Economía y Empresas > SEGUNDA PASTERA

Pese a demoras, UPM se mostró conforme con avances en negociaciones con el gobierno

Se comenzará a trabajar en la siguiente fase en el ferrocarril, la infraestructura y las regulaciones laborales

Tiempo de lectura: -'

13 de septiembre de 2018 a las 15:55

La empresa UPM se manifestó conforme con la culminación de la una nueva fase en las negociaciones que lleva adelante con el gobierno. Considera que se viene avanzando de acuerdo al plan trazado y que pese a demoras menores, a diez meses de haberse firmado el precontrato de inversión la fase dos de la segunda etapa culminó con éxito.  

El vicepresidente senior del proyecto de desarrollo en Uruguay, Petri Hackanen, dijo este jueves que hubo avances destacados en los últimos meses, como la creación de un Fondo de Innovación y el avance en el estudio del impacto ambiental que puede tener la posible planta de sobre el Río Negro y las zonas aledañas. Según información que surgió este jueves, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) solicitó a la empresa información adicional y realizó varias observaciones al estudio de impacto ambiental presentado. Sin embargo, tanto desde UPM como desde la institución manifestaron a El Observador que en un proyecto de esas dimensiones -en particular por los estándares de exigencia que se están manejando- son intercambios normales en el proceso de autorización ambiental. 

A su vez, detalló que la tercera fase de la segunda etapa, que ahora dio comienzo, abarcará tareas relacionadas al ferrocarril, la infraestructura, protocolos, avances en las regulaciones laborales, permisos y asuntos complementarios y de desarrollo regional. 

"Estamos ingresando tercera fase de la segunda etapa, donde los principales asuntos están relacionados con los aspectos fundamentales del negocio de UPM, que abarcan la previsibilidad y la estabilidad necesarias para poder desarrollar operaciones sostenibles en el largo plazo. Estamos satisfechos con los avances y se ha realizado un trabajo muy fuerte por todas las partes", comentó.

Desde la compañía finlandesa además se destacaron los avances en los principios de regulación del ferrocarril que permitirán una operación “moderna y eficiente”, así como se destacó que el proyecto Ferrocarril Central aportará una oportunidad de transporte para los sectores de granos, productos madereros y contenedores, “incrementando la competitividad d exportaciones de Uruguay en el mundo”.

Lea también: ¿Cuánto costarán las expropiaciones por el tren de UPM?

UPM2 aportará en caso de concretarse el 50% de la capacidad de carga, que se estima será de unas 4,5 millones de toneladas al año. La cantidad máxima de tráfico de las operaciones de la nueva planta será de 7 trenes por día en cada dirección.

En este sentido, el ejecutivo también anunció que la empresa iniciará ahora el proceso de selección de operadores en logística, con especial hincapié en la incorporación de vehículos de alto desempeño como los tritrenes (camiones con dos zorras). Según UPM, la utilización de este modo de transporte brindará mayor durabilidad de las rutas al generar menos impacto en el pavimiento, así como una reducción del 20% del combustible por tonelada transportada, que generará disminuciones en las emisiones.  

Una vez que resuelva definitivamente la inversión y que el ferrocarril esté en construcción,  "alrededor de 30.000 personas en el mundo" se verán impactadas, explicó el Hackanen. La última etapa de la segunda fase está prevista que se cierre en marzo del 2019 y la empresa tendrá como plazo hasta 15 de febrero de 2020 para decidir si concreta la inversión en el país más importante en la historia de Uruguay.

Lea también: UPM destaca logros en diez años y avanza hacia la segunda planta

El pasado martes 5 el gobierno de Tabaré Vázquez le dio un empujón importante al tren de UPM2 que implicará una inversión de US$ 800 millones. Es así que representantes del Poder Ejecutivo abrieron este martes el sobre que contenía la oferta del consorcio Vía Central –integrado por Saceem, Berkes y Sacir (España) y NG (Francia)– para la construcción de 273 kilómetros de vía férrea entre el puerto de Montevideo y Paso de los Toros (Tacuarembó). El Poder Ejecutivo prevé iniciar en enero de 2019 la obra que se extenderán por un plazo de 36 meses. 

Estrategia de comunicación del gobierno

Según informó el semanario Búsqueda y La Diaria este jueves, los ministros del gobierno recibieron un “relato” preparado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) para defender el proyecto en curso. Ante algunos cuestionamientos que está recibiendo la potencial UPM2, el documento elaborado por la OPP destaca que la empresa finlandesa es “líder” de la industria forestal global orientada a la “innovación” y que aplica altos estándares de reputación internacional. A su vez, se aclara que la evaluación sobre su desempeño en Fray Bentos es positiva.

También se manifiesta que un factor fundamental en la decisión de seguir adelante con el proyecto radica en su localización, dado que las regiones centro y noreste presentan mayor rezago en su desarrollo, por lo que se generará una mayor actividad en el centro del país. Este fundamento también ha sido esgrimido en varias oportunidades por la empresa para justificar, en parte, su decisión de inversión en ese punto.

En materia fiscal, se generaría una recaudación adicional de tributos de US$ 120 millones al año, a lo que se sumaría un canon anual de US$ 7 millones durante los primeros 20 años (diez veces superior a lo que paga actualmente cada una de las zonas francas especializadas en plantas de celulosa). Además desde la OPP se aduce que el proyecto implicará una promedio de puestos de 3 mil puestos de trabajo, con picos de 5 mil durante la obra de construcción.

El documento menciona a la obra del Ferrocarril Central como una iniciativa que permitirá “recuperar la eficiencia y competitividad de la red ferroviaria”.  

 

 

Comentarios