Opinión > ANÁLISIS

Por “no pegar en el piso”, ahora no pueden zafar de Sendic

El Frente Amplio se enreda con el exvicepresidente y, sin tener votos seguros para un sacrificio político, aguarda nuevo renunciamiento

Tiempo de lectura: -'

17 de noviembre de 2018 a las 05:04

Hace cuatro años, una encuesta simultánea a las elecciones nacionales sobre a quién veían los uruguayos como favorito para los comicios de 2019, concluía que Raúl Sendic era la figura política con mayor proyección.
Además, las encuestas periódicas coincidían en un alto nivel de simpatía popular hacia Sendic, y la lista 711 lograba muy buena votación, pese a ser un sector sin tradición: era el resultado del imán de Sendic.
Pasado el tiempo, aquel líder emergente se ha convertido en un pasajero molesto para el partido de gobierno, que no encuentra la forma de bajarlo del ómnibus.

Esta semana, la presidencia del Frente Amplio encaró intensas gestiones para lograr una presión fuerte sobre Sendic y su grupo, Compromiso Frenteamplista-Lista 711, para una salida con su renunciamiento a la campaña electoral.
¿Por qué otra vez el Frente enredado en esas vueltas?

¿Por qué nuevamente se apela a Pepe Mujica, mentor y padrino político de Raúl, para que lo convenza de “dar un paso al costado”?
La respuesta está dentro del Frente, está en su complejo estatuto de coalición y movimiento, pero sobre todo en una crisis de liderazgo central y de liderazgos sectoriales.

Esta semana, la presidencia del Frente Amplio encaró intensas gestiones para lograr una presión fuerte sobre Sendic y su grupo, Compromiso Frenteamplista-Lista 711, para una salida con su renunciamiento a la campaña electoral.

Las reglas y las mayorías exigidas para resoluciones duras son difíciles de lograr, pero el caso es que no hay una figura política de peso tal como para convencer a la organización de tomar determinado rumbo y asumir tal decisión.

Con Tabaré Vázquez, el Frente tuvo un líder que se imponía hasta su primer gobierno; luego una troica de éste con Danilo Astori y José Mujica, pero ahora se ha quedado sin dirigentes de un peso tal como para lograr incidencia pura y dura.
Además, las cuatro grandes corrientes que componen el Frente Amplio, socialistas (PS), comunistas (PCU), tupamaros (MLN-T con MPP) y “socialdemócratas” (FLS), están con sus propias líneas internas, pero sin un líder con “mando” propio. El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, hace equilibrio entre unos 30 grupos y entre esa relación de cuatro fuerzas predominantes, pero no tiene peso propio y acusa desgaste por todo este proceso y otros asuntos controversiales.



La idea de una gestión de Mujica y el senador Juan Castillo (secretario general del PCU), para conversar con Sendic y lograr un renunciamiento, tuvo resultado nulo y redujo al partido de gobierno a una fórmula inconveniente ante la opinión pública: pinza de comunistas y tupamaros.

Los problemas mal resueltos terminan por arrastrar costos en forma prolongada y se enredan en líos futuros y eso le pasó al Frente Amplio cuando en 2017 no puso punto final al caso Sendic.

Había hecho una negociación para que el Plenario Nacional lo sancionara, pero el alivio por su renuncia al cargo de vicepresidente de la República dejó de lado aquel pronunciamiento.
La dirigencia del Frente se molestaba con la prensa que le marcaba esa falla, que al tener un informe de su Tribunal de Conducta Política, no había tomado resolución y reaccionaba con una respuesta cómoda: no había nada más fuerte que esa renuncia.
Pasado un año, se dan cuenta de aquel error. 

Para muchos sectores del oficialismo, más que una sanción a Sendic importa que no sea candidato por la 711, o sea que “no manche” la oferta electoral del Frente. Entonces más que sanción lo que quieren es que “se baje” de la postulación.
Subestimaron el problema porque creyeron que Raúl no iba a tener ánimo de postularse, y que la 711 quedaría muy cascoteada como para seguir con voluntad de presentar listas.

Por “no pegar en el piso” dejaron el problema abierto y ahora no saben cómo cerrarlo.
Erraron en el cálculo y, enojados con Raúl y su gente, ahora muchos reclaman sangre, un sacrificio en público en aras del fin supremo: el “cuarto gobierno”. 

La justicia podría “solucionar” el problema si una condena firme ratifica la imputación de delito a Sendic y eso lo inhabilita a registrarse en la Corte Electoral, pero nadie sabe cuándo pasaría eso.
Y mientras algunos confían en que la presión de declaraciones públicas obligará a Sendic a bajar los brazos, otros hacen cálculos sobre votos en el Plenario para una moción dura. 

La justicia podría “solucionar” el problema si una condena firme ratifica la imputación de delito a Sendic y eso lo inhabilita a registrarse en la Corte Electoral, pero nadie sabe cuándo pasaría eso.

Eso comprende el caso del senador Leonardo de León, sobre el que se pronunció el tribunal de conducta, pero su sobre sigue cerrado a la espera de tratamiento. No fue procesado penalmente porque ALUR es una sociedad anónima y no un ente del Estado, pero para la consideración de ética, su manejo de tarjeta bancaria es similar al de Sendic.
Precandidatos presidenciales y otros dirigentes han reclamado públicamente que el Plenario considere los 14 informes sobre ética y sancione a los que apartaron de la conducta exigida para un cargo público. Más que pedir una sanción, esperan un sacrificio: que haya “sangre”, políticamente hablando. No está claro si hay votos para “los cuatro quintos” y por lo tanto asumen un riesgo no menor en un Plenario de futuro incierto sobre mayoría para sanción ejemplarizante. El Frente ya ha pagado un costo político del “caso Sendic” pero ahora asoman costos adicionales, que más que por Raúl, son por mala praxis política en resolver problemas internos. Porque el caso no será de fácil resolución, pero el arte de la política justamente es para que los casos de resolución compleja, se aborden con eficacia y resultado concreto. Y a tiempo.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...