos US$ 4 millones y se bajó la deuda del pasivo en US$ 6.300.000, Peñarol no tiene aire alguno con sus cuentas.

Pero muy diferente es hablar de lo que significó el ejercicio 2020 en las finanzas del club, que mirar hacia el futuro. Hay que generar recursos y esa es una tarea muy complicada.

Por el encuentro de este martes ante Cerro Largo, el club recibirá US$ 225 mil por parte de Conmebol.

El norte en cortar el tri

Lo que sucedió con la asunción de José Decurnex en la presidencia de Nacional en diciembre de 2018, ahora se traslada al bando contrario, ese que dirige Ruglio.

El actual titular de los tricolores, llegó con la misión de cortar el tricampeonato uruguayo por parte de Peñarol y lo consiguió. En gran medida, porque el propio Peñarol no supo ganar un Uruguayo 2019 que tenía en sus manos y que dependía exclusivamente de los dirigidos entonces por Diego López.

El resbalón tras el 0-0 en el Parque Paladino ante Progreso, llevó a que en cuatro días, el rival de toda la vida, le ganara dos finales y se quedara con el Uruguayo.

La apuesta de Ruglio es muy similar a la que tuvo que hacer Decurnex cuando asumió en Nacional a fines de 2018

El pasado miércoles, Nacional, que no había conseguido ni el Torneo Apertura, ni el Clausura, aprovechó el haberse hecho de la Anual para ganarle el título a Rentistas y de esa forma, conseguir el bicampeonato uruguayo.

La similitud entre Decurnex y Ruglio se puede apreciar también desde otro punto de vista. Cuando asumió el presidente tricolor, lo primero que hizo fue bajar de manera considerable el presupuesto.

Es lo que está comenzando a hacer Ruglio en Peñarol, luego de sus primeros 100 días al frente de la institución.

No es una mera imitación de lo que hizo su colega en el club rival, sino que era algo que había proyectado para su gestión si ganaba las elecciones.

Lograr lo que obtuvo Decurnex con Nacional con esa apuesta, no es para nada sencillo.

“Todos ahora estamos pensando en el partido del martes contra Cerro Largo por la Copa Sudamericana, pero ya empezamos a pensar y a trabajar en lo que será ganar el Campeonato Uruguayo 2021 no solo porque Peñarol por historia está obligado a ganarlo, sino además, porque hay que cortarle el tri a ellos”, dijo una fuente aurinegra consultada por Referí.

Nacional apostó a sus juveniles, contrató a dos goleros de primer nivel que fueron determinantes -primero, Luis Mejía, y luego Sergio Rochet- y contó con la figura descollante de su goleador, el argentino Gonzalo Bergessio.

Con eso y algún esfuerzo económico más, le alcanzó para conseguir el bicampeonato uruguayo.

En Peñarol, empezaron a apostar a sus divisiones formativas un tiempo después.

En realidad, cuando más se vio fue cuando regresó el fútbol uruguayo luego del parate de cinco meses por la pandemia mundial por coronavirus y, más que nada, con Mario Saralegui como entrenador.

Facundo Torres es una de las principales figuras aurinegras

Si bien fue Diego Forlán quien hizo debutar en Primera a Facundo Torres, quien más apostó por él fue el segundo técnico de Peñarol en el pasado Uruguayo 2020.

Con Saralegui también debutó el Canario Agustín Álvarez Martínez, quien terminó el año con 10 anotaciones.

La gran diferencia entre ambos grandes es que Peñarol no les ha dado continuidad a sus jugadores de formativas o, como ocurrió en el caso de Facundo Pellistri, dejó que el jugador pagara la cláusula de rescisión de US$ 10 millones (en realidad la abonó su representante) para irse a Manchester United.

Pellistri solo jugó 37 partidos en los aurinegros y se fue del club sin ganar ningún título.

El juvenil Agustín Álvarez Martínez fue de las últimas buenas muestras de las divisiones menores del club; debutó con Saralegui y llegó a 10 goles en el Uruguayo 2020

Desde el club entienden que este año va a ser complicado para Peñarol porque no tienen recambio, no disponen de gran flujo de dinero como para contratar a una figura que pueda hacer la diferencia y están obligados a ganar el Uruguayo.

Hasta el momento, Peñarol bajo la administración Ruglio contrató a Maximiliano Pereira -quien llegó libre al club luego de estar casi dos años sin jugar y con casi 37 años-, Nicolás Schiappacasse -que tuvo un mal debut contra Cerro Largo el pasado martes por Copa Sudamericana- y Pablo Ceppelini, quien hace un año que no juega al fútbol, proveniente desde Cruz Azul y no pudo estar el martes debido a que recién había terminado su cuarentena tras llegar al país el domingo 28 de marzo.

Luego de defender a Fénix en el partido que le queda por Sudamericana contra Montevideo City Torque este miércoles, Agustín Canobbio retornará al club para tratar de dar una mano en ofensiva.

Otro que vuelve luego de un gran año en Liverpool es el juvenil Agustín Dávila, quien ya jugó cinco partidos cuando Diego López aún dirigía al club en 2019.

También llegará el sábado el volante argentino Damián Musto, procedente de Huesca, España.

“Nos falta contratar a un arquero suplente luego de la salida de Thiago Cardozo, y también pensamos en un delantero de trascendencia. Si bien recibimos muchas ofertas, varias veces nos encontramos en que los números no nos alcanzan, ya que están por encima de lo que puede pagar Peñarol”, agregó una de las fuentes consultadas.

La apuesta está clara y ya se habla en los corrillos internos de Peñarol: la idea principal de todos en el club es cortar el tri de Nacional. Pero la realidad económica de la institución, hace muy complicada esa jugada.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...