Cargando...
Hay una intención de siembra de 200 mil hectáreas de cebada.

Agro > ZAFRA 2022/23

Prevén récord de siembra de cebada y comenzará a funcionar una microcervecería

La Mesa Nacional de Entidades de Cebada Cervecera proyecta alcanzar las 200.000 hectáreas de cebada y mejorar condiciones del cultivo 

Tiempo de lectura: -'

06 de junio de 2022 a las 12:39

La Mesa Nacional de Entidades de Cebada Cervecera se planteó un desafío para esta zafra: aumentar la siembra y alcanzar las 200 mil hectáreas, una cifra récord para la Mesa, informó a El Observador Blanca Gómez, investigadora de Fundación Latitud y coordinadora de la entidad. 

En 2021 se sembraron 185 mil hectáreas de ese cultivo en todo el país, 12% más que en la campaña anterior, en la que fueron 165 mil, según datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Tras un rendimiento récord de 4.500 kilos por hectárea en la zafra pasada, las malterías prevén aumentar su producción para este año, resaltó Gómez.

Los precios de la cebada cervecera también han acompañado al resto de los granos y la referencia del mercado se ubica hoy muy próxima a los US$ 400 por tonelada, un valor histórico para el sector. 

En la campaña anterior, si bien el rendimiento fue bueno, la calidad no tanto, ya que hubo problemas debido a la seca y a un golpe de calor, detalló la coordinadora. Pese a eso, la productividad superó al promedio que venía dándose en los últimos años, de 3.500 kilos por hectárea.

La base de la cerveza

La cebada cervecera malteada (malta) es el principal cereal utilizado para elaborar cerveza. La cebada cervecera se siembra en contrato con las malterías, que en su mayoría (95%) exportan la producción luego de la industrialización del grano; el 5% restante se utiliza en el mercado nacional para la Fábrica Nacional de Cervezas (FNC) y también para la producción de semillas.

Opypa informó que en la zafra pasada el 74% del volumen total exportado fue a Brasil, un mercado con predominio habitual. El segundo destino fue Paraguay, con 15% de la exportación, y Bolivia el tercero, con 5%.

En el ranking mundial de exportadores de malta, Uruguay se encuentra en el puesto número seis, destacó Gómez, quien aseguró que el país tiene “una muy buena calidad”. Los principales exportadores de esta producción son la Unión Europea, Australia, Argentina, Canadá y China; después de Uruguay se encuentran Estados Unidos, Rusia y Ucrania.

Las empresas Cympay, Maltería Oriental SA y Maltería Uruguay, integran la Mesa junto con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Laboratorio Tecnológico Uruguayo (LATU), el Instituto Nacional de Semillas (Inase), la Facultad de Agronomía (Fagro) y la Fundación Latitud; en este ámbito desarrollan investigación en mejoramiento del cultivo, fisiología, manejo de cultivos y calidad. Este 2022 el grupo cumple 30 años de trabajo.

El 95% de la malta que se produce en Uruguay se exporta.

Una micromaltería en Montevideo

Desde que la Mesa se creó, sus objetivos se orientaron a investigar cómo mejorar la cebada cervecera uruguaya, en línea con ese objetivo, se le planteó al LATU tener una micromaltería para analizar la calidad de malta nacional. En esa micromaltería –ubicada en Montevideo, en el departamento de Cereales, oleaginosos y productos derivados del LATU– se recrea el proceso de malteo, en el que se hace una germinación bajo condiciones controladas (se humedece, germina y se seca la cebada).

 “El diferencial del cultivo de cebada con otros granos es que hay que tratarlo como una semilla, hay que volverlo a germinar. A la semilla de cebada hay que cuidarla mucho porque si no germina en el malteo no tiene buena calidad”, comentó la investigadora.

En ese laboratorio se hace el proceso industrial a pequeña escala, las variedades que resaltan por calidad “son las buenas, y las que siguen”; con esas las empresas pueden elegir cuáles utilizar y qué programa usar para que cada variedad muestre su potencial.

“En el mejoramiento genético se trabaja con miles de cultivares, lo más difícil es elegir con cuáles se sigue y con cuáles no”, mencionó.

Micromaltería del LATU.

Probar cerveza en la facultad

La Mesa tiene un nuevo proyecto: elaborar cerveza de los cultivares que llegan hasta las últimas etapas para conocer su perfil productivo y para eso trabajarán con una microcervecería de la Universidad Católica. Para llevar adelante esa iniciativa, los investigadores trabajarán con la Facultad de Química de la Universidad de la República (Udelar), que tiene un panel sensorial específico para cervezas.

Ese proyecto forma parte de las investigaciones que lleva adelante la Mesa. En los últimos años, las malterías integrantes de la mesa han volcado alrededor de US$ 55 mil por año para investigación, además, las instituciones también aportan fondos.

“La inyección de dinero para investigación es muy importante, porque permite mantener equipos a largo plazo y poder sostener la investigación”, comentó Gómez. Según la investigadora, los procesos de estudio son muy largos, por ejemplo, para lanzar un nuevo cultivar se necesitan 10 años de estudio.

La micromaltería se encuentra en el departamento de Cereales, oleaginosos y productos derivados del LATU.

Campos investigativos

Lo que más se ha investigado en la Mesa son los tiempos de siembra, donde rinden mejor los cultivos y la calidad maltera; también se analizó la fertilización nitrogenada (se vio cómo afecta en el nivel de proteína de la malta y la cebada la aplicación de nitrógeno en diferentes momentos del cultivo).

El área destinada a investigación por la Mesa son 50 hectáreas, que se dividen en campos experimentales ubicados en seis localidades del país, ubicados en el litoral y el centro del país. Cada campo está a cargo de un miembro de la Mesa. En esos predios se trabaja con variedades nacionales (que son las más adaptadas) y también con importadas, principalmente de Alemania y Dakota del Norte. La evaluación de un cultivar lleva tres años antes de que este se comience a utilizar comercialmente.

Según explicó Gómez, un cultivar luego de 10 años comienza a quebrar la resistencia a las enfermedades y por eso hay que ir cambiando, es por eso que es necesaria la investigación y el desarrollo de nuevas variedades, además, las exigencias de los mercados cambian y aumentan, añadió.

Desafíos

Los principales desafíos en la mira de la Mesa son cómo adoptar más rápido los cultivares que van saliendo y cómo cumplir con las exigencias de los mercados internacionales.

Actualmente, lo que más piden los mercados son extractos finos y altos (un parámetro de calidad de malta que dice el rendimiento en litros de cerveza que se tendrá); un buen nivel enzimático y bajos niveles de betaglucano (polímeros que tienen que ser bajos para que no se tapen los filtros de las cervecerías). Por otro lado, en el campo se demanda un buen rendimiento y sanidad, comentó Gómez.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...