Cargando...
Archivo. La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador lanzó una protesta a nivel nacional y miles de indígenas y campesinos arribaron a la ciudad de Quito

Mundo > Ecuador

Postergan el inicio de la liga ecuatoriana de futbol por las protestas

La decisión es producto de los nuevos y violentos incidentes registrados en Quito cuando los manifestantes intentaron irrumpir en la sede de la Asamblea Nacional

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2022 a las 11:00

En el duodécimo día de la protesta indígena y campesina que sacude a Ecuador, el presidente de la liga profesional de fútbol del país, Miguel Ángel Loor, informó que el inicio de la segunda fase del campeonato, prevista para el primero de julio, se postergará para el 8 del mes próximo.

La decisión es consecuencia de la situación de incertidumbre que atraviesa el país desde que la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) lanzó una protesta a nivel nacional y miles de indígenas y campesinos arribaron a la ciudad de Quito para exigir que el gobierno del conservador Guillermo Lasso rebaje el precio de los combustibles, entre otros reclamos.

"Luego de un análisis general sobre la situación que atraviesa el país, conversado con los directivos del canal de televisión que transmite el torneo, GOL TV Ecuador, hemos tomado la decisión de aplazar el reinicio de la fecha 16 de nuestra Liga Pro, Serie A, para el viernes 8 de julio", precisó Loor en un comunicado de prensa.

La determinación se conoció horas después de que se registraran nuevos y violentos incidentes cuando una multitud de manifestantes, armados con palos, escudos y piedras, intentó irrumpir en la Asamblea Nacional, la sede del legislativo, lo que desencadenó el accionar de las fuerzas de seguridad, que los dispersaron con bombas aturdidoras y gases lacrimógenos.

El hecho ocurrió casi inmediatamente después de que Lasso, en un gesto político tendiente a abrir el diálogo con la dirigencia de la Conaie, ordenara a las fuerzas de seguridad desocupar la emblemática Casa de la Cultura y el parque que la circunda, un lugar simbólico para los pueblos originarios que desde el 13 de junio estaba ocupada por la policía.

El objetivo del gobierno era permitir que la Conaie realizara una asamblea, luego de comunicar que estudiaba el pliego de diez condiciones del movimiento indigenista. Según los medios ecuatorianos, el intento de ocupar la Asamblea Nacional debe ser interpretado como una evidencia del escaso control que tiene por estas horas Leónidas Iza, el titular de la organización, sobre las bases.

Para los analistas locales, la llave para destrabar la situación está en la carta que la Conaie le hizo llegar a Lasso en el décimo día de las protestas y que, según se desprende de un comunicado oficial, el gobierno estaría dispuesto a analizar con la intención de iniciar un proceso de diálogo que, con los últimos acontecimientos, parece alejarse nuevamente.

"Damos por recibida la carta de respuesta de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y sus organizaciones afines. Estamos revisándola para iniciar un proceso de diálogo efectivo", había dicho en su momento el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, en su cuenta de la red social Twitter, reportó la agencia Sputnik.

La Conaie emitió la carta tras varios llamados al diálogo por parte del Gobierno de más de 300 organizaciones de la sociedad civil, con asesoría técnica de la Organización de Naciones Unidas y de la Unión Europea. Sin embargo, la organización insistió en la derogatoria del estado de excepción que rige en seis provincias y la garantía de que no se impondrán nuevos decretos en el marco del paro nacional.

Según el comunicado, la Conaie y las organizaciones sociales que la acompañan buscan un diálogo frontal y directo con el gobierno, para lo cual consideran innecesaria la presencia de mediadores o intermediarios. Por el momento, Lasso se negó a derogar el estado de excepción con el argumento de que no puede dejar "indefensa a la capital", en palabras del ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, que remitió en sus declaraciones a las protestas de 2019, que dejaron entre 8 y 11 muertos, más de 1.500 resultaron heridos y 1.330 detenidos, según cifras de la Defensoría del Pueblo y de organizaciones de derechos humanos.

Por el momento, y sin indicios de que las conversaciones puedan abrirse en las próximas horas, el movimiento indigenista y campesino mantiene bloqueadas rutas, paralizadas las operaciones en varios pozos petroleros -el principal recurso económico del país- y amenaza con ocupar las envasadoras privadas de Gas Licuado de Petróleo (GLP), ubicadas en Quito. Todo esto un contexto donde, según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos, ya suman cuatro los muertos, además de centenares de heridos y detenidos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...