Economía y Empresas > RETIRADA

Petrobras negocia con hermetismo su salida de las estaciones en Uruguay

La multinacional dejará Uruguay en próximos meses; aun no informó a estacioneros sobre el cambio de sello

Tiempo de lectura: -'

18 de octubre de 2019 a las 05:00

Tras dejar la distribución de gas por cañería a manos del Estado uruguayo, la empresa Petrobras se apresta ahora a dar un nuevo paso, que implica desprenderse de su otro negocio en el país, la distribución de combustibles. La multinacional brasileña anunció a fines de abril su decisión de suspender todas sus operaciones en el mercado local. “La escala que tenemos en Uruguay no nos interesa”, dijo en esa oportunidad el presidente de Petrobras Roberto Castello Branco al diario Estadao de San Pablo.

Quién se quedará con su negocio de distribución y comercialización minorista de combustibles es por estas horas “un secreto bajo siete llaves”, según indicaron operadores del sector consultados por El Observador. La empresa brasileña ya entabló contactos con potenciales interesados  y mantiene en estricta reserva los pasos dados hasta el momento.

Meses atrás trascendió que la firma Trafigura era un posible candidato, a través del sello Puma Energy que tiene presencia en Argentina y Paraguay, aunque esa versión luego perdió fuerza. Hace algunas semanas circuló entre los estacioneros una versión sobre la posible vuelta de Shell al mercado local. Petrobras compró las estaciones de la petrolera estadounidense Shell en 2005.

Hasta ahora los comerciantes poco saben sobre el cambio de sello. En distintas reuniones por temas del negocio con operadores del sello las autoridades de Petrobras Uruguay solo se han limitado a confirmar que la petrolera está en proceso de desinversión y que la salida será de “forma ordenada”.

Aunque no mencionó específicamente el caso de Uruguay, el martes 7 de octubre Castello Branco dejó a entrever en una reunión de la Comisión de Minas y Energía de Diputados de Brasilia que la multinacional dejaría el país antes de fin de año.

Sobre este punto, las fuentes consultadas por El Observador indicaron que si bien el traspaso de las estaciones podría cerrarse en lo que resta del año, la salida de Petrobras se concretaría recién en el transcurso de 2020.

Petrobras tiene la intención de terminar el 2019 con solo seis representaciones en el exterior: Bolivia, China, Singapur, Estados Unidos, Holanda e Inglaterra, según informó el portal Surtidoresuy en base a lo narrado por Castello Branco.

El ejecutivo aseguró que la empresa reducirá sus costos en el orden del 35% con la venta de las propiedades y negocios en los cinco países que deja “como modo de combatir la billonaria deuda que mantiene y en busca de una mejor eficiencia en la colocación del capital” 

De sus 88 estaciones en Uruguay, Petrobras alquila la propiedad de 30; otras cuatro las opera de manera directa a través de la empresa Misurol, donde hay encargados y gerentes; y las 54 restantes son empresas personales que han firmado un contrato de concesión. En el caso de los contratos de concesión, cada privado tiene sus condiciones particulares. En general son contratos a 10 años, pero hay también otros a plazos más cortos.

El último gran movimiento de mercado fue hace 8 años cuando la firma chino-argentina Bridas  que pertenece a la china Cnooc y a la familia Bulgheroni, compró la red de estaciones Exxon Mobil (Esso) en Uruguay. Esa operación también incluyó activos en Paraguay y Argentina.

En  2007 fue Ancap que se hizo de 90 estaciones de servicio propiedad de la empresa Chevron-Texaco. Así la petrolera uruguaya compró la red de estaciones Texaco de todo el país.

El otro gran hito en el mercado de distribución de combustibles se dio en 2005 cuando la estatal brasileña Petrobras compró  las estaciones de Shell por unos US$ 60 millones. Ancap también se había interesado en esos centros de distribución, junto con la argentina Repsol.

MontevideoGas y Conecta 100% estatal 
El pasado 30 de setiembre, Petrobras finalizó su vinculación con el negocio del gas por cañería en Uruguay, luego de años de pérdidas millonarias. Las dos distribuidoras, MontevideoGas y Conecta están siendo administradas por la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) con la tutela de Ancap. La intención gubernamental es captar la atención de algún inversor privado para ese negocio. En filas oficiales se entiende que lo más lógico sería que el interés llegue desde Argentina, principal y único proveedor de gas natural de Uruguay. Sin embargo, en el Poder Ejecutivo asumen que los tiempos electorales y el probable cambio de gobierno a partir de diciembre en el país  vecino generan incertidumbre en los posibles inversores.  
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...