Nacional > Un muerto el fin de semana

Picadas: una práctica "de moda" para la que no se aplica la ley de faltas, según Unasev

Según identificó el secretario general de la Unasev, las carreras deben combatirse mediante al aplicación de la ley de faltas 

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2018 a las 13:06

El fenómeno de las picadas de autos, que ocasionó la muerte de un joven de 19 años que este sábado cruzaba la rambla de Pocitos, se ha intensificado en los últimos meses en todo el país y muchas intendencias manifestaron su preocupación a la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev). Y en este organismo se entiende que hay carencias en el rigor con que se aplica la legislación para contrarrestar esta práctica.

Las picadas, dijo a El Observador Adrián Bringa, secretario general de la Unasev, son una “manifestación sociocultural” sobre la que el organismo acumula información desde 2011. Desde entonces, el fenómeno de las corridas de autos en el país ha tenido picos en su intensidad que se transforman en valles cuando los controles o los operativos municipales y policiales se tornan más rigurosos. Pero vuelven a ser picos cuando las inspecciones aflojan y los corredores se reorganizan, señaló Bringa, y anunció que, según la información que maneja el organismo, la práctica "se ha puesto otra vez de moda".

Lea también: Un hombre de 19 años murió atropellado por un auto que jugaba una picada

En julio, en una jornada organizada por la Presidencia de la República en donde expusieron actores municipales, judiciales y representantes de la Policía Nacional de Tránsito, se intercambiaron múltiples miradas sobre un problema complejo contra el cual, desde la perspectiva de Unasev, no alcanza con la mera fiscalización municipal para lograr su erradicación.

“Lo que está pasando es que no siempre llega la sanción a quien está picando. Pero no hablo solo de la multa, porque las picadas son una violación a la ley de faltas. No debería aplicarse solamente una sanción económica o administrativa, sino que se debería pasar a juez”, opinó el jerarca.

Este debate será puesto arriba de la mesa nuevamente en octubre, cuando haya en Salto  un nuevo encuentro nacional para trabajar este tema, con foco en el aspecto jurídico, al menos respecto a la problematización que propondrá Unasev.

“Pero además hay una cosa que es cierta: controlar esto con inspectores de tránsito no es sencillo, porque hay un tipo de violencia importante”, dijo Bringa, y agregó: “Es un ambiente un tanto pesado, en donde las personas se adueñan de la vía pública y dicen: ‘Acá mando yo'”. De hecho, la Intendencia de Montevideo (IMM) interrumpió en 2011 "por un tiempo" una serie de operativos sorpresa que había desplegado un año antes, a raíz de agresiones que sufrieron funcionarios de la comuna. 

Consultadas por El Observador, las autoridades de la IMM dijeron que no harán declaraciones sobre este problema. Se limitaron a informar que la mayor dificultad reside en que cuando se abordan los puntos denunciados los infractores se desplazan y hacen las carreras en otro lugar.

Respecto a la cantidad de accidentes que ha producido esta práctica a lo largo de los años, Unasev no dispone de datos precisos, porque debido a la clandestinidad de este fenómeno los testigos de los siniestros suelen ocultar que se produjeron mientras competían los corredores.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...