Fútbol > LO BUENO Y LO MALO

Peñarol está entre el nivel de Terans, la mala suerte y los números rojos de Gargano con las lesiones

Peñarol busca encontrar su juego y trata de salir como puede de una profunda crisis deportiva; Terans es el estandarte del fútbol y de los goles, mientras que a Gargano lo persiguen las lesiones 

Tiempo de lectura: -'

24 de noviembre de 2020 a las 05:01

Peñarol volvió al triunfo el domingo ante Boston River tras vencerlo 2-0 por la quinta fecha del Torneo Intermedio sin una gran exposición futbolística. El equipo que dirige Mario Saralegui sigue en deuda con el juego, por momentos lento, sin sorpresa, con escasos goles, algo que no solo se vio con este entrenador, sino que ya heredó de la gestión de Diego Forlán desde principio de año.

Dentro de un panorama muy negativo en los números por los pocos triunfos conseguidos y las muchas derrotas, el conjunto mirasol quedó ahora a 10 puntos del líder de la Tabla Anual, el eterno rival, Nacional.

En el seno íntimo del plantel todos están de acuerdo en que es imposible poder descontar esa ventaja en la tabla. 

En lo que queda de aquí al final del Campeonato Uruguayo, Peñarol está obligado a sacarle las telarañas a su fútbol si pretende llegar con bríos y posibilidades a ganar el Clausura para pelear por el Uruguayo. Pese a la victoria contra Boston River, hoy parece estar igualmente muy lejos de ello.

En la cancha, sigue siendo un equipo anunciado con muy pocas figuras que demuestran por qué visten la camiseta de Peñarol.

El mejor por lejos es David Terans. No solo por sus goles, sino por lo que contagia a los que quieren contagiarse de su fútbol y aportan un juego colectivo, solidario, con intenciones de romperle el arco al rival de turno.

Decir que Terans fue el mejor de Peñarol luego de un partido, ya es una redundancia. En un equipo que juega sin delanteros de área, Terans saca la cara por todos y ya lleva nueve goles en el Uruguayo. Ese es el punto positivo de este Peñarol que quiere levantarse.

En la vereda de enfrente aparece Walter Gargano. Un futbolista que no ha tenido suerte con las lesiones y que ha faltado a muchos partidos en la temporada pasada y en esta.

El experimentado volante disputó solamente siete de los 15 encuentros del Torneo Apertura y comenzó jugando luego de que llegara la pandemia mundial por coronavirus a Uruguay, ya que antes, se venía reponiendo de la rotura de ligamentos cruzados de rodilla izquierda y refuerzo de ligamento lateral interno  lo que le demandó unos nueve meses.

Cuando retornó el 22 de agosto pasado ante Rentistas en el partido que Peñarol ganaba 2-0 en el Estadio Campeón del Siglo y que los rojos le igualaron en los minutos finales por dos errores infantiles de la defensa, el hincha aurinegro se ilusionó.

Es que ya había vivido algo similar con Gargano cuando volvió de una lesión de ligamentos cruzados de otra rodilla y en aquel entonces, volvió con todo.

Pero esta vez ha sido la excepción. El Mota, quien tiene contrato hasta diciembre del año que viene con el club, no dio en la talla. En ningún partido se lo vio con el nivel que supo mostrar en sus mejores momentos con el club.

De los cinco partidos del Intermedio, Gargano jugó solo dos y en el último, este domingo ante Boston River, se lesionó a los 15 minutos.

Antes de Boston River, había estado fuera de tres partidos por una sinovitis en una de sus rodillas. Ahora, se confirmó una distensión en el sóleo, ese músculo rebelde y complicado de sanar que une el tendón de Aquiles con los gemelos y que dejó fuera tantos y tantos encuentros en el pasado al capitán, Cristian "Cebolla" Rodríguez. Tendrá para un nuevo tiempo de recuperación

En cuanto a su rendimiento, quedó en el recuerdo el innecesario penal que cometió en Santiago para que Colo Colo se pusiera en partido y luego derrotar a Peñarol. Esos puntos fueron determinantes para que un tiempo después, el club quedara eliminado de la Copa Libertadores de América una vez más en fase de grupos.

Así se debate el Peñarol de hoy, el que está lejos del fútbol, de la punta y de gustar. A dos semanas del clásico en el Estadio Campeón del Siglo a todo el plantel de Peñarol le queda ese desafío. No salvará el año si gana, pero al menos, podrá sonreír por primera vez en mucho tiempo. Claro que si pierde, va a ser muy difícil que jugadores, cuerpo técnico y dirigentes puedan olvidar este 2020 en el que no salió nada, ni una bien.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...