Cargando...

Mundo > Cuanto peor, mejor

Pese a la recesión en ciernes, los bancos europeos esperan ganancias extraordinarias

Se estima que las entidades financieras embolsarán una ganancia adicional de casi 90 mil millones de euros durante 2023 por la suba de las tasas de interés destinadas a combatir la inflación

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2022 a las 17:45

Europa se dirige a una recesión que no tardará mucho en llegar. Así lo pronostican analistas y consultoras, y hasta lo admitió el Banco Central (BCE) al informar hoy una suba de 0,75 puntos en sus tasas de referencias, que quedaron en un rango de entre el 0,75% y 1,5%, luego que la entidad pusiera fin a una larga década de tipos negativos en julio.

La decisión, que sigue los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos y encarece los créditos con destino al consumo y la producción, redundaría según la proyección del BCE en una expansión del PIB en la zona del euro de apenas el 0,9% durante 2023, tras crecer apenas un 0,7% en el segundo trimestre de este año. Una situación que no les impedirá a las grandes entidades financieras de Europa capturar ganancias adicionales por unos € 88.000 millones en 2023.

Los analistas de la banca de inversiones Goldman Sachs esperan que la economía británica se contraiga durante tres trimestres consecutivos a partir de octubre; mientras que los economistas de la multinacional financiera estadounidense Morgan Stanley esperan que el PIB alemán se contraiga un 0,4 % en 2023. Un perspectiva que podría agravarse si Rusia finalmente cierra todos los gasoductos que proveen de gas natural a Europa.

La estimación de las ganancias extraordinarias que embolsarán las entidades bancarias de la zona del euro surge de un informe realizado por el Bank of America. La primera razón, señala el análisis, es por el aumento del “spread” bancario; es decir: del margen que obtienen entre el costo que los deudores asumen por la obtención de fondos (tasa activa) y la remuneración que los depositantes reciben (tasa pasiva).

Hasta allí, algo conocido y esperable. La segundo razón no es tan obvia. Tiene un  cariz político. Pese al ciclo recesivo que se avecina, inevitable por los incrementos en los precios de la energía y los alimentos, los bancos no esperan una ola de impagos o quiebras. Esto es, los bancos descuentan que los gobiernos irán en auxilio de los eventuales deudores en un contexto de creciente malhumor social en Europa por la erosión del salario real.

En lo inmediato, la Confederación Europea de Sindicatos (ETUC) advirtió que unos 9,5 millones de personas con trabajo ya tenían dificultades para pagar sus facturas de energía antes de que la inflación se disparara a un máximo histórico de 9,1% interanual en agosto. El costo del gas y la electricidad aumentaron un 38% interanual en toda Europa, y seguirán aumentando.

Según la ETUC, creada en 1973 para representar a nivel continental a los sindicados afiliados, los trabajadores que ganan el salario mínimo en 16 países miembros de la UE se ven ya obligados a reservar "el equivalente al salario de un mes o más para mantener las luces y la calefacción encendidas en el hogar".

Así las cosas, la magnitud de las ganancias esperadas por los bancos los pone en una situación incómoda de cara a las familias y diversos sectores de la economía. El poderoso Deutsche Bank calculó que sin ayudas del gobierno alemán a hogares y empresas, la entidad debería absorber pérdidas por unos € 1.000 millones en concepto de deudas incobrables en caso de cumplirse esos pronósticos de deudas incobrables. Esto representa apenas el 16% de las ganancias antes de impuestos que proyecta embolsar la entidad en 2023.

El motivo queda en claro con lo afirmado días atrás por Carlo Messina, presidente de la banca italiana Intesa Sanpaolo. Según dijo el ejecutivo de la entidad, que dispone de un claro liderazgo en el mercado bancario del país, el costo de posibles incumplimientos, incluso en plena recesión, sería más que compensado por los mayores ingresos por la suba de las tasas del BCE, que ya anticipó nuevos aumentos en octubre y diciembre.

Por lo pronto, la Autoridad de Conducta Financiera de Gran Bretaña afirmó en julio que su hoja de ruta aplicada durante la pandemia para tratar con clientes en dificultades financieras también es relevante para la crisis actual. El gobierno de Polonia, por su parte, ya ha exigido a las entidades que den un respiro a los deudores hipotecarios; reclamo similar al que han realizado otros gobiernos, como los de España y Bélgica, entre otros.

En síntesis, los analistas están de acuerdo en que muchos grandes bancos obtendrán ganancias similares o mayores que las obtenidas antes de la guerra en Ucrania. En la práctica, las entidades ingresarán en la zona de recesión con las espaldas cubiertas. En la pandemia, los organismos reguladores y los políticos las presionaron para que apoyaran a sus clientes a través de moratorias, extensiones en los plazos y créditos baratos. A cambio les otorgaron garantías, reglas de capital más flexibles y márgenes adicionales maniobra en la contabilidad de las deudas incobrables.

El panorama ya fue descontado por los inversores, que se apresuraron a tomar posiciones. La bonanza que se avecina para los bancos, desconectada del panorama general, la reflejó esta misma semana la recomendación del Credit Suisse, que recomendó la compra de acciones de los bancos Santander, CaixaBank, UBS, Lloyd's, BNP Paribas y Société Genérale. Una posibilidad de ganar en recesión, cuando casi todos pierden.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...