Nacional > Partidos Políticos

Presidentes de entrecasa: qué hacen los que mandan en los partidos

A pesar de que la mayoría no son líderes dentro de su partido, son los encargados de negociar para mantener al sistema político lo más sano posible 

Tiempo de lectura: -'

15 de octubre de 2018 a las 05:03

Desde que asumió la conducción del Frente Amplio en setiembre de 2016 no hay un solo día que pase sin que Javier Miranda se comunique con alguno de los ministros del presidente Tabaré Vázquez y en varias ocasiones se reunió con el presidente para discutir aspectos sensibles que vinculaban al gobierno con la fuerza política. 

Hace poco menos de cuatro meses Beatriz Argimón convocó a todos los precandidatos blancos para transmitir un mensaje de unidad. Como presidenta del Directorio del Partido Nacional puso el foco en la cohesión entre los blancos que se suman a la competencia electoral. 

A Adrián Peña la secretaría general colorada lo tomó por sorpresa y en momentos en que el partido se resquebrajaba. Apenas pasaba la mitad del 2017 cuando el entonces secretario general, Germán Cardoso, renunció a su cargo en un momento en que la Justicia seguía tomando resoluciones en torno al caso de Cambio Nelson que culminó con el procesamiento de Francisco Sanabria, dueño de la casa cambiaria y mano derecha de Cardoso en Maldonado. Peña se planteó como meta mantener a flote al Partido Colorado y colaborar en el armado del nuevo mapa, especialmente con el anuncio de Pedro Bordaberry de dar un paso al costado de la política a partir de 2020. 

Pablo Mieres, en tanto, cumple un triple rol: es el único senador del Partido Independiente, líder y presidente de su colectivo. Por eso, a las tareas de legislador le suma las burocráticas partidarias y las electorales conforme se acerca la campaña.

Como máximos representantes de los cuatro  partidos políticos uruguayos más grandes, les resulta imposible llegar a una definición idéntica sobre cuál es su rol. De hecho, coinciden en que sus funciones son totalmente diferentes, pero en lo que también están todos de acuerdo es que cuando los partidos políticos tienen jerarquías claras y una institucionalidad definida, la democracia brilla. Tal es así, que Mieres, Miranda, Argimón y Peña se han reunido “para que el sistema de partidos funcione de manera más fluida”, según contó el presidente del Partido Independiente a El Observador

Liderazgo perdido

“Él está atrás pero en realidad va adelante en las encuestas”, dijo Argimón en tono jocoso mientras miraba a la cámara que fotografió a los cuatro con el Palacio Legislativo de fondo. La presidenta del Directorio nacionalista se refería a Miranda, que había quedado detrás.

El presidente del Frente Amplio también se rió por la broma. “Más allá de que lógicamente les quiero ganar a todos en las elecciones y tener más adhesiones, hay un reconocimiento de la función de los partidos. Todos hacemos a la estructura democrática y somos responsables del diálogo con la sociedad en materia de la democracia. Por eso, afirmar el rol de los partidos políticos como los articuladores sociales de la democracia me parece central”, dijo Miranda a El Observador

En su caso, no solo se trata del presidente de un partido, sino del partido que gobierna. Las llamadas diarias a ministros de Estado son una muestra del diálogo que debe tener con el Poder Ejecutivo, que se centra meramente en lo político. “Yo siempre digo, somos el partido de gobierno no del gobierno. No hablamos sobre el partido o la gestión, porque el partido no gestiona y no gobierna. El gobierno es una persona pública, es para todos los uruguayos, y el partido no”, enfatizó.

"Estoy convencido de que hay que fortalecer a los partidos y uno de los riesgo cuando son los de gobierno, es que el gobierno se termine tragando al partido. La función del partido no es cogobernar pero sí discutir políticamente”, agregó.

Cuando el Frente Amplio (FA) fue gobierno por primera vez, Jorge Brovetto era el presidente de la coalición de izquierda y también ministro de Educación y Cultura. Miranda recordó que por ese entonces parecía que la Mesa Política frenteamplista sesionaba en el Edificio Libertad y luego en la Torre Ejecutiva. “Los liderazgos políticos de primera línea del FA estaban todos en el gabinete: Danilo Astori, José Mujica, Reinaldo Gargano, Brovetto”, mencionó Miranda. 



El segundo gobierno de izquierda tuvo alguna diferencia a nivel institucional y Brovetto se mantuvo, pero ya sin un cargo en el gobierno. Luego fue el turno de la socialista Mónica Xavier, electa en las primeras elecciones presidenciales del FA y que debió renunciar a su cargo como senadora. Finalmente, en 2015 terminó renunciando como presidenta y volvió a ocupar una banca en el Senado. Miranda asumió en setiembre de 2016, con más de 30% de los votos y también con un cargo full time

La mayor diferencia entre las últimas presidencias frenteamplista y las primeras tiene que ver que líderes y jerarcas del partido como institución no coinciden. Y eso es algo que ocurre en casi todos los partidos, con excepción del Partido Independiente. El rol de Miranda supo ser ocupado por Líber Seregni, el de Peña por Julio María Sanguinetti y el de Argimón por Luis Alberto Lacalle. Históricamente los presidentes de los partidos eran líderes tanto para la dirigencia como para la militancia, pero eso pasó a ser la excepción. 

