Nacional > Prisión domiciliaria

Por qué la fiscal no pidió cárcel para ladrones que tenían en vilo a Barra del Chuy

Los vecinos, molestos con la decisión, pidieron una reunión con Ana García para pedirle explicaciones 

Tiempo de lectura: -'

15 de julio de 2019 a las 11:30

Son un grupo de delincuentes que robaban desde hacía varias semanas. Entraban en las casas de Barra del Chuy (Rocha) cuando los dueños dormían y se llevaban lo que encontraban. La policía detuvo a tres de ellos este viernes –dos siguen prófugos–, los llevó a la Justicia y la fiscal del caso los imputó por los robos, pero pidió que esperaran el juicio en su casa, con prisión domiciliaria nocturna.

La decisión de Josefina García –fiscal del Chuy que debido a la feria judicial estaba subrogando a la doctora Sandra Fleitas– generó el rechazo de los vecinos, quienes este fin de semana decidieron reunirse con la fiscal para pedirle explicaciones.

"La idea es ir a hablar. Ya tuve un contacto con ella pero me respondió que estaba complicada, que todavía no podía darnos un día y una hora", lamentó en declaraciones a El Observador Enrique Casal, referente del grupo Vecinos en Alerta del balneario. La alcaldesa del Chuy, Mary Urse, opinó también que era lógico el malestar de los vecinos, ya que "los delincuentes venían robando desde hacía tiempo y quedaron libres para que puedan seguir robando", cuestionó.

Lo primero que explicó la fiscal García ante la consulta de El Observador era que ella no participó de la audiencia en la que se definieron las medidas cautelares. Dijo que a la distancia, desde la capital departamental, dio instrucciones a los fiscales adscriptos Andrés Moller y Silvana Clavijo.

"Si yo hubiera estado en el lugar, o si fuera del lugar, hubiera evaluado diferente. Pero como estoy subrogando me manejo con los adscriptos", se excusó García, y agregó: "No sabía tampoco, nadie me avisó, que estaban robando desde hacía un mes".

De todos modos, la fiscal dijo que, analizándolo bien, "la alarma pública" no era tampoco argumento suficiente para pedir prisión preventiva, porque los imputados no tenían antecedentes penales, no eran acusados de delitos graves, y no había elementos para sospechar que se quisieran escapar mientras continúe la investigación, entre otras cosas porque "son personas arraigadas" al lugar, y uno de ellos "tiene un trabajo fijo" en la zona.

Por otra parte, García también quiso dejar constancia que les pidió a los adscriptos Moller y Clavijo –con quien El Observador también intentó el contacto, sin éxito– que "pidieran las medidas más severas posibles".

"Me dijeron que estaban bien esas medidas. Hablamos con la defensa de los imputados, que planteó una defensa inteligente, y dijeron que van a hacer un seguimiento a esta gente”, concluyó la fiscal, e insistió que, al fin y al cabo, ella se hacía cargo de las medidas solicitadas. “La responsabilidad es mía”, dijo.

Amenaza 

La policía había realizado el viernes de mañana cinco allanamientos, e incautó varios artículos de hogar, como televisores, bicicletas, microondas y equipos de audio que fueron reconocidos por los vecinos que habían sufrido los robos, según comunicó el Ministerio del Interior en su sitio web. "Se llenaron cuatro camionetas" con los objetos recuperados, dijo Casal.

En diálogo con la Unidad de Comunicación de la cartera de seguridad, el subjefe de la Policía de Rocha, Mario D'Elía, declaró que había al menos "seis personas damnificadas", y agradeció la contribución de los propios vecinos para esclarecer la investigación.

Pero horas después, durante la audiencia de formalización, el optimismo disminuyó. García imputó a uno de ellos por hurto especialmente agravado y a dos por receptación –tenencia o uso de objetos robados– y la Justicia aceptó el pedido de la fiscal de sustituir la prisión preventiva por la medida cautelar de la prisión domiciliaria desde la hora 22 hasta las 6 durante 180 días, según publicó Telemundo y confirmó El Observador con el jefe de la policía rochense, Claudio Pereyra.

Además, los delincuentes, que ahora esperan el juicio oral, deberán presentarse dos veces por semana a la comisaría de la zona para firmar, pero durante el día tienen libertad.

"La jueza María José Camacho no estuvo de acuerdo con la medida de la fiscal de no pedir prisión, pero ella tiene los brazos atados", dijo Casal, en referencia al nuevo Código del Proceso Penal que otorgó a los fiscales la potestad de investigar y acusar, y relegó a magistrados al rol de aceptar o no las imputaciones. 

Pereyra dijo también que no tenía detalles de lo sucedido y que no era de su "estilo" realizar críticas a los fiscales, pero que tendrá una reunión con D'Elía para interiorizarse de los sucedido, ya que este lunes se reintegró de su licencia. 

"Tiene que haber habido alguna cuestión técnica, ¿no?", se preguntó el jefe policial.

Casal, que fue uno de los vecinos más activos en la colaboración con la policía para investigar los robos, contó además que uno de los dos que todavía están prófugos "llegó a amenazar de muerte a otro vecino el mismo día" que se hicieron los allanamientos.

La fiscal García dijo además que uno de los dos que han escapado de la Justicia es "el más importante" de la operativa de los ladrones.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...