Cargando...
Las ya tradicionales misiones médicas al exterior son un servicio que ofrece La Habana a los países que lo solicita.

Mundo > salud pública

Por crisis sanitaria, los gobiernos de Italia y México contratan médicos cubanos

Es para compensar la escasez de facultativos y servicios de salud públicos para atender las necesidades sanitarias de la población más vulnerable que reside en las zonas menos desarrolladas

Tiempo de lectura: -'

20 de agosto de 2022 a las 13:40

La urgencia de contar con médicos suficientes para atender las necesidades sanitarias de la población no reconoce fronteras, ni geográficas, ni políticas. Durante los últimos días, México e Italia han decidido contratar galenos cubanos. El motivo: compensar la escasez de facultativos propios en las zonas socioeconómicas más vulnerables.

Las ya tradicionales misiones médicas al exterior son un servicio que ofrece La Habana a los países que lo solicitan, sea porque no cuentan con personal suficiente en situaciones regulares, porque requieren personal extra en situaciones de crisis o bien porque desean reforzar especialidades concretas, muchas veces en zonas alejadas las que los médicos locales declinan acudir.

Italia contrató a cerca de 500 médicos cubanos para trabajar a partir de septiembre en Calabria, en el sur de la península, para compensar la falta de personal médico. Una medida que ha generado polémicas, pero también elogios. "Es la única solución para no cerrar los hospitales de la región, nadie presentaba su candidatura a los puestos libres", explicó el gobernador de Calabria, Roberto Occhiuto, tras la firma del acuerdo con el gobierno de Cuba.

"Tenemos enormes problemas por la falta de batas blancas. En las urgencias a menudo hay un solo médico. Ha sido una medida inevitable", agregó Occhiuto, del partido de derecha Forza Italia que lidera dirigido por Silvio Berlusconi. El acuerdo entre la Región Calabria y La Habana prevé la llegada en el curso de los próximos meses de 497 médicos de varias especialidades y según las necesidades.

No se trata de la primera vez que los facultativos cubanos prestan servicio en Italia. Unos 35 médicos y enfermeras del contingente Henry Reeve permanecieron dos meses en la Lombardía, en el norte de Italia, el epicentro italiano de la pandemia de Covid-19. Fue al inicio de la propagación del virus en Europa, en los momentos más dramáticos de la lucha contra el coronavirus.

Según el diario La Nuova Calabria, que tuvo acceso al acuerdo, la región pagará mensualmente    € 3.500 por cada médico y otros € 1.200 para los costos de alojamiento, mantenimiento, formación y viajes entre Italia y Cuba. La decisión de Occhiuto fue elogiada por su espacio políticos como una "excelente herramienta" para hacer frente a la crisis del sistema sanitario público, ante la escasez de médicos y los bajos sueldos.

En algunas regiones, como medida de emergencia, se ha pensado incorporar a médicos militares de la reserva de las Fuerzas Armadas, o incluso especialistas que ya están jubilados. "Apruebo la decisión, aunque creo que hay que invertir más en nuestros médicos para que el problema no se vuelva presentar", aseguró el viceministro de Salud, Pierpaolo Sileri. Una determinación que, sin embargo, ha sido objetada por las asociaciones médicas del país.

“Estamos satisfechos con la firma de este importante acuerdo, una oportunidad más para Calabria, una forma concreta de dar respuestas inmediatas a las necesidades de los ciudadanos, prestar servicios adecuadamente, para garantizar instalaciones de salud operativas en toda la región y hospitales en funcionamiento”, afirmó Occhiuto.

En México, donde los servicios médicos tanto públicos como privados se concentran en los estados más poblados y de mayores ingresos, la falta de facultativos es crónica en las zonas más pobres del país. Una situación que llevó al presidente Andrés Manuel López Obrador a contratar 500 médicos cubanos para trabajar en áreas remotas y sin cobertura en las que el déficit de personal golpea con especial rigor.

No es la primera vez que el país recibe médicos cubanos. En 2020, casi 600 profesionales arribaron para colaborar en el dispositivo sanitario dispuesto por el gobierno para enfrentar la pandemia. México, con una población de 126 millones de habitantes, cuenta con unos 135.000 médicos y, según los cálculos oficiales, registra un déficit de al menos 33.800 generalistas.

En 2018, un estudio del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, reveló que solo 1,5% de las 4.571 unidades de hospitalización están en áreas rurales. "En muchas zonas del país, en especial en los poblados alejados, no hay acceso a servicios de salud", dijo a la agencia de noticias AFP el doctor Giorgio Franyuti, director de la ONG Medical Impact, que organiza brigadas médicas para llegar a las poblaciones desatendidas.

"En nuestro país sí hay médicos con capacidad avalada, algunos de ellos desempleados o empleados eventualmente con salarios muy bajos, o en zonas de inseguridad extrema", reaccionaron las federaciones, asociaciones y colegios médicos mexicanos en una declaración conjunta. López Obrador, en tanto, atribuyó el déficit al desinterés por servir en comunidades distantes y a las políticas que -según afirmó- convirtieron el acceso a la salud en un negocio.

"Hay muchos médicos desempleados, especialistas o médicos generales, que no tienen espacios suficientes ni adecuados para desarrollar la profesión", aseguró Juan Luis Salgado, vicepresidente del Colegio de Medicina Interna de México.

Los hechos, sin embargo, parecen darle la razón al gobierno. O al menos en parte. Antes de contratar a los médicos cubanos, el Poder Ejecutivo anunció la contratación extraordinaria de 14.323 especialistas con estímulos salariales de entre US$ 1.900 y US$ 2.500. Las presentaciones solo alcanzaron para cubrir 7.360 vacantes. Las federaciones y colegios médicos sostienen que la deserción obedeció a la premura de la convocatoria y a falta de información.

Las entidades subrayan que en pueblos de estados como Sonora o Tamaulipas, al norte del país, los médicos y sus auxiliares deben lidiar con la presencia del crimen organizado. “La situación impide que los servicios básicos lleguen a estas zonas porque pone en peligro tu vida", argumenta Franyuti. Además, en algunas áreas rurales los médicos deben enfrentarse ocasionalmente a las agresiones de los pobladores. "Te quieren forzar a hacer verdaderos milagros, porque las personas llegan en muy mal estado", agregó Salgado.

Por lo pronto, y más allá de las polémicas políticas, ideológicas o profesionales, los médicos cubanos suman con Italia y México dos nuevas misiones, que se agregarán a las ya realizadas en 164 países de América Latina y el Caribe, África, Medio Oriente, Asia y Europa desde mediados de la década del sesenta.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...