"Hay un reconocimiento a la función de los partidos, porque todos hacemos a la estructura democrática del país", Javier Miranda, presidente del Frente Amplio. 
 

Para Peña, ese cambio representa un problema. “Siempre prefiero que el secretario general, que es la autoridad institucional máxima del partido, coincida con el liderazgo político. Eso fortalece a los partidos y es un respaldo a la institucionalidad. Por ejemplo, cuando el partido se expresa sobre un tema particular se expresan el partido y sus líderes. Si ambos coinciden eso potencia la postura partidaria, no quiere decir que la institucionalidad no exista de otro modo”, indicó. 

En ese sentido, el politólogo y director de Factum, Eduardo Bottinelli, señaló que “no existe un modelo del rol de la Presidencia de los partidos, porque depende de cada momento histórico”.

“En el FA no tienen un presidente de la República con liderazgo partidario pero tampoco lo está teniendo el presidente del partido. Y de lado de la oposición, depende de la función que se le asigne al cargo. No es lo mismo el secretario general del Partido Colorado hoy que antes. Actualmente tiene cuestiones fundamentalmente organizativas y hubo momentos con una función más política.  A veces los acuerdos entre partidos son de candidatos o líderes y ahí pierde peso el presidente del partido”, dijo al ser consultado por El Observador. Mieres, en tanto, reconoció que la triple función partidaria por momentos le juega en contra por lo que cree que en breve deberán cambiar las autoridades, o al menos plantear esa discusión. 

Los negociadores

A Beatriz Argimón le tocó asumir como la primera presidenta mujer de su colectivo político cuando varios de los actuales precandidatos que competirán en la interna blanca de junio de 2019 ya habían formalizado sus candidaturas. Por eso, su rol comenzó a centrarse en buscar la unidad y que la idea de que las peleas internas pasara a un segundo plano. Para eso, la negociación y la búsqueda de acuerdos pasó a ser central. 



En medio de esa tarea, Argimón se planteó una modernización del partido, sin perder “los valores, la esencia pero transitando un camino fundamentalmente en la utilización de nuevas herramientas tecnológicas para llegar a un mensaje de aggiornamiento de la estructura partidaria”.

“El Directorio del PN está en un momento de quiebre, porque hay que ser muy cuidadosos de lo que significa la transversalidad intergeneracional y a su vez mantener determinados principios bien marcados”, sostuvo. 

Miranda convive con la palabra "negociación", aunque es reacio a admitir que esa sea su principal tarea. “¿Qué hace el presidente del FA? Es la cara visible del partido como coalición, movimiento. Y la coalición se define como un conjunto de sectores de la izquierda  uruguaya donde cada sector mantiene su independencia. Lo que nos diferencia de las coaliciones de partidos es que tenemos un programa común”, dijo. 

"Nos importa mucho la institucionalidad democrática, generar reglas del juego firmes y estables", Pablo Mieres, presidente y líder del Partido Independiente 
 

Para Miranda hay “una imagen de la Presidencia de que es difícil articular todas las diferencias del FA, que lleva a una caricatura de agrandamiento de esas dificultades”.

“El presidente no solo articula las diferencias. El FA tiene una estructura donde el movimiento también es fundamental, entonces es cierto que la articulación hacia la interna es fundamental. Pero no es la única tarea”, remarcó. 

Conforme pasan los meses, los partidos comienzan a pensar cada vez más en las elecciones y el rol de los presidentes varía. En primer lugar, el protagonismo pasa totalmente a los precandidatos. “Sin duda la centralidad la empiezan a ocupar los candidatos, pero la función de la Presidencia ahí es mantener el diálogo con todos, seguir articulando y también hacerlo con los demás partidos”, dijo Miranda. 



En el caso de Peña, no solo le toca esa articulación con los de afuera y los de adentro sino que, al mismo tiempo, es una de las caras políticas del precandidato Ernesto Talvi. Por eso, es probable que a fin de año abandone su cargo como secretario general, que debe además compatibilizar con el de diputado. Argimón, en tanto, si bien integra las filas de Luis Lacalle Pou, seguirá en su cargo para continuar con ese objetivo de búsqueda de la cohesión partidaria, que entiende vital para la suerte futura de su colectividad. Mieres, por su parte, seguirá con su triple función, pero con la idea en mente de que es tiempo de un recambio interno.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...