Cargando...

Agro > DÉFICIT HÍDRICO

Por qué agricultores y ganaderos anhelan que los pronósticos de lluvias se cumplan

En las chacras los maíces sienten la falta de agua y se acerca el final del período ideal para sembrar soja; en ganadería urge poder recuperar la capacidad de los campos como proveedores de alimento

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2020 a las 17:43

Los informes climáticos pronostican lluvias para los próximos días y eso reaviva la esperanza entre los agricultores, quienes de cumplirse esas precipitaciones confían en poder sembrar la soja (el cultivo más extendido en el área nacional de chacra) antes que concluya la fecha óptima para hacerlo, el 10 de diciembre.

Los campos están muy secos en varios puntos del país, con bajos niveles de humedad en el suelo, principalmente al norte del Río Negro, donde muchos agricultores detuvieron la siembra, a la vez que otros ni siquiera la iniciaron.

Según comentó a El Observador Mathías Mailhos, presidente de la Cooperativa Agraria Nacional (Copagran), ahora los productores están “poniendo más riesgo en la carrera”, a la espera de lluvia.

“La fecha de siembra de soja es entre el 1° de noviembre y el 10 de diciembre, ya perdimos 23 días; estamos concentrando mucho todo al final. Ahora vamos a depender de lo que pase, si viene la lluvia podemos sembrar, se implanta y nace. Estamos muy jugados a esa fecha. Los campos están secos y en general todos están clamando por agua”, comentó.

Hoy los productores tienen ánimo de siembra, y se preparan, a la espera de la lluvia.  “Estamos deseosos de que ocurra y nos aferramos a cualquier piola. Nos vamos a preparar para sembrar lo que podamos y en la medida que llueva seguiríamos” agregó, y opinó que la situación "aún es reversible".

Sobre la soja, explicó que quienes aún no sembraron están a tiempo, “dentro de un período de fecha normal”, y que los atractivos precios que esta oleaginosa está obteniendo en el mercado (luego de muchos años por encima de los US$ 400 por tonelada) hacen que varios agricultores probablemente extiendan el período de siembra. “Lo haremos porque el precio es atractivo, vale la pena el riesgo”.

Por otra parte, sobre los cultivos de maíz ya instalados, hizo énfasis en que algunos están sufriendo las consecuencias del déficit hídrico, y otros, los que están bien implantados y miden hoy un metro, ya empiezan a mostrar señales de que la demanda de agua es muy fuerte.

Acerca de las cosechas que se han podido hacer, Mailhos opinó que los cultivos de invierno (trigo y cebada) están dando "una sorpresa agradable en lo que son los kilos”. Se están cosechando muchos kilos, dijo, aunque lo que varía es la calidad, pues dependiendo del momento en el que la planta sintió la falta de agua se presentan hoy fallas de calidad.

“El precio es bueno y la sequía incipiente hace que los granos forrajeros también tengan muy buen precio, porque hay demanda de los ganaderos y al haber bastantes kilos en las chacras ese escenario termina siendo un escenario bueno. Podría ser mejor, pero no es tan malo”, agregó.

Agua para la producción ganadera

Mailhos destacó que los días sin lluvia han permitido, como aspecto positivo, que los agricultores realicen cosechas, y que la gravedad de la situación que trajo el déficit hídrico varía dependiendo la zona del país y la producción, si son cultivos, pasturas o producción ganadera.

El presidente de Copagran opinó que el déficit hídrico es importantísimo en algunos departamentos al norte del Río Negro como es Paysandú, donde las pasturas sufren muchísimo. “Se siente el sol, si bien las temperaturas no son tan elevadas porque de noche refresca, la falta de agua se nota mucho. Las aguadas y cañadas están secas y se va configurando un ambiente no agradable para el verano”.

La sequía “es más o menos grave dependiendo de cuánta suerte han tenido los campos, pero por lo general diría que están todos en rojo, algunos más y algunos menos”, mencionó Mailhos.

Por su parte, el presidente de la Federación Rural, Julio Armand Ugón, indicó que los ganaderos están a la espera de que se cumplan los pronósticos de lluvia, para que pueda crecer el pasto que, a consecuencia de la falta de agua, falta más en algunos campos que en otros.

“En la ganadería estamos en la parte en que crecen los pastos. Si viene lluvia crecerían los pastos y eso sería bueno. Y por otro lado, para los agricultores, en esta época en la que estamos justo en la fecha de siembra, se puede terminar de sembrar, que hoy no se puede porque la máquina no puede depositar la semilla bajo la tierra, no hay humedad para que germinen las semillas”, dijo.

Si bien el pronóstico es bueno para los productores, lo que preocupa es si la cantidad de agua que caerá ayudará a revertir la situación. Armand Ugón opinó que hay que pensar en buenas cantidades de lluvia.

“Necesitamos 80 o 100 milímetros, necesitamos buenas lluvias, porque en algunas zonas hace un mes que no llueve”, mencionó Armand Ugón.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